Campaña de sensibilización

Tan fácil como llamarme por mi nombre

13 de junio de 2019.

Por Roberto Pérez Abella

Madrid | Sociedad | Sexualidades | Transfobia | Campañas



Las personas trans retrasan sus citas médicas para evitar la discriminación que sienten en consulta


Madrid, 12 junio. 19. AmecoPress. – La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado este miércoles en la sede de Médicos del Mundo y en colaboración con los mismos, una encuesta realizada a una muestra de personas trans dentro de España y en la que se vislumbra como casi un 50% se sienten discriminadas cuando acuden a una cita médica del Sistema Nacional de Salud (SNS). La intención con este informe es la de lograr que se modifique la regulación estatal a fin de proteger los derechos de este colectivo y poder establecer unos protocolos que subsanen la falta de formación dentro del personal sanitario.

La presentación del informe ha corrido a manos de: Inmaculada Amador, psicóloga de Médicos del Mundo; Sara Collado, la responsable de proyectos de salud de FELGTB; ‘Vicky’, representante del colectivo dentro de los pueblos migrantes; Rubén, representante de la comunidad bisexual dentro de la Comunidad de Madrid y Lorenzo González, secretario de organización de FELGTB.

El sondeo, que se realizó entre una muestra que no llega a ser representativa, sesenta y nueve participantes de entre catorce y sesenta años, ofrece datos significativos sobre los obstáculos que estas personas afrontan cuando requieren atención sanitaria. El 20% de las personas trans anula sus compromisos médicos por miedo a que no se las llame por su nombre sentido. Este es el nombre con el que las personas de este colectivo se sienten identificadas y el que usan en su día a día. Vicky cuestiona la falta de empatía que demuestran muchos profesionales cuando “podrían cambiarlo en la base de datos con un asterisco o poniéndolo entre paréntesis y no les da la gana hacerlo porque no están obligados”.

El 16 % prefiere evitar que se las falte al respeto y un 14% por temor a mostrarse como persona trans en la consulta. Además, un 70% mayoritario admite que nunca habían hablado del VIH y otras enfermedades sexuales con los profesionales sanitarios. Sara Collado ha informado que la mitad de las personas encuestadas han sufrido trato discriminatorio en el SNS alguna vez y que un 16% lo sufre casi siempre que acude a una consulta médica.

La presión a la que se han visto sometidas muchas de estas personas por realizar la hormonación obligatoria para acceder a los tratamientos de cirugía asciende a un 40% de las encuestadas según el estudio. Mientras que casi el 30% admiten no ir al médico por que no se sienten bien atendidas o bien porque el trato les hace sentir incómodas. “Muchos integrantes del colectivo no son binarios y se le intenta obligar muchas veces a elegir entre una cosa u otra, cuando no se sienten ninguna de ellas” insiste Vicky.

Rubén ha incidido en la dificultad que alberga el protocolo de la ley de 2016 que regula el acceso a este tipo de ayudas, donde se te exige una serie de requisitos para obtenerlas. Destaca la necesidad de ser mayor de edad, de nacionalidad española, con dos años de tratamiento hormonal y lo más importante: un informe de disforia de género del área de psiquiatría que certifique tu orientación sexual. Rubén cree que “el bienestar sanitario no debería depender de la persona que te está atendiendo” y es que el sondeo muestra como un 75% de las encuestadas considera que el personal sanitario tiene muy poco conocimiento sobre la realidad de las personas trans.

Las principales reivindicaciones a las que aspiran con este estudio es a la despatologización, al derecho de autodeterminación y a la modificación de la ley 3 de 2017 que exige los requisitos expuestos con anterioridad. Lorenzo González defiende la creación de una ley estatal lgtb que se aplique a todo el territorio y no sólo dependa de aquellas comunidades autónomas que han decido aceptarla. “Necesitamos una ley estatal que garantice este derecho, así como la correcta atención sanitaria a estas personas”, apunta González.

Para acercar esta realidad a la comunidad sanitaria se ha creado la campaña ‘Manual de Instrucciones’ que trata de visibilizar estas situaciones que se dan en los centros de salud y como se pueden solventar por parte del personal sanitario. Muchas veces, “evitar o reducir las discriminaciones en este ámbito, es tan fácil como dirigirse a la persona por el nombre que con el que se identifica”, aclara Lorenzo.

Foto: Archivo AmecoPress.
— -
Sociedad – Sexualidad – Transfobia
12 junio. 19. AmecoPress