Federación de Mujeres Progresistas

La FMP publica su estudio “Feminización de la supervivencia y prostitución ocasional”

18 de diciembre de 2018.

Por Lidia López González

Feminismo | Prostitución | Sociedad | Madrid | Mujeres inmigrantes | Las jóvenes | Pobreza y género | Derechos humanos | Estudios de genero | Voces de mujeres



"Todas las mujeres entrevistadas manifestaron que abandonarían la prostitución si encontrasen un trabajo que les proporcione ingresos"


Madrid, 18 dic. 18. AmecoPress.- La Federación de Mujeres Progresistas (FMP) ha presentado el estudio "Feminización de la supervivencia y prostitución ocasional", con el objetivo de visibilizar la situación que atraviesan las mujeres que, en búsqueda activa de empleo, se prostituyen de forma ocasional para obtener ingresos.

El estudio, financiado por la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, afirma que el género es el principal factor que conduce a la prostitución ocasional, junto a la clase social, el riesgo de pobreza, la situación administrativa, la raza o la ausencia de redes de apoyo. Además demuestra que "todas las mujeres entrevistadas manifestaron que abandonarían la prostitución si encontrasen un trabajo que les proporcione ingresos".

Yolanda Besteiro de la Fuente, Presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, cuenta que el proyecto partió del área de Empleo y Formación de la FMP, quienes detectaron "casos de mujeres que acuden a sesiones de orientación laboral y que, mientras buscan empleo, son prostituidas de forma ocasional para obtener ingresos necesarios para la supervivencia. Una forma de prostitución que tiene carácter ocasional, más difícil de ser identificada y de la que apenas encontramos investigaciones o información al respecto".

La prostitución es un fenómeno complejo que debe ser analizado contemplando diferentes factores y teniendo siempre presente que tiene sus raíces en la desigualdad estructural de género y en las distintas discriminaciones que posicionan a unas mujeres en situación de mayor vulnerabilidad social y que pueden verse abocadas a ser prostitutidas.

En este estudio, se aborda la prostitución ocasional "para arrojar luz a esta dimensión de la dominación masculina y las relaciones patriarcales en que se sustenta. Se trata de un tipo de violencia sexual contra las mujeres, enmascarado por el hecho generar una “remuneración” a la mujer. Queremos destacar que la mercantilización del cuerpo de las mujeres conlleva una perpetuación de la desigualdad social", afirma Yolanda Besteiro.

Siendo evidente que hemos avanzado hacia sociedades más igualitarias que en épocas precedentes, a día de hoy se siguen reproduciendo fuertes desigualdades que posicionan a las mujeres en una situación de mayor exposición frente a la pobreza y la exclusión social, es decir, el género es un factor clave que puede generar una mayor vulnerabilidad socioeconómica. De esta manera, "ser mujer asociado a otros factores como edad, discapacidad, responsabilidades familiares, ser migrante o el nivel educativo, entre otros, limita su acceso al empleo y la calidad de los empleos a los que acceden es peor".

Daños y riesgos para la salud biopsicosocial de las mujeres prostituidas

El estudio, que define la prostitución como una forma de violencia contra las mujeres, profundiza en los malestares, daños y riesgos para la salud biopsicosocial de las mujeres que provoca.

  • Agresiones y riesgo a sufrir violencia por parte de los hombres que demandan prostitución. Según los estudios realizados por Melissa Farley, el 81% de las mujeres afirma haber sido amenazada en la prostitución, el 68% ha sido amenazada con un arma y el 73% agredida físicamente; el 62% contestó haber sido violada en prostitución, de ellas 46% contestó haber sido violada más de cinco veces.
  • La salud sexual y reproductiva también se ve afectada por la prostitución, muchas mujeres manifiestan problemas para experimentar su propio deseo sexual.
  • Están expuestas al riesgo de infección de VIH y otras ITS.
  • La salud mental se puede ver afectada de diferentes formas: trastorno por estrés postraumático, ansiedad, depresión, y algunos estudios estiman que el número de mujeres prostituidas que se ha planteado o ha llegado a suicidarse es significativamente mayor que la media de mujeres de la población en general.

Por ello, el informe califica de indispensable que se pongan en marcha políticas públicas "que contribuyan a prevenir las situaciones de riesgo de entrada en prostitución, y para las mujeres que están siendo prostituidas que se lleven a cabo medidas que garanticen su salida y la atención integral que garantice su recuperación y restitución".

En este sentido, recomienda a los servicios de empleo incorporar la perspectiva de género, fomentar una atención integral, diseñar herramientas de diagnóstico o poner en marcha protocolos "para actuar cuando se detecten casos". Siempre con la mirada puesta en la necesidad de "salir del enfoque de atención al colectivo de mujeres en prostitución" puesto que, según cita el informe, las mujeres que ejercen prostitución esporádica no suelen acudir a los servicios especializados y no se suelen reconocer como prostitutas.

Foto: Archivo AmecoPress.

Sociedad - Voces de mujeres - Feminismo - Estudios de genero - Prostitución - Las jóvenes - Mujeres inmigrantes - Pobreza y género - Derechos humanos. 18 dic. 18. AmecoPress.