Misoginia

La reiterada vulneración del derecho al propio cuerpo, una reivindicación básica y elemental de la lucha feminista, es el origen de este crimen de lesa humanidad que emparenta nuestro pasado con nuestro presente

Vientres robados

¿Dónde están las feministas?