Igualdad en el Día Internacional de las Mujeres Rurales

Las mujeres rurales son las guardianas de la tierra y la biodiversidad

17 de octubre de 2019.

Por Carolina Domínguez González-Besada

Economía | Madrid | Situación social de las mujeres | Mujeres rurales | Género y desarrollo



«Si queremos solucionar todos los problemas de despoblación, apóyennos y entonces volveremos pero, ¡ojo! Lo haremos como pobladoras, no como progenitoras»


Madrid, 16 oct. 19. AmecoPress.- El Día Internacional de las Mujeres Rurales tuvo su mayor altavoz en la Jornada «Construyendo un futuro sostenible para el medio rural» organizada por la Asociación Fademur y celebrada en la sede central de UGT en Madrid el pasado 15 de octubre. Desde las diez de la mañana la sede de la Unión General de Trabajadores se ha llenado de cientos de mujeres llegadas desde muchos rincones de España para luchar por una igualdad real para todas las mujeres rurales.

Fademur es una asociación de mujeres que lleva 16 años luchando por conseguir la igualdad de oportunidades para todas las mujeres rurales. Nació con el objetivo de reforzar el trabajo que vienen desarrollando las asociaciones de mujeres rurales que la integran. Son conscientes de que la unidad hace la fuerza, y que cuantas más alcen la voz, más lejos llegarán sus reivindicaciones con las que conseguir más derechos para ellas y para todas las que consideran lo rural su modo de vida.

Su presidenta, Teresa López, recordó lo especial que es este día para Fademur, lo que les ha costado llegar hasta aquí pero, sobre todo, lo mucho que han avanzado desde que comenzaron. «En el caso de las mujeres rurales es necesario que se conozca que somos muchas pero vivimos muy dispersas, que asumimos demasiadas funciones, por la incomparecencia de los servicios públicos y privados, no por libre elección sino por obligación y que tenemos dificultades añadidas para incorporarnos a la actividad económica formal por falta de oportunidades. Todo eso se tiene que saber, se tiene que visibilizar y es necesario para actuar y ponernos en marcha. Mientras se sigan dando estas circunstancias, lo que tenemos claro es que, Fademur va a seguir existiendo».

«A mí no me gusta que digan que soy de la España deprimida, porque yo no estoy deprimida»

Las desigualdades para las mujeres en el entorno rural siempre han sido más acusadas suponiendo una dificultad añadida para todas aquellas que han decidido vivir en un pueblo y no tomar un camino urbano. Desde Fademur exigen la misma igualdad y progreso que se dan en las ciudades, así como una igualdad real en su trabajo en las explotaciones agrícolas y ganaderas, y en el resto de actividades industriales. Teresa López también quiso que quedara claro que las mujeres rurales no son bichos raros y que no hay que hablar de ellas de manera compasiva, recordando para ello varios eslóganes que la organización ha utilizado para darle fuerza a sus reclamaciones: «A mí no me gusta que digan que soy de la España deprimida, porque yo no estoy deprimida»; «No existe la mujer rural somos muchas, nosotras no somos el lince ibérico que está en peligro de extinción. Somos mujeres rurales en plural, muchas diversas y organizadas».

Uno de los momentos más emotivos de la Jornada llegó cuando las representantes de Fademur de las diferentes Comunidades Autónomas subieron al escenario a exponer sus reclamaciones y exigencias desde cada una de sus diferentes visiones. Comenzaron destacando el lugar del que procedían y con voz alta y clara describieron sus reclamaciones de igualdad una por una:

Conseguir la primera Pac con perspectiva de género

«Desde la España vaciada de Aragón: Hemos venido a recordarnos que la España rural está vacía, sobre todo de mujeres. Lo que no nos cuentan es que antes se vació de oportunidades, eso no nos lo cuentan, ni que está vacío de derechos para nosotras. No nos fuimos, nos echaron. Así que si queremos solucionar todos los problemas de despoblación, apóyennos y entonces volveremos pero, ¡ojo! Lo haremos como pobladoras, no como progenitoras».

«Desde la región de Murcia: las mujeres que trabajamos en el campo sufrimos lo mismo que nuestros compañeros, nos imponen los precios que recibimos por nuestro alimento, queremos ser las verdaderas dueñas de nuestros productos, poder negociar sobre el precio de venta, queremos justicia para las agricultoras y ganaderas, nosotras somos las que creamos los alimentos y no vamos a permitir que las que viven en las zonas urbanas les pongan el precio a nuestro trabajo porque creamos los alimentos de las zonas rurales y urbanas. Queremos justicia con las agricultoras y las ganaderas».

«Buenos días desde La Rioja os saludamos:…Las mujeres rurales somos y seguiremos siendo las guardianas de la biodiversidad, de la tierra, los animales y de los alimentos. Reclamamos que se nos impulse en este papel y os garantizamos la sostenibilidad y el futuro de todas las personas».

«Desde la Asturias rural todas las mujeres celebran este día con nosotras y lo hacemos pidiendo…Una Pac feminista que atienda y entienda a las mujeres rurales. Necesitamos hacer historia y conseguir la primera Pac con perspectiva de género».

Durante todas las intervenciones quedó clara su posición feminista y un año más destacó el coraje de cada una de ellas para lograr que el mundo rural llegue cuanto antes a ser un mundo igualitario. Teresa López también quiso dedicar unas palabras a la intensidad con la que luchan desde Fademur, para conseguir ese objetivo lo más pronto posible, haciendo referencia a un discurso en concreto: «Quiero recordar las palabras de secretario general de la ONU que hablaba de que a este ritmo las nietas de sus nietas son las que verán la igualdad. Compañeras tenemos que imprimir ritmo. Porque sí lo verán las nietas de sus nietas, siempre y cuando sigamos a este ritmo. Pero ya sabéis que hay muchos enemigos de la igualdad que se organizan y que amenazan constantemente con recortar los derechos que hemos conquistado y eso no lo podemos permitir».

Al acto también asistió la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo quién siempre ha estado muy implicada en todas las iniciativas y reivindicaciones de Fademur. Este año, una vez más, Calvo quiso acudir a la cita del Día de Internacional de las Mujeres Rurales, acto al cual intenta no faltar nunca. Durante su discurso habló de lo identificada que se siente con esta organización y la admiración que le hacen sentir: «Por eso yo quiero siempre felicitaros, pero más allá de felicitaros en vuestros 16 años, agradeceros. Agradecer que hace 16 años dierais un paso al frente con una de las virtudes que más me gustan a mí de la naturaleza humana, que es la valentía»…«Solo se vive de verdad cuando se está en el atrevimiento»… «Por eso me siento tan parte de vosotras. Yo soy una mujer que nació en un pueblo y que cuando está allí siente que está mucho más completa que en ningún sitio y que por eso os agradezco la red inmensa que sois ahora mismo Fademur».

Además la vicepresidenta quiso hacer hincapié en el machismo aún muy presente en el mundo rural, contra el que evidentemente queda mucha lucha por librar para todas sus mujeres, queriendo destacar que son ellas las que más valor dan a todo lo rural. Para ello citó a la feminista Simone de Beauvoir la cual una vez dijo que «lo pequeño es grande» y desde estas palabras les recordó la grandeza de todo lo que están consiguiendo. «Si alguien desde una conciencia vetusta y anquilosada piensa que el mundo rural, como hace décadas se pensaba, era el mundo que no avanzaba y que no veía el futuro se puede estar equivocando…el futuro puede estar más ahí: en lo pequeño grande»… «Las cosas que ocurren en el mundo rural tienen que ver con la masculinización constante de lugares donde desaparecen las mujeres porque las mujeres jóvenes se van, un espacio donde no se hacen políticas finas para fijar en el territorio las posibilidades de las mujeres que son las que se atreven a innovar en el territorio rural mucho más que nadie».

Durante el evento se presentó una novedad que acaba de implantar Fademur. El programa Talent-A. De la mano de la presidenta y de María Torné, presidenta de Corteva describieron las muchas ventajas que esta nueva iniciativa le va a facilitar la vida a todas las mujeres rurales. Este programa es pionera en nuestro país y se ha implementado tras la firma de un convenio de colaboración entre ambas entidades. Su finalidad es capacitar a mujeres del sector agrícola que necesiten ayuda para poner en marcha sus proyectos innovadores. Corteva y Fademur seleccionarán aquellos que estén en fase inicial, y dotarán a las participantes de formación y subvenciones para que estos sean posibles. Es una ayuda económica y formativa para todas las que lo necesiten.

«Eso de las nietas de las nietas lo tenemos que recortar sin duda»

Y es que son mujeres como ellas, mujeres como Teresa López y todas las asociadas de Fademur, las que con su tesón y lucha consiguen que día a día en el mundo haya un poco más de igualdad para todas. Es admirable todo el camino que llevan recorrido cada una de las mujeres que esta semana acudieron a esta jornada tan reivindicativa y llena de sentido. El entorno rural y los pueblos de España son los que conservan la biodiversidad, son ellas las que realmente cuidan el medioambiente día a día. Hay que darles las oportunidades que merecen y recompensar todo el trabajo que estas mujeres rurales realizan cada día para que esta organización consiga cuanto antes una igualdad para todas ellas. «Si algo tenemos claro es que a nuestras mayores no les fallamos, pero a nuestras pequeñas que vienen detrás tampoco. Enhorabuena por lo conseguido y ya sabéis, a imprimir ritmo, porque eso de las nietas de las nietas serán las que verán la verdadera igualdad, lo tenemos que recortar sin duda». Con estas palabras Teresa López terminaba su discurso, dejando claro que a Fademur aún le queda mucha guerra que dar.

Foto: Archivo AmecoPress.

Economía – Mujeres rurales – Situación social de las mujeres – Género y desarrollo. 16 oct. 19. AmecoPress.