La paridad pierde tras el 10N

12 de noviembre de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Política | Política y género | Paridad



España deja de tener el Congreso más paritario de Europa


Madrid, 12 nov. 2019. AmecoPress.- Las movilizaciones feministas de los últimos 8 de marzo hicieron imposible que alguien se escabullera del debate sobre la igualdad. Los destellos de este avance feminista llegaron a la política institucional: un Consejo con más ministras que en toda la historia de nuestra democracia y la composición de un Congreso que se acercó bastante a la paridad. Pero en esta legislatura, la decimocuarta, nos volvemos a alejar de ella: la presencia de las mujeres en el Congreso desciende un 8 por ciento tras los resultados arrojados por las urnas el 10N. El auge de Vox, tercera fuerza política, influye también en esta pérdida de igualdad: el 73 por ciento de sus 52 escaños los ocuparán hombres.

La subida de Vox, que se siente obligado a cumplir la Ley de Igualdad (lo mínimo que se le exige) y no cree en las listas paritarias, rebaja el número de diputadas. De algún modo el partido de ultraderecha es, de este modo, consecuente con el ataque sistemático que realiza contra los derechos de las mujeres, tanto en las medidas que defiende como en las actitudes misóginas que exhiben sus representantes, incluyendo sus mujeres.

Así el Congreso español deja de ser el más paritario de Europa, lugar alcanzado tras las elecciones de abril de 2019. En ese momento, el porcentaje de mujeres se situó en el máximo histórico del 47,4 por ciento, con 166 parlamentarias.

La Ley de Igualdad, aprobada en 2007, obliga a una representación equilibrada en política -al menos un 40 por ciento de cada género por tramos de cinco candidatos y candidatas-. Quienes deciden mejoran este compromiso utilizan las llamadas listas cremallera, que alternan un hombre y una mujer. La legislación no permite que ningún sexo supere el 60 por ciento, pero tampoco delimita quiénes tienen que ocupar los primeros puestos, una cuestión clave que se traduce en la composición del Parlamento en el caso de las elecciones nacionales y en la representatividad en las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos en el caso de las elecciones autonómicas y locales.

El caso de Vox es evidente: apenas una de cada cuatro representantes que entran en el Congreso son mujeres. Pero también quedan lejos de la paridad el grupo del PNV -5 hombres y dos mujeres- y Junts per Cat -5 hombres y 3 mujeres-. EH Bildu y el PP cumplen por los pelos. Ciudadanos, Psoe, Unidas Podemos y Esquerra están en el 50 por ciento o por encima. Dentro del futuro grupo mixto, la CUP y Coalición Canaria aportarán cada uno un diputado y una diputada; el BNG, el PRC y Teruel Existe entran en el Congreso cada uno con un diputado (hombre). UPN tendrá dos diputados y Más País dos diputados y una diputada.

Foto: archivo AmecoPress

Política – Política y género – Paridad. 12 noviembre. 19. AmecoPress