Encuentro con Inmaculada Montalbán, presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género

La implicación del entorno de las víctimas de violencia machista sigue siendo “muy limitada”

16 de febrero de 2012.

Por Gloria López

Madrid | Estado Español | Tercera edad | Violencia de género | Maltratos | Legislación y género | Instituciones de igualdad





Madrid, 16 feb (12). AmecoPress. La violencia tiene indicadores. A menudo son reconocidos por el entorno de las mujeres que la padecen, pero todavía son pocas las personas las que se comprometen y ayudan a la mujer maltratada. La implicación del entorno de las víctimas de la violencia machista siempre ha sido “muy limitado” y además, lejos de aumentar, muestra una tendencia a la baja. Lo destacaba ayer Inmaculada Montalbán, presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, en un encuentro con periodistas, en el que participó AmecoPress.

Los informes que realiza el Observatorio buscan diagnosticar para mejorar la respuesta judicial y la aplicación de la Ley de Violencia de Género. Sirven para desmontar “falsos mitos que justifican la violencia y contribuyen a su mantenimiento”, como aquellos que defienden que entre las causas de la violencia machista está el abuso del alcohol, las drogas o los trastornos mentales, o que existen denuncias falsas por parte de las mujeres. Y permiten observar conductas de un modo preciso, de las mujeres maltratadas y su entorno, de las instituciones y de la ciudadanía en general.

Así, las estadísticas, que recogen quien interpone las denuncias, muestran que las formas más usuales de inicio de los procedimientos penales ha sido por “atestado policial”, seguido de las denuncias presentadas directamente por la víctima y los parte de lesiones. En el año 2009, solo el 1,39 por ciento de las denuncias presentadas fueron realizadas por familiares. En 2010, este porcentaje alcanzó el 1,62 por ciento. Entre enero y septiembre de 2011 se registraron 102.261 denuncias, de ellas 1171 fueron presentadas por familiares, el 1,15 por ciento.

Esta actitud de los y las familiares se observa también en los casos de feminicidios, ya que, como se recoge en el informe de víctimas mortales 2010, de cuatro procedimientos en los que se recabó el testimonio de familiares, testigos de los hechos, solo en dos las hijas del agresor declararon.

Víctimas mayores de 56 años

En la cita de ayer, el Observatorio quiso alertar sobre el comportamiento observado en las víctimas de violencia de género mayores de 56 años. Estas mujeres no denuncian su situación, como demuestran los datos de los últimos tres años, en los que sólo una de las fallecidas que rebasaba esta edad había acudido a la justicia.

En concreto, en el año 2009 fueron asesinadas por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación sentimental un total de 9 mujeres mayores de 56 años y ninguna de ellas había presentado denuncia previa por maltrato. En 2010, fueron diez las víctimas mayores de 56 años y tampoco ninguna denunció, ya que la fallecida que tenía más edad había cumplido justo esta edad.

El año pasado se produjo una única denuncia entre las diez fallecidas que rebasaban los 56 y en lo que va de 2012, ninguna de las ocho mujeres asesinadas, ni mayor ni menor de esta edad, había acudido previamente a la justicia, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta tendencia no sólo se observa en los casos de asesinato, ya que la recopilación de denuncias por violencia de género que realiza trimestralmente el Observatorio revela que el grupo más pequeño es el de las presentadas por mayores de 56, mientras que las más numerosas son las impulsadas por mujeres de entre 26 y 35, y de entre 36 y 45. La media está en los 41,5 años.

 En el encuentro, Montalbán destacó entre las causas de esta tendencia “el aislamiento” en el que se encuentran estas mujeres cuando llegan a esa edad y abogó por medidas específicas dirigidas a este sector de la población.

Instrumentos

La presidenta del Observatorio valoró positivamente el encuentro mantenido con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, el pasado lunes, en el que estuvieron presentes representantes de los Ministerios de Justicia, Interior, Hacienda y Administraciones Públicas y de Educación, Cultura y Deportes, del CGPJ, la Fiscalía, las comunidades autónomas y los ayuntamientos, junto a las organizaciones de mujeres, y personas expertas en el estudio de la violencia contra las mujeres, ya que “parece que no hay intención de tocar la legislación actual en esta materia por parte del Gobierno y eso es lo que corresponde en este momento”.

Como es habitual, Montalbán alertó sobre la gran bolsa de maltrato que no termina de emerger –una estimación de unas 400.000 mujeres en España que sufren malos tratos en la actualidad – e insistió en la educación como “la principal vacuna frente a la violencia”. En ese sentido destacó la labor fundamental de los medios de comunicación a la hora de informar sobre la violencia y de transmitir modelos y valores, haciendo un llamado a la responsabilidad y el compromiso.

Fotos: AmecoPress

--------------------- 

Estado Español - Legislación y género - Violencia de genero - Maltratos - Tercera Edad - Instituciones de Igualdad; 16 febrero (12), AmecoPress