La Agrupación ateneísta debatirá sobre "Manadas y lobos solitarios"

19 de noviembre de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Sociedad | Voces de mujeres | Violencia sexual | Acoso sexual | Violencia de género



Una mesa redonda en la que intervendrán la historiadora Mª Isabel Pérez de Tudela Velasco; Belen Rico García, secretaria de la asociación "Marie Curie"; y Paloma Marín López, magistrada y jueza, exmiembro del observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo del Poder Judicial


Madrid, 18 nov. 19. AmecoPress.- El próximo 26 de noviembre la Agrupación ateneísta llevará a cabo una mesa redonda titulada "Manadas y lobos solitarios" en la que debatirán sobre los últimos casos de violaciones, tanto en manada como en solitario, y las consecuencias que las decisiones judiciales que se han tomado al respecto han tenido en la sociedad. Un tema que preocupa a la sociedad, pero sobre todo a las mujeres. Un problema que no viene de ahora sino que son delitos que han sucedido siempre, pero que aún hoy se están empezando a denunciar. La sesión será a las 19:00 horas en el Ateneo de Madrid.

Preocupa aún más si cabe el procedimiento judicial y, sobre todo, quienes les juzgan, les disculpan y les defienden que consiguen desvirtuar sus acciones haciendo recaer la culpabilidad sobre las víctimas. Una y otra vez se buscan absurdas justificaciones, encontrando "comportamientos inadecuados", considerando que una mujer no sufre violencia solo por ser violada, ya sea por uno o cinco energúmenos fuera de control, sino lleva impreso en el resto de su cuerpo las marcas del asalto o sino se le oye gritar desesperada. Muchas veces con estos comportamientos judiciales parece que vivimos en la época medieval y no en el siglo XXI.

¿Es posible que la violación, en solitario o en manada, siga siendo una herramienta de control femenino y por ello no se castiga con toda la contundencia que merece? Sí, es posible porque lo cierto es que una violación introduce a las mujeres a la autoenajenación (entregar a otro el dominio de sí), al miedo... Las mujeres siguen teniendo miedo a salir solas, miedo de no ajustarse a los parámetros, miedo a una sociedad injusta que en lugar de enseñar a los varones a respetar a las mujeres, impone a estas el férreo control de su cuerpo y comportamiento, coartando su libertad e interfiriendo en su libertad.

Las palabras son una herramienta que facilita ese discurso patriarcal que sigue atrapando a todas las mujeres. Ahora se anda a vueltas con el vocablo "consentimiento", que según la Academia significa exactamente "expresión de la voluntad", lógica existencia en todos aquellos momentos en que la vida no se encuentra al borde del abismo, como sucede a una mujer a punto de ser violada.

Foto: Archivo AmecoPress.

Sociedad – Violencia sexual – Violencia de género – Acoso sexual – Voces de mujeres. 18 nov. 19. AmecoPress.