Coeducación

Por una hora de mi tiempo

Los Bancos del Tiempo ofrecen una alternativa al consumismo: el trueque de habilidades en unidades temporales