Acción Protesta - Jornadas sobre "Trabajo sexual"

Cacerolada abolicionista: "Tampoco permitiríamos nunca que se dieran charlas en la universidad bajo el título "la violencia no tiene género"

12 de noviembre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Madrid | Sociedad | Comunicados | Opinión | Debates | Vientres de alquiler | Prostitución | Legislación y género | Encuentros y Jornadas | Feminismo | Educación | Violencia de género | Situación social de las mujeres | Trata





Madrid, 11 de nov. de 2019. AmecoPress. -Los datos nos llevan al podio de demanda de la prostitución: España es el tercer país más putero en Europa. La Asamblea Abolicionista de Madrid cree que estos picos del iceberg esconden algo más profundo: opresión de género. Ni prostitución, ni vientre de alquiler, ni pornografía. No están de acuerdo con que esos temas entren en la universidad. Por eso, ayer lunes, convocaron una acción de protesta en la Universidad Carlos III de Madrid, en el campus de Getafe.

En declaraciones a AmecoPress, las feministas explican que este tipo de charlas "normaliza, blanquea y legitima la mercantilización y la violencia contra las mujeres. Nunca permitiríamos tampoco que se dieran charlas en la universidad bajo el título ’la violencia no tiene género’".

Sandra Díez, portavoz de la Asamblea, cree que las feministas se sienten decepcionadas, en parte, por la posición que toman los partidos políticos al respecto. "Es improrrogable la elaboración de una ley abolicionista en un país que se ha convertido en el burdel del sur Europa".

Este lunes 11 de noviembre, en la Universidad Carlos III de Madrid, en Getafe, se celebran unas jornadas sobre "trabajo sexual". Ellas no entran, se quedan fuera: cacerolada como acción protesta. No están de acuerdo con que un ente público se haga altavoz de este tema.

El debate se remonta al pasado octubre, cuando se criticó a la Universidad de A Coruña por querer hacer otras jornadas sobre “trabajo sexual”. Las abolicionistas creen que no todo es debatible: “Ninguna institución educativa les daría la palabra a los esclavistas para disfrazar actividades que atentan contra los derechos humanos de trabajo regular o incluso empoderante para los oprimidos", explicó Irene Otero, de la Comisión de Comunicación, cuando se habló del caso gallego. Gracias a la presión de grupos abolicionistas, el congreso fue cancelado.

En un comunicado “confuso” según las abolicionistas, la Universidad de A Coruña se mostraba acorde al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, pero seguía acuñando el término ”trabajo sexual para una de las formas de violencia más extrema contra las mujeres”.

Ahora el foco de atención se traslada a Getafe y la situación es similar. Cada rama del feminismo puede pensar una cosa distinta, defender un matiz u otro. La cuestión plantea muchos escenarios, incluso dentro del propio movimiento. En este hervidero de opiniones que apoyan o no la prostitución, las abolicionistas se unen para “debatir” la conveniencia de la explotación sexual, algo que se ha interpretado como un “boicot contra la libertad de expresión".

Abolicionismo: ideas rápidas, cómo piensan
De feminismo radical, las abolicionistas acusan al patriarcado y sus formas de organización. La Asamblea la forman mujeres de todas las edades, “desde estudiantes a históricas en la lucha”, alzan juntas la voz para exigir igualdad.

Rescatan datos duros: según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, dos terceras partes de las víctimas de trata detectadas globalmente
son de sexo femenino. La mayoría de ellas –83% de las mujeres, 72% de las niñas–, están sometidas a explotación sexual y más del 80% procedentes de abusos sexuales en la infancia.

“La prostitución es una escuela de desigualdad humana en la que niñas y mujeres son violadas por dinero. Referirse a esta realidad como “trabajo” normaliza el atentado contra los derechos humanos que se comete en los campos de concentración que son los prostíbulos.

Las feministas protestaremos frente a la universidad con una cacerolada para condenar la explotación sexual, señalar a los prostituidores y a los proxenetas como responsables, y reclamar una ley abolicionista YA. “

¿Cuál es vuestra sensación tras la jornada?
Una de nuestras compañeras ha conseguido entrar al aula donde se estaba celebrando la charla y la mayoría de los presentes eran parte del profesorado y personas ajenas al estudiantado. La sensación es que las feministas, junto a otros grupos de estudiantes, hemos plantado cara a quienes pretenden blanquear el discurso de la explotación. Nos han visto y nos han oído, saben que tienen al feminismo enfrente.

¿Qué grupos sociales se han posicionado a vuestro favor?
Estaba el Frente Estudiantil, pero cualquier persona o grupo que se autodenomine feminista (el feminismo es históricamente abolicionista) y de izquierdas sabe que la prostitución es explotación sexual, no podemos aspirar a tener una sociedad igualitaria si hay hombres que consumen a las mujeres como si fueran un producto. La explotación no es un trabajo y jamás será libertad. En nuestro país, el abolicionismo no es marginal, partidos como el PSOE o IU se han declarado abolicionistas y en la academia hay teóricas que han hecho grandes aportaciones, excepcionales.

¿Creéis que la sociedad en general se plantea debates como legalización de la prostitución (sí/no) a la hora de votar?
En la sociedad puede haber desconocimiento y desinformación, pero sí se percibe que la prostitución es violencia contra las mujeres, aunque no se hable de abolicionismo.

El problema es que la falta de concienciación refuerza cualquier discurso que no tenga como frente la abolición y va a caer en las trampas de la libre elección, o que hay que dar "derechos" a las mujeres en prostitución, cuando lo primero es el derecho a tener derechos. Y eso es incompatible si tu cuerpo es un producto. Esos discursos lo único que hacen es legitimar la explotación, hay que luchar por que las mujeres no estén explotadas. Cualquier otra tergiversación sostiene la institución patriarcal que es la prostitución, y se puede caer en ellas por desconocimiento o simplicidad.

El voto feminista es mayoritariamente abolicionista. De hecho, los resultados de partidos que se definen de izquierdas y feministas pero no asumen la abolición han sido en las últimas elecciones muy bajos. Eso refleja también parte de la decepción que nos produce a las feministas, porque no condenan la institución prostitucional. Es improrrogable la elaboración de una ley abolicionista en un país que se ha convertido en el burdel del sur Europa.

¿Al Congreso que se canceló en A Coruña, desde vuestro punto de vista, le fallaba el enfoque?
Si el enfoque es que la explotación sexual es trabajo, claro que falla: normaliza, blanquea y legitima la mercantilización y la violencia contra las mujeres. Tampoco permitiríamos nunca que se dieran charlas en la universidad bajo el título "la violencia no tiene género". Es lo mismo, vulneración de derechos e invisibilización de las violencias machistas. El debate debe ser sobre cómo acabar con la violencia. Tampoco hay que pasar por alto el hecho de que en la universidad de A Coruña iba a participarOTRAS, cuyos estatutos fueron ilegalizados por la Audiencia Nacional por entender que amparaba de facto el proxenetismo.

¿Planteáis quizá una colaboración con grupos de opinión contrarios? Podría ser interesante escuchar los dos puntos de vista simultáneamente
Si con opinión contraria te refieres a quienes normalizan la explotación... es improbable, igual que no nos la planteamos con quienes niegan la violencia machista (y normalizar la prostitución es una forma de negarla).

Es muy curioso que se nos señale siempre como "censoras" porque nosotras queremos debatir con quienes siguen considerando a la prostitución "trabajo" y se dicen feministas, lo que ocurre que estas charlas no son debates sino formas de blanquear e invisibilizar la brutal realidad de la prostitución. Encima, dentro del sistema educativo y en universidades públicas.

Digo que es curioso porque no sé cómo es de sabido esto, pero en las asambleas del 8M de Madrid el tema de la prostitución está vetado porque algunas afirman que no hay consenso... ¿Quién no quiere debatir entonces? No obstante, el feminismo ya ha conceptualizado perfectamente qué es la prostitución y tiene las experiencias de los países donde se ha regularizado, deberíamos estar combatiéndola (penalizando a los que pagan por sexo y protegiendo a las mujeres, claro), pero parece que hay a quien le interesa que se vuelva una y otra vez por lo que ya se ha demostrado.

El 25-N hay que salir a la calle... ¿Por qué?
Porque las violencias machistas no solo no se reducen, sino que van a más. 51 asesinadas según los datos oficiales y más de 80 si se tienen en cuenta las mujeres a las que no reconoce la LdVG. Asesinatos, violaciones, maltrato, acoso, pornografía (sin duda detrás del creciente aumento de las violaciones en grupo y el aumento de estos delitos entre menores), la prostitución, claro...las mujeres estamos en peligro en el patriarcado y encima recibimos respuestas del sistema judicial como la sentencia de Manresa, cuando no la inacción o el discurso vacío de la clase política. Hay mucho por lo que luchar, y el imaginario apenas se ha movido, todo empieza en la infancia y la estructura del género ocupa cada parte de nuestra vida y perpetúa los valores misóginos y sexistas que originan y normalizan la violencia contra las mujeres. Salimos a la calle para protestar contra todo esto.

Foto: Archivo AmecoPress, cedida por Asamblea Abolicionista de Madrid
— -
Sociedad - Feminismo - Debates - Prostitución - Legislación y Género - Situación social de las mujeres - Violencia de Género - Trata - Educación - Vientres de Alquiler. 11 nov. 2019. AmecoPress.