Periodistas de Argentina en Red, por una comunicación no sexista (RED PAR)

Argentina: El día que el periodismo dijo basta a la violencia de género

13 de junio de 2012.

Por Norma Loto

Medios de Comunicación | Internacional | Comunicación y género | Violencia de género | Buenos Aires





Buenos Aires, 13 jun. 12. AmecoPress/SEMlac.- La cita fue el 7 de junio en el Obelisco porteño, pero el compromiso es perpetuo: comprometerse desde el periodismo y decir basta a la violencia de género.

Este fue el objetivo de la actividad realizada por la RED PAR -Periodistas de Argentina en Red, por una comunicación no sexista- y que contó con la adhesión de diversas organizaciones sociales, universidades, organizaciones y sindicatos periodísticos, entro otros.

JPEG - 25.6 KB
red per. argentinas

Es que el 7 de junio se celebró el día del/la periodista en Argentina y, por eso, PAR se propuso hacer visible su lucha y conseguir el compromiso de diversos sectores para decir no a la violencia hacia las mujeres.

"En este Día del Periodismo, y cada día, nos comprometemos a visibilizar sistemáticamente el grave problema de la violencia machista, a proteger a las víctimas y no prejuzgar sus actitudes, a informar sin estereotipos, a denunciar cuando falten políticas del Estado, a ofrecer datos útiles de lugares a donde acudir en ayuda", señala un comunicado de la Red. "Proponemos además desterrar de las redacciones la engañosa figura de ´crimen pasional´ y, a cambio, exponer claramente las causas estructurales que perpetúan y naturalizan la violencia hacia las mujeres", subraya el documento.

Aquel día, Buenos Aires amaneció helado, como resultado de las temperaturas más bajas de este otoño implacable, pero ello no fue causa suficiente para vencer el entusiasmo de la convocatoria, que logró reunir a más de un centenar de personas.

En las primeras horas se acercaron Nora Cortiñas y Mirta Baravalle de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Luego, Natividad Obeso, de la asociación civil de derechos humanos Mujeres Unidas Migrantes y Refugiadas en Argentina, se hizo presente para acompañar a la convocatoria de PAR.

La legisladora por la Ciudad de Buenos Aires, María Elena Naddeo, hizo entrega del diploma por el cual se declaró a la actividad de interés social y remarcó que esta medida "fue votada por unanimidad" por la legislatura de la ciudad de Buenos Aires.

Luciana fue una de las tantas estudiantes de periodismo que se acercó al evento, y señaló que "los medios aportan a los estereotipos de género, y desde el periodismo se debe tener más responsabilidad y brindar un tratamiento más respetuoso de las noticias. Pero, desde la universidad no siempre se egresa con una preparación adecuada y, por lo tanto, no podemos tener ejercitada la mirada crítica para leer un mensaje".

Las adhesiones llegaron desde algunas universidades, entre ellas de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales que manifestó en su misiva: "creemos que, desde los medios de comunicación, se pueden incorporar buenas prácticas que ayuden a erradicar la violencia de género".

"Y porque creemos que, como formadores de futuros profesionales de la comunicación, podemos aportar a la construcción de una sociedad más igualitaria, es que nos comprometemos a seguir implementando la perspectiva de género como un estándar de calidad educativa", continuó la carta.

En tanto, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires también manifestó su apoyo, al señalar que "no existe mayor dolor que el de la violencia en cualquiera de sus expresiones: física, psicológica, económica, sexual, moral o religiosa. Su ejercicio escinde las partes, rompe la imagen, degrada la figura, deja marcas, coloca a un "otro yo" frente al espejo, deconstruye identidades, vulnera".

Rubén Villalta, periodista del Diario Crónica, manifestó: "creo que el desafío principal en nuestro trabajo es cómo se aborda la noticia. Un feminicidio, o la violencia contra la mujer, es un crimen. Pero habrá que tener suma delicadeza a la hora de la difusión, pues si se abordara como simple nota policial y calificándolo de ’crimen pasional’, estaríamos desvirtuando el verdadero fondo de la información: la violencia contra la mujer".

"Por eso -continuó- al menos en mi trabajo, estos temas son abordados por información general. Otro de los desafíos es el de la capacitación. Aún hoy escuchamos en radios y noticieros televisivos, o encabezando notas gráficas la palabra ’trata de blancas’, y sabemos bien cual es esa historia".

En Argentina cada 36 horas muere una mujer víctima de violencia de género, y el periodismo tiene un rol fundamental en prevenir y denunciar esta violación de los derechos humanos, sólo que a veces la conciencia de ese rol se ausenta.

Por eso, el compromiso que parte del periodismo asumió el 7 de junio deberá ser perpetuo y a plena conciencia de que las mujeres tienen derecho a una vida digna.

Y seguramente, esto será una realidad que se verá plasmada a través de los tiempos, por tratarse principalmente de un cambio social que dará igualdad de trato al sector de la humanidad que ha sido el más vulnerado a lo largo de la historia: las mujeres.

La Red PAR cumplió su cometido aquel día, lo cumplió por militancia, convencimiento, y logró que un día el periodismo diga: ¡Basta a la violencia de Género!

Foto: Archivo AmecoPress.

-------------------------

Internacional – Medios de Comunicación – Comunicación y género – Violencia de género. 13 jun. 12. AmecoPress.