Movimiento 15M

El Engaño de la Banca

11 de junio de 2012.

Por Redacción

Política | Economía | Madrid | Estado Español



Comunicado del Grupo de Trabajo de Economía de la Acampada Sol


Madrid, 09 jun. 12. AmecoPress.- No nos hemos equivocado en nuestros análisis. Lo que está sucediendo con Bankia es la guinda de un proceso que venimos denunciando y que empezó con el anterior gobierno: el desmantelamiento de los restos del sistema financiero de ámbito semi-publico (las Cajas de Ahorro) y su regalo a precios de saldo a la banca privada, favoreciendo de esta manera un proceso de concentración de tipo oligopólico, cuyo alcance rebasa lo que se ha hecho en ningún país europeo. Banco de Valencia, Novagaliciacaixa y CatalunyaBanc están en proceso de adjudicación, además de las ya privatizadas CCM, Cajasur, CAM y Unnim. Y la idea de los grandes banqueros españoles es que el sector quede controlado por no más de media docena de bancos “sistémicos”. Cuanto mas grandes mejor, de los que “no se pueden dejar caer”.

¡Pero estamos hartos y hartas de tanta especulación que solo beneficia a unos pocos!¡Ya hemos puesto demasiado dinero!

Los problemas de la banca se quieren reducir intencionadamente a los de las Cajas. En un contexto de hegemonía de las teorías neoliberales, los gestores, autoridades, reguladores y supervisores han facilitado los muchos errores que las Cajas han cometido en su reciente afán por parecerse a los bancos.

Deberán exigirse responsabilidades a los gestores, a todas las autoridades y entidades que gestionaron mal, pero eso no puede ser excusa para desmontar un servicio que en su historia ha dado muchas menos crisis que los bancos. Ahora se pretenden nacionalizar las pérdidas y privatizar los beneficios cuando la solución sería corregir los evidentes errores de su gestión transformándolas en entidades realmente públicas.

La solución debe ser más drástica porque afecta a todo el sistema

La banca existente es un negocio insolvente y depredador, porque crea riqueza ficticia que pone en circulación y confunde con la riqueza real para apropiársela prestando mucho más de lo que tiene.

Si nos dicen que los bancos son tan importantes como para no dejarlos caer (curiosa interpretación de aquellos que hablan de “libre mercado”) y que no han ayudado a las PYMES y autónomos que han quebrado en los últimos años, es entonces un negocio seguro que tiene cautivo al poder político. Entonces es como si fueran públicos, pero con beneficios privados. En caso de pérdidas, el Estado asegura, avala, y finalmente paga, es decir: todos pagamos.

¿Por qué no se nacionalizan de verdad si, además, manejan irresponsablemente la función de la creación de dinero?

La clave de la crisis

Los bancos privados ganan dinero prestando y quieren ganar más y más. Han falseado al alza las tasaciones y han emitido luego cédulas hipotecarias por un porcentaje superior a lo legalmente permitido. Han terminado por empaquetar esas deudas mezclando las solventes con las impagables y las venden a sociedades interpuestas, sacándolas de su balance. Crean dinero con ello para aumentar su negocio, y lo han fomentado hasta el extremo de endeudarse en el extranjero hasta límites irresponsables. Esa deuda es ilegítima y, por lo tanto, se puede repudiar. Lo demostraremos con una auditoría.

Esos son los problemas en nuestro país, no la deuda pública, que en los últimos meses vemos crecer a marchas forzadas, precisamente por asumir los costes de su crisis.

Ahora nos dicen que han nacionalizado Bankia. Es un engaño, nacionalizar es otra cosa Con la “nacionalización” que propone el gobierno del PP lo que se pretende es hacer un saneamiento brutal de esta entidad ahora privatizada, para volver a privatizarla después. Y, mientras, siguen con las mismas lacras de su gestión privada, siguen sin atender a los estafados por las “participaciones preferentes”, y siguen desahuciando gente, y sin hacer efectiva una medida tan básica como la dación en pago, que ya está en vigor en países como Francia y EEUU.

Ni siquiera la gestión actual se realiza a cargo de funcionarios o técnicos del Banco de España. Ponen a un ejecutivo financiero millonario por su salida del BBVA y éste nombra a su equipo de amigos. ¿Con qué derecho gestionan lo público esos señores?.

En Bankia ya se aportaron 4.465 millones de euros por el FROB. También se avalaron por el Tesoro Público 20.000 millones de euros de sus emisiones y 20.000 millones prestados por el Banco Central Europeo. ¡

Bankia ya era nuestra!, sin esperar siquiera a los más de 23.000 millones que ahora pide el gestor. Los bancos intervenidos son nuestros. ¡Que no se devuelvan a los especuladores una vez saneados!

¡Basta ya de regalar nuestro dinero a los bancos!

Sólo Bankia tiene 31.800 millones en activos inmobiliarios problemáticos, lo que la convierte en la primera inmobiliaria de España. Pero a los bancos se les compensa de la caída de los precios de su enorme parque inmobiliario mientras los ciudadanos seguiremos pagándoles nuestras casas sobrevaloradas. Con razón estamos indignados.

Los inmuebles de Bankia deben ser destinados a un parque público social de vivienda en alquiler barato. A estas alturas es evidente que BFA-Bankia no es la excepción, sino un claro exponente de la situación de quiebra general de las entidades financieras del país que solamente se sostienen por la intervención pública en forma de inyecciones de capital directas, avales o financiación blanda procedente del Banco Central Europeo (que, sin embargo, no financia a los gobiernos).

La banca española está quebrada. Tiene unos activos 24 veces superiores a sus fondos propios. Eso supone que niveles de morosidad del orden del 5% o 6% consumen su capital. Sólo en diversas formas de ayuda a la banca se han destinado ya ¡¡¡141.000 millones de euros!!! Faltarían todavía más de 170.000 millones, es decir, un 18% del PIB.

El problema no es pequeño, ya que se trata de dar salida a préstamos de los que sólo el ‘ladrillo’ totaliza cerca de 400.000 millones de euros, de los que las tres cuartas partes son promociones inmobiliarias y, el resto, también construcción. Si a eso le sumamos el previsible incremento de morosidad de hipotecas particulares a causa de la asfixia que las políticas gubernamentales provocan, tenemos un panorama alarmante.

La actividad bancaria es demasiado importante, demasiado peligrosa como para dejarla en manos de quienes sólo tienen el objetivo del enriquecimiento máximo.

Es necesario aprovechar esta crisis para plantearse dar el paso a la socialización del crédito. Si la banca supone poder, entonces tiene que ser democrática. Si son necesarios para prestar, que se preste, pero sólo donde sea socialmente conveniente. Si hay que garantizar nuestras cuentas y depósitos, que sea con la garantía y solvencia de la propiedad pública. No queremos volver al camino de la especulación inherente al afán de lucro. ¿No hemos aprendido nada?.

Banca pública democrática son las iniciativas cooperativas y de banca alternativa que proliferan y que se gestionan de manera asamblearia. Banca pública debe ser también una estructura diversificada en pueblos y Comunidades, pero con el control democrático que hasta hoy no hemos tenido.

Reclamamos:

1) Una auditoría pública y transparente de las cuentas de Bankia en los últimos 10 años.

2) Exigencia de responsabilidades penales y patrimoniales a TODOS los implicados en la quiebra de Bankia. Penales para los que hayan incurrido en delitos de corrupción o cuya actuación, aún de manera indirecta, haya supuesto daños y perjuicios a las personas, que se concretan en la pérdida de sus viviendas, o sus ahorros, o su salud, o su educación, o su libertad, o su futuro, o, incluso, su vida.

Responsabilidades patrimoniales, porque han llenado, y siguen llenando sus bolsillos a costa de todos.

La única garantía de nuestros derechos y de evitar futuras crisis es la nacionalización de toda la banca, con una gestión pública y profesionalizada, con mecanismos de control democrático sometidos al dominio social, sin reparto de cargos y/o de puestos. Es decir, que opere bajo los principios de transparencia, control y participación democrática.

Foto: Archivo AmecoPress.

-----------------------------

Estado Español – Economía – Política. 09 jun. 12. AmecoPress.