Posdata

Nellys Palomo

7 de junio de 2012.

Por Sara Lovera

Opinión | Mujeres del mundo | Liderazgo | Movimiento feminista | México DF



“Feminista comprometida con la vida, con el mundo, las mujeres… trabajó durante años al interior del movimiento feminista y del movimiento amplio de mujeres en México…”.


México D.F., 07 jun. 12. AmecoPress.- Suavecita, feminista, afroamericana, curadora, pensadora, manos para masajear, resolvía conflictos, escritora, analítica, crítica, marxista, mística y mítica. Nellys Palomo Sánchez cumplirá este 9 de junio tres años desde que se fue por un absurdo accidente casero. Su obra florece y prospera.

Fue en los tiempos recientes, en la época de transición la política, del feminismo y de la política oficial de género, sin duda, las más importante promotora e impulsora de la organización de las mujeres indígenas del país y de la región Latinoamericana, para hacer fuerza. Y entre miles y miles, la que entendió el lenguaje del corazón de las mujeres de Chiapas.

Invariablemente "inyectaba fortaleza, energía y ganas de vivir… sé que las esperanzas de lo sembrado desde que nos conocimos ahora retan a los retos, a seguir caminando, para seguir tejiendo los rostros y voces de mujeres indígenas en todos los telares del mundo, desde las comunidades hasta el nivel global", escribió en 2009 Martha Sánchez Néstor, indígena amuzga, hoy Coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México y asesora de ONU Mujeres, formada en el feminismo por Nellys. Martha recién nombrada una de las 100 mujeres en el mundo galardonada con el título de Las mujeres dan vida ( Women Deliver 100).

Militante y convencida Nellys nos dejó muchas lecciones, que en estas fechas habría que recordar y considerar. En tiempos de confusión y de retos, en época de elecciones y confrontaciones.

Ser congruentes, analizar la realidad y tomar decisiones, rescatar la autonomía de las mujeres, comprometerse, ser solidarias racionales, no caer en la tentación que encubre desvíos, reconocerse y reconocer a las mujeres en su humanidad imperfecta, pero sobre todo no alterar ni alterar el entorno, si no es necesario.

Ser guerrera para lo que tiene sentido y transforma. No ser adocenada y sumisa frente a los poderes o las dádivas. Razonar y tomarse el corazón al mismo tiempo, sin tapujos. Esto es, Nellys que no sé cuanto tiempo estuvo en Chiapas y editó conmigo libro Las Alzadas -sobre las mujeres zapatistas de Chiapas-, lo que se metió en el cuerpo, lo que adquirió en la sangre fue ese carácter de las indígenas calladas hasta que terminan con el silencio y saltan.

La he querido recordar, sin hacer a un lado la historia y la lucha de las mujeres indígenas del continente, sus avances y sus batallas, porque este tipo de mujeres inquebrantables, como Nellys, que no se van atrás de todo lo que brilla es oro y pueden con su fuerza espiritual e ideológica resistir la tentación y oponerse a ser adocenadas, agachadas y débiles, son el tipo de mujeres que necesitamos ser, en lo individual y en lo colectivo para enfrentar los tiempos por venir. Nos hará falta.

¿Cómo la recuerdo? Tenía como luces en los ojos. No podía ocultar lo que sentía y su cuerpo chiquito y delgado, se movía en las marchas, en los auditorios, en los bailes, se movía como una rama que retaba al viento. Y transmitía sosiego y calma. Dos cosas que nos hacen tanta falta en tiempos tan violentos y difíciles, en que cualquier cosa puede alzar una llamarada.

De ella sabemos lo que sus herederas y colaboradoras han escrito para este tercer aniversario luctuoso:

"Nellys Palomo, feminista comprometida con la vida, con el mundo, las mujeres, con una extraordinaria capacidad de dar, de comprometerse, de entregarse y de reflexionar. De origen colombiano, vivió siempre en la búsqueda de la autonomía de las mujeres y de sus pueblos.

"Trabajó durante años al interior del movimiento feminista y del movimiento amplio de mujeres en México, luchando con la convicción de que la autonomía de las mujeres y sus pueblos debe garantizar una nueva relación con el Estado, estableciendo un verdadero Estado de derecho, basado en el pluralismo jurídico, en donde los pueblos indígenas tengan derecho a defender sus intereses y controlar sus vidas."

Y todo ello, para también para recordar que el 30 de mayo, mujeres de seis o siete países de América Latina, todas indígenas, se juntaron en la ciudad de México, con sabiduría para recoger las experiencias de sus antecesoras. En un ritual que dijeron les da fuerza para luego defender sus vidas de la violencia en las comunidades.

Pero también para custodiar a las comunidades de otras formas de violencia y racismo, y salvaguardar la madre tierra, el agua y las plantas de la rapacidad de empresas y gobiernos. Hoy también ese ritual les da fuerzas para exigir su derecho a estar en la política real.

Martha Sánchez como otras muchas, fue impugnada siete veces como líder nacional indigenista por su propia organización. Recientemente fue rechazada por los partidos de izquierda como candidata a una diputación y es controvertida y luchona.

En la reunión se dijo que en Oaxaca, casi 40 por ciento de las presidentas municipales indígenas han sido obligadas a renunciar y hasta salir de la comunidad. Y no obstante con pisada fuerte: un paso para adelante y otro para no caer.

Indígenas y promotoras, valientes y decididas realizaron un foro internacional sobre "Participación Política de Mujeres Indígenas de las Américas: retos y lecciones aprendidas.

Tarcila Rivero Zea, quechua del Perú, contó ahí como fue impedida para llegar al congreso de su país; Mirna Cunninngham, la primera misquita graduada como médica y también lideresa en la revolución sandinista, nunca logró escalar a la política real y lo contó y les dijo a las reunidas que no puede concebir el poder para las mujeres sin lograr transformaciones estructurales, en sus comunidades, etnias y países.

Bueno se alzaron las mujeres, están paradas, pero no es posible que pierdan su memoria y la entereza, que como dijo la maya Manuela Alvarado López hay que cuidarse de "repetir los antivalores políticos porque nos los impone el poder, que es muy fuerte".

Y este 9 de junio en la organización Kinal Antzetik, en una zona llamada Corazonar, en la ciudad de México, esa última organización que impulsó Nellys, sus herederas van a recordarla con un memorial en forma de mural, a reafirmar las lecciones aprendidas, como diría Nellys sobre "lo que se tenía que hacer y lo que no se tenía que hacer". ¿Qué diría Nellys Palomo de estos tiempos y que recomendaría?

Foto: Archivo AmecoPress.

------------------------

Opinión – Mujeres del Mundo – Movimiento Feminista – Liderazgo. 07 jun. 12. AmecoPress.