Afrodescendiente, exmonja, exguerrillera y feminista

La nicaragüense Dorothea Wilson Tatum, se integra en el Grupo Asesor de ONU Mujeres como la única centroamericana

5 de junio de 2012.

Por Sylvia R. Torres

Internacional | Mujeres del mundo | Liderazgo | Instituciones de igualdad | Managua - Nicaragua



La acompañan grandes líderesas e intelectuales feministas, entre ellas Marcela Lagarde (México), Magaly Pineda (República Dominicana), Teresa Valdés (Chile) y Virginia Vargas (Perú)


Managua, 05 jun. 12. AmecoPress/SEMlac.- Afrodescendiente, exmonja, exguerrillera y feminista, la nicaragüense Dorothea Wilson Tatum fue seleccionada para formar parte del Grupo Asesor de la Sociedad Civil para América Latina y el Caribe de ONU Mujeres.

Ella, conjuntamente con sus colegas de otros países, 15 en total, brindarán asesoría política técnica al más alto nivel y actuarán como canal para el diálogo entre ONU Mujeres y las organizaciones de la sociedad civil en la región.

Dorotea, la única centroamericana en este Comité, está en compañía de grandes líderes e intelectuales feministas, entre ellas Marcela Lagarde (México), Magaly Pineda (República Dominicana), Teresa Valdés (Chile) y Virginia Vargas (Perú).

También forman parte del grupo Teresa Lanza, de la organización Católicas por el Derecho a Decidir de Bolivia, y Moni Pizani, directora regional ONU Mujeres América Latina y el Caribe, entre otras feministas.

La conformación del Grupo Regional Asesor se acordó en la 56ª sesión de la Comisión del Estatus de la Mujer, celebrada en Nueva York a inicios de este año, y fue escogido a partir de propuestas de la sociedad civil por un grupo ad hoc.

Dorothea nació en Bilwi, en la costa Caribe nicaragüense y proviene de una familia de nueve hermanos, cinco de ellos mujeres. De profesión maestra, fue religiosa de la Orden Maryknoll hasta que en 1975 se incorporó a la guerrilla. Al triunfo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Dorothea se convirtió en alcaldesa de su ciudad natal, hasta 1984 cuando fue electa diputada a la Asamblea Nacional.

A partir de la década de los noventa fungió como integrante del gobierno regional, y desde 1994 hasta 1998 formó parte de la Dirección Nacional de ese partido.

Al cierre de esa década se integró a los movimientos de mujeres y resultó electa en algunos períodos como parte de la conducción colectiva de La Red de Mujeres Contra la Violencia. Fundó Voces Caribeñas, una organización basada en el Caribe nicaragüense para la defensa de los derechos de las mujeres en el contexto de la identidad de la nación, y el debate sobre la existencia de racismo en Nicaragua.

El activismo contra el racismo la llevó en 1992 a constituir la Red de Mujeres Afrolatinoamericana, Afrocaribeña y de la Diáspora , un espacio de articulación del movimiento de mujeres negras de América Latina y el Caribe formado por más de 200 organizaciones de 30 países de la región. Entre sus acciones están la reflexión, intercambio, denuncia y propuesta para el desarrollo de las mujeres Afrodescendientes.

En Nicaragua, Voces Caribeñas está integrada a la Coalición Movimiento Feminista.

Foto: Archivo AmecoPress

------------------------------

Internacional – Instituciones de Igualdad – Liderazgo –Mujeres del mundo. 05 jun. 12. AmecoPress.