La película “Conviction”, sobre las injusticias del sistema

Betty Anne Waters, hermana del condenado a cadena perpetua dijo “Te sacaré”

14 de julio de 2011.

Por Mercedes Arancibia

Cultura | Madrid | Derechos humanos | Cine | Legislación



Lo consiguió después de 18 años


Madrid, 13 jul. 11. AmecoPress/En 1983, en Massachussetts, Kenneth Waters fue condenado a cadena perpetua por el presunto asesinato de una antigua novia. Cuando se lo llevaban de la sala del tribunal, su hermana Betty Anne grito: “Te sacaré”. Y lo consiguió dieciocho años más tarde.

Para lograrlo estudió leyes en la Universidad, agotó la paciencia de policías y magistrados pidiendo la revisión de la causa, buscó nuevas pruebas que aportar al tribunal y finalmente consiguió el apoyo de un célebre abogado implicado en el Proyecto Inocencia que, en Estados Unidos, se ocupa de los casos de condenados injustamente.

Esta historia real es la base del guión de la película Betty Anne Waters (originalmente titulada Conviction), que el próximo viernes se estrena en nuestros cines. Una vez más me siento obligada a escribir que el hecho de que tenga una base verídica no hace buena a una película.

Pero sí es una película de denuncia de un sistema judicial y penal en el que el acusado tiene que demostrar su inocencia mucho más de lo que la acusación tiene que demostrar su participación en los delitos que se le imputan. Y, en ese sentido, cumple sus objetivos.

Al estreno en Londres, que tuvo carácter de première mundial, asistieron no solo las principales figuras del reparto, la Swank y Sam Rockwell que hace el papel del condenado inocente, sino la propia Betty Ann Waters, la mujer que realmente dedicó dieciocho años de su vida a luchar por demostrar la inocencia de su hermano.

Desgraciadamente quien no pudo asistir a ver en la pantalla el relato de su propia vida fue Kenneth Waters, fallecido sólo seis meses después de salir de la cárcel y eso sí que es mala suerte.

Para la protagonista en la ficción, se trata de “una preciosa historia de amor entre un hermano y una hermana, realmente conmovedora. No recuerdo haber visto una historia de amor tan bella en mucho tiempo... Me siento muy agradecida por haber podido colaborar a contar esta historia”.

En cuanto a si la película es un alegato contra los errores del sistema, Hilary Swank espera que “saque a la luz esos errores. Afortunadamente gracias al “Proyecto Inocencia” han salido de la cárcel en Estados Unidos 259 personas, algunas de las cuales se encontraban incluso en el corredor de la muerte... Sé, sabemos que ahora mismo hay otras personas encarceladas, acusadas indebidamente... estas situaciones son la injusticia en su estado más puro”.

Foto: Archivo AmecoPress

---------------------------

Cultura – Cine – Legislación – Derechos Humanos. 13 jul. 11. AmecoPress.