La cura para la violencia de género es la igualdad

29 de junio de 2011.

Sociedad | Madrid | Voces de mujeres | Violencia de género | Coeducación | Formación en género | Libros | Movimiento feminista



El libro ‘Perspectivas de la violencia de género’ trata la problemática desde todos sus ángulos


Madrid, 29 jun. 11. AmecoPress. La editorial Grupo 5 junto con la Asociación para la convivencia Aspacia organizó ayer una presentación/diálogo para tratar el problema social de la violencia de género con autores y autoras de la obra ‘Perspectivas de la violencia de género’ así como con personas expertas en el tema.

Esta obra supone un completo análisis del fenómeno más allá del ámbito de la pareja. En él, profesionales como Soledad Murillo de la Vega, Jesús Pérez Viejo, Inmaculada Romero Sabater o Ana Escobar Cirujano, junto con otros nueve autores y autoras, ofrecen reflexiones y abordan la violencia de género desde sus diversas manifestaciones, siempre teniendo presente la defensa de los derechos humanos. Realizan un tratamiento específico de los colectivos más vulnerables e incluyen nuevas formas de intervención, además de la rehabilitación de agresores, como ejes centrales para el abordaje y la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Durante la presentación, Soledad Murillo de la Vega, profesora de Sociología de la Universidad de Salamanca, recordó todo lo que hay detrás de la violencia: las relaciones asimétricas de poder. “Este texto hace una demanda a la autonomía, a esa tan difícil de tomar: la moral”. Una autonomía que será imposible de alcanzar, según la autora, mientras hombres y mujeres “no intercambiemos espacios”. Incluir el concepto de la emancipación en el discurso amoroso sería como un “antídoto”, aseguraba Murillo quien reconocía que una relación de pareja con dos proyectos singulares es “mucho más difícil” debido a que todavía “creemos en la simbiosis por encima de la independencia”. La profesora advertía que es necesario renombrar el discurso del amor y del desamor porque todavía tiene un sesgo de género: “Seguimos siendo o putas o locas”.

Soledad Murillo deseaba para la lucha contra la violencia de género el mismo tratamiento publicitario que para la lucha contra los accidentes de tráfico. Según ella, campañas del tipo ‘No de un parte, nadie tiene derecho a pedírselo. Cuente lo que quiera si le apetece y cuando le apetezca’ surtirían efecto. “Hay que mostrar esas parejas igualitarias, felices en la autonomía, para que sirvan de modelo”, sentenciaba.

Isabel Tajahuerce, del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense, hizo un repaso por la trayectoria de Murillo quien, entre otras cosas, ocupó el primer cargo político en materia de igualdad en España, desde el que se impulsó la Ley Integral contra la Violencia de Género. Actualmente es integrante del Comité Antidiscriminación de la Mujer en Naciones Unidas, donde la lucha contra la violencia ocupa un lugar central de análisis. Un “referente”, según Tajahuerce, de quien alguien de la Facultad de Información preguntó: “¿Va a venir la chica esta?”. “¿La chica esta?”, se escandalizaba Tajahuerce quien se preguntó si, de haber sido el director de El País la pregunta se habría formulado de la misma manera. “No”, se respondía.

Y aunque probablemente no hubiera intención en el interlocutor, como aventuraba la investigadora, esta anécdota supone una demostración de la construcción del discurso de la autoridad en torno a lo femenino y a lo masculino. Tajahuerce acudía a la educación para luchar por la igualdad. Sin embargo, esa vía es muy lenta, reconocía, ya que habría que empezar a nombrar a madres y niñas en los discursos de las escuelas, así como empezar a enseñar la historia, el arte o la literatura de las mujeres. Es un proceso largo y complicado. Los medios de comunicación, en cambio, gracias a su gran influencia pueden actuar de manera mucho más rápida. El problema, apuntaba Tajahuerce, es que “lo están haciendo en la dirección opuesta”.

Fotografías AmecoPress

-----------------------

Pies de foto: 1) Soledad Murillo de la Vega, Isabel Tajahuerce y Jesús Pérez Viejo, de Aspacia, durante la presentación del libro 2) La sala de conferencias de la Facultad de Información de la Complutense fue el escenario de un coloquio posterior con autores y autoras

---------

Sociedad – Voces de mujeres – Violencia de género – Coeducación – Formación en género – Libros – Movimiento feminista; 29 junio (11); AmecoPress