Miércoles, 19 de septiembre de 2018.

Noticias

Die Fremde, un canto a las mujeres que luchan

Cultura, Cultura y arte, Cine, Feminismo, Mujeres del mundo, Derechos humanos, Madrid, Martes 10 de mayo de 2011, por Silmar Jiménez


Madrid, 10 may. 11, AmecoPress El drama que se encierra tras los llamados “crímenes de honor” y la lucha de una mujer por imponerse sobre los convencionalismos de una sociedad y una cultura donde las mujeres son objeto de vejaciones, que pretenden ser justificadas, son el eje principal de la película escrita y dirigida por la cineasta alemana Feo Aladag. Esta cinta que se erige como un canto a las mujeres que luchan en contra de injusticias muchas veces impuestas, le valió, entre otros, a la realizadora el Premio Lux 2010 que otorga el parlamento Europeo y fue proyectada este 9 de mayo en los cines Verdi de Madrid.

Los llamados ‘crímenes de honor’ son aquellos actos de violencia que generalmente se cometen en contra de mujeres o niñas por miembros de su familia por haber estás ‘mancillado’ el honor de la misma. Se trata de castigar un comportamiento considerado ‘inmoral’ real o supuesto y el castigo va desde las agresiones hasta el asesinato de las mujeres o niñas que se supone han cometido la deshonra.

Según la Organización de Naciones Unidas, se estima que más de 5 mil mujeres al año, en todo el mundo son víctimas de los ‘crímenes de honor’. Crímenes estos que no siempre son perseguidos, muchas veces se maquillan como accidentes o suicidios, pues las amenazas o la vergüenza impiden a las víctimas o a las personas de su entorno a hablar y las propias víctimas no se consideran como tales sino que se sienten culpables de una falta cuyo castigo -por lo tanto-, sería legítimo.

A esto se enfrenta Umay, la protagonista de la cinta Die Fremde, que lucha contra las imposiciones de una familia y una sociedad que por motivos religiosos y culturales pretende obligarla a anularse como persona. Al hacerlo, se acerca a una posible muerte en manos de los hombres de su familia. Así pues, Feo Aladag, la directora, realizadora y productora del filme, aborda, a través de Umay, y con una dimensión feminista, el tema universal del conflicto entre el deseo personal de superación y realización, y la presión social y familiar desde la perspectiva de los crímenes de honor.

Umay vive en Estambul con un marido que la maltrata a ella y a su hijo Cem. Luego de practicarse un aborto, en silencio y con el apoyo de su cuñada, decide dejar a su marido. Es aquí donde vemos a un personaje decidido a tomar en sus manos las riendas de su vida, asumir el hecho de tener o no un hijo, abandonar a un marido que ya no ama y que la maltrata, volver con su familia a Alemania, retomar sus estudios y hacer una vida independiente que incluye un nuevo amor, pero por sobre todas las cosas la lucha de Umay se centra en mantener a su hijo con ella y conservar el afecto de los suyos.

Las decisiones tomadas por Umay la llevan a enfrentarse a su familia en la que las decisiones son tomadas por el patriarca y los hermanos varones según los cánones de su comunidad.

En este contexto patriarcal las mujeres de la cinta tienen su propio círculo de relaciones; en el marco de su familia política Umay comparte con su cuñada el silencio alrededor del aborto, incluso la cuñada se hace cómplice al cuidar a Cem durante la ausencia de Umay. Cuando la protagonista regresa con sus padres a Berlín, encuentra complicidad en su madre y hermana menor, Rana, mientras no comunica a su padre que su regreso a Alemania es definitivo. Cuando se refugia en un albergue consigue en la mirada de Carmen, encargada del mismo, una oleada de empatía la cual devuelve con agradecimiento, más tarde su amiga Atife le recibe en su casa después de que le ha ayudado a conseguir un empleo.

Pero entre los personajes femeninos que giran en torno a Umay con mucha fuerza en largometraje, hay uno que sin parecerlo destaca de manera ejemplar; Gül, la administradora de la empresa de restauración en la que trabaja la protagonista, que en una secuencia del filme intenta interceder ante los padres de Umay y refuta los argumentos del padre con valentía y diplomacia e intenta hacer un llamado a la conciencia de la madre para que vele por su hija.

Silencios y elipsis

Hay recursos cinematográficos que le dan fuerza a las historias y que en el caso de Die Fremde vale la pena destacar. La película juega desde el principio con elipsis y las cosas que no se dicen, las cuales llevan al espectador a hacerse preguntas que serán respondidas a lo largo del filme hasta el final, lo cual mantiene al espectador en un estado de alerta y de atención.

Pero más allá los recursos utilizados para contar la historia llevan a la audiencia a tomar partido y a identificarse con la protagonista, las actuaciones contribuyen sobremanera a entender la lucha interna de los personajes y su psicología, logra su objetivo como pieza audiovisual pero sobre todo como generadora de conciencia ante un tema duro sobre el que se debe llamar la atención.

Fotos archivo AmecoPress

---------------------------------

Pies de foto: 1) Feo Adalag directora 2) Umay rinde respeto a su padre 3) Umay rescata a su hijo Cem de ser secuestrado por su propia familia

---

Cultura – Cultura y arte – Cine - Feminismo – Derechos humanos; 10 mayo (11); AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: