Miércoles, 17 de enero de 2018.

Noticias

“El mensaje de Cambio Radical es demoledor”

Rosa Peris, directora del Instituto de la Mujer, hizo un llamamiento a la reflexión sobre la imagen de las mujeres que presentan los medios de comunicación

Medios de Comunicación, Televisión y radio, Madrid, Viernes 8 de junio de 2007, por Teresa G. Espejo



A pesar de las críticas recibidas por atentar contra la dignidad de las mujeres y por banalizar la cirugía, el programa de televisión ‘Cambio Radical’ sigue en antena. Desde el comienzo de su emisión, a finales de abril, ha perdido más de la mitad de la audiencia y ha sido movido en la parrilla de programación.
 
El Instituto de la Mujer pidió por escrito, tanto a la cadena como a la productora, Boomerang TV, una revisión de su contenido, al entender que minimiza los riesgos que conlleva una operación estética, refuerza los estereotipos sexistas y transmite un mensaje erróneo: la felicidad está ligada a la belleza corporal.
 
La directora de este organismo, Rosa Peris, aseguró que no han recibido ninguna respuesta de los responsables de cambio Radical e hizo un “nuevo llamamiento a la reflexión sobre los modelos y las representaciones de las mujeres que transmiten los medios de comunicación.
 
Para Peris, “el mensaje de ‘Cambio Radical’ es demoledor”, y el contexto del programa es “brutal, porque cuando aparece la mujer que va a operarse, todo su entorno ha reforzado ya su imagen como una persona insatisfecha, para quién la única solución es la cirugía”.
 
Rosa Peris consideró que “es un programa peligroso porque está uniendo, una vez más, todos los temas materiales y físicos al desarrollo de la persona, y porque transmite a los espectadores que el éxito en la vida está ligado a la belleza del cuerpo. Están mostrando, por tanto, una vida triste y sin aspiraciones de futuro a las mujeres que no responden a un patrón de belleza que no sé quién marca”.
 
Marcadas por su físico
 
Este es el enunciado con el que la página web: www.antena3.com/cambioradical, presenta a las dos primeras concursantes, Chelo y Sandra, a quienes define como dos personas “acomplejadas”, que han acudido a la llamada de ‘Cambio Radical’ para intentar, no sólo mejorar su aspecto físico, sino su vida personal”.
 
Chelo, una limpiadora de 36 años y con dos hijos, quiere cambiar su nariz. Los comentarios que ha sufrido desde pequeña, la han convertido en una mujer insegura, incapaz de llevar una vida normal. La segunda participante, Sandra, de 28 años, tiene miedo a que su actual pareja la deje por otra chica más agraciada, pues ya le ha ocurrido con alguna relación anterior.
 
El tercer día de emisión, el protagonista fue Francisco, anunciado como “el primer hombre”. En su presentación no hay ninguna alusión a trastornos personales asociados a su físico, y no está obsesionado, sino “preocupado”, por los “problemas” (no complejos) que le generan algunas partes de su cuerpo. Quiere mejorar su dentadura y solucionar su problema de caída del cabello, porque tiene 38 años y cree que su imagen es envejecida para su edad.
 
La cadena no hace referencia a que este concursante sufra rechazo social a causa de su aspecto, ni a que se sienta solo. La web de ‘Cambio Radical’ destaca, en tono divertido, que Fernando es un buen aficionado al fútbol, “y sus compañeros de equipo son los encargados de comunicarle que ha sido elegido para entrar en el programa”. 
 
Riesgos para la salud
 
España es el país europeo con mayor número de intervenciones estéticas, hasta 400.000 llegaron a realizarse el año pasado. La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), que representa a la práctica totalidad de los especialistas españoles, ha dicho en un comunicado que “no participa ni avala el programa Cambio Radical”.
 
Este organismo se manifestó en contra de cualquier actividad donde exista “el más mínimo riesgo o probabilidad de convertir la medicina en un espectáculo”, y subrayó que la cirugía plástica, como cualquier otra especialidad médica, debe ser tratada por los medios de comunicación con el máximo rigor científico.
 
Por otro lado, la presidenta de la Oficina del Defensor del Paciente, Carmen Flores, piensa que los concursantes son elegidos por su bajo nivel cultural y sus escasos recursos económicos, circunstancias que los hacen vulnerables, y por tanto es más fácil que acepten cualquier requerimiento del programa.
 
Según Flores, el marido de una de las participantes acudió a la Oficina del Defensor del Paciente para que denunciara, en su nombre, el caso de su esposa, una de las concursantes de ‘Cambio Radical’. La mujer acudió al programa para operarse de la vista y dejar de usar gafas, pero fue escogida a condición de someterse a más intervenciones, porque tenía que ser un “cambio radical”.
 
Ella accedió a una intervención de pecho, liposucción y nariz, pero no fue operada de la vista. Dos semanas después de pasar por el quirófano, su familia supo que había estado tres días en cuidados intensivos a causa de una eventualidad grave surgida durante la operación. Fue entonces cuando el esposo se puso en contacto con el Defensor del Paciente, y sus abogados se encargaron de tramitar la denuncia pertinente, que posteriormente el hombre retiró.
 
“Nos sentimos engañados. Aunque no lo podemos demostrar, sospechamos que la cadena de televisión o la productora le habrán pagado por su silencio, porque este señor no tenía ni para llamar por teléfono. Desde luego, se aseguran de escoger muy bien a los concursantes, para poder hacer con ellos lo que quieran”, lamentó Carmen Flores.
 
La Oficina del Defensor del Paciente ha sido una de las entidades que ha criticado con más dureza el programa, y también ha pedido al Ministerio de Sanidad que suspenda su emisión por tratar la cirugía estética de modo trivial. Sobre la respuesta de la titular de Sanidad, Elena Salgado, Carmen Flores ha asegurado que “la ministra no sabe, no contesta”.
 
En este sentido, la directora del Instituto de la Mujer, Rosa Peris, afirmó que el Ministerio de Sanidad “también está muy preocupado porque el programa no tienen en cuenta los riesgos de entrar en un quirófano, y presenta las intervenciones quirúrgicas como algo inocuo”.
 
----------------------------------------------------------------------------------------------
Foto.- AmecoPress - Pie de foto - Rosa Peris, Directora General del Instituto de la Mujer
---------------------------------------------------------------
Medios de comunicación – Espectáculos – 8 junio, 07 (AmecoPress)
 



AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: