FUE NOTICIA EN 2010

Naciones Unidas aprueba la Declaración de Beijing + 15 y las ONGs contraatacan con otra declaración

30 de diciembre de 2010.

Por Marta Ortiz, enviada especial

Política | Internacional | Mujeres del mundo | Género y desarrollo | Política y género | Movimiento feminista | Nueva York



Las ONGs reaccionan ante un contenido que catalogan de mero trámite y excluido de las reivindicaciones aún pendientes


Nueva York, 05 mar. 10. AmecoPress.- La Declaración con motivo del decimoquinto aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer fue emitida apenas cuarenta y ocho horas después de haberse iniciado la 54 Conferencia de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.
 
La Declaración es una enumeración de supuestos que no aportan nada a la situación actual de las mujeres ni a los avances en igualdad de género que se esperaban en estos cinco años.
 
En realidad, se trata de una Declaración poco ambiciosa que ha tratado de contentar a todos los Estados firmantes y que no supone ningún tipo de compromiso con el devenir de las mujeres.
 
Cinco epígrafes enumerando afirmaciones vagas tales como: reafirmamos la Declaración de Acción de Beijing de la Cuarta Conferencia, acogemos con beneplácito los progresos realizados, subrayamos que la aplicación plena de la Plataforma es esencial para la consecución de objetivos, reconocemos que su aplicación y cumplimiento se encaminan hacia la igualdad y ele empoderamiento o instamos a Naciones Unidas y a todos los sectores de la sociedad a comprometerse con miras a su aplicación, centran el eje central de la Declaración.
 
Desorganización y caos en el recinto de Naciones Unidas
 
Esta Conferencia no está resultando del agrado de las ONGs. La insatisfacción va creciendo a medida que pasa el tiempo. La logística está siendo un auténtico calvario. Las colas para acreditarse han dado paso a otras para conseguir un pase con el que asistir a determinados eventos. Después de aguantar una cola de hora y media, te dicen que se han acabado los pases y ya es imposible entrar.
 

El primer día, la ministra Aído intervenía en un acto y a la mayor parte de las españolas que acudieron, se les denegó la entrada. Solo unas pocas entraron lo que originó un agravio para las que quedaron fuera. Pero esto no ha sido un caso aislado. Las salas de conferencias tampoco dan cabida a tantas personas y es frecuente que no se pueda entrar por estar el aforo completo.
 
Los puntos de ordenador se han quedado reducidos a cinco. Es cierto que existe un espacio wifi, pero no es menos cierto que son muchas las mujeres que no tienen ordenador personal al que poder conectarse. Las instalaciones, tanto en el interior como el exterior, están llenas de obras que dificultan el tránsito de las asistentes. Los espacios para el encuentro se han visto reducidos y las mujeres vagan por pasillos llenos de puertas y vericuetos.
 
En este orden de cosas, es frecuente encontrar corrillos donde las mujeres se quejen de la falta de organización y las trabas que encuentran para asistir a determinados actos. Aún así, no se dejan vencer por estas incomodidades y siguen con el ritmo de reuniones y actos paralelos que copan los edificios del Ejército de Salvación, el de las Iglesias o salas de hoteles cercanos.
 
Las ONGs contraatacan con otra declaración
 
Después de ser aprobada la Declaración, las ONGs se han reunido para debatir su contenido y salir al paso de su tibieza y falta de compromiso. El resultado ha sido otra declaración en la que critican la exclusión que han padecido las propias asociaciones y la sociedad civil. Se quejan de que no han podido participar en su contenido, de la falta de compromiso en el proceso y de la ausencia de un calendario preciso y adecuado.
 
Denuncian a los gobiernos por considerar a la Plataforma de Acción de Beijing como un instrumento técnico que se ha ido separando de la filosofía que lo concibió. Consideran que se ha perdido una oportunidad de implementar la Plataforma y se quejan de la falta de información y de que sus voces hayan sido silenciadas.
 
Finalizan su escrito afirmando: “las mujeres hemos sido instrumentalizadas para firmar una Declaración vacía y hacemos un llamamiento al Secretario General y otras instituciones de Naciones Unidas para que hagan una rendición de cuentas, se den recursos suficientes y sigan unos cronogramas concretos”.
 
Nueva Arquitectura de Género
 
Una de las novedades y que ha sido avalada por el Secretario General es la nueva entidad de género que se pretende instaurar en Naciones Unidas. Hasta ahora se cuenta con varios organismos que se ocupan de las diferentes problemáticas de las mujeres.
 
La propia CSW en que nos encontramos, UNIFEM, ECOSOC, son algunas que se pretenden unificar. Septiembre será el mes donde se aborde de una manera más firme.
 
También las delegaciones oficiales siguen su ritmo de trabajo. Hay varias resoluciones que están pendientes de ser aprobadas. Estados Unidos ha presentado una sobre Mortalidad Materna y otras como VIH y Sida, Situación de la Mujer Palestina, Mutilación Genital y los Objetivos del Milenio, son objeto de estudio y consenso por parte de los Estados miembros.
 
Fotos: achivo AmecoPress. Reunión de ONGs
---
Internacional – Política – Políticas de Igualdad – Mujeres del Mundo – Movimiento feministas - Género y desarrollo. 05 mar. 10. AmecoPress