La Libertad de expresión en Honduras en entredicho

Elia Hernández y Elba Rubio, corresponsales de La Voz de Zacate Grande, juzgadas por desobediencia

28 de diciembre de 2010.

Por Benoit Hervieu

Medios de Comunicación | Internacional | Derechos humanos | Comunicación y género | Violencia de género | Tegucigalpa (Honduras)





Tegucigalpa - Honduras, 28 dic. 10. AmecoPress/PES.- Las dos corresponsales de La Voz de Zacate Grande Elia Hernández y Elba Rubio, comparecerán el 11 de enero de 2011 por el delito de desobediencia. Esta fue la decisión tomada por el juzgado del municipio de Amapala, tras un proceso injusto y visiblemente en contra de las periodistas.

Elva Rubio, es integrante activa del Codeh municipal de esa comunidad y se encontraba en el lugar del desalojo en su condición de delegada del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos. Asimismo, habrían sido apresadas dos personas más, de las que no fue posible conocer su identidad.

No se explicaron las causas supuestas de la detención, pero ésta ocurrió “mientras miembros de la Policía desalojaban, de un bien inmueble, a una persona”, comunicó el presidente del Codeh, Andrés Pavón.

El 15 de diciembre pasado, Elia Hernández y Elba Rubio fueron arrestadas cuando cubrían una operación de las fuerzas del orden para desalojar a una familia de las tierras en las que se habían instalado, en la comunidad de El Coyolito de la Isla de Zacate Grande.

Las periodistas fueron retenidas más de 36 horas, con toda ilegalidad, sin que se les imputara ningún cargo. En el momento de los hechos, las dos reporteras presentaron documentos que demostraban su calidad de periodistas.

Durante su detención no se les autorizó hacer ninguna llamada telefónica. Fueron golpeadas y privadas de atención médica. Su equipo de trabajo fue confiscado. Actualmente, las periodistas no tienen autorización para salir de sus comunidades.

El juez del tribunal municipal de Amapala las declaró culpables por “participar en manifestaciones públicas que obstruyen la labor de la administración pública”. La audiencia tendrá lugar el 11 de enero de 2011.

Reporteros sin Fronteras (RSF) condena la decisión de perseguir penalmente a las periodistas, quienes en el ejercicio legítimo de su oficio no cometieron ningún crimen. Solicitamos a las autoridades hondureñas que cesen todos los cargos establecidos en su contra. Cubrir un acontecimiento no significa participar en él. Por otra parte, exigimos la reparación del daño que les ocasionó este arresto arbitrario. Los responsables de la violencia de la que fueron objeto deben rendir cuentas.

Ya el personal del Área de Legal del Codeh, interpuso un Habeas Corpus para las personas detenidas, en contra de las actuaciones del Sub Comisionado de Policía, Ramón Banegas, informó el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos.

La detención de las dos periodistas se efectuó violando la ley hondureña. Ellas fueron puestas a disposición del juez Eris Armando Hernández 24 horas después de su arresto, lo que normalmente logra la anulación del proceso. Por otro lado, la fiscalía no puede emprender acciones legales, ya que esta prerrogativa corresponde al Procurador General de la República.

Foto: Archivo AmecoPress

-----------------------------------

Internacional – Medios de Comunicación – Derechos Humanos – Comunicación y género – Violencia de género. 28 dic. 10. AmecoPress