Cursos de defensa personal para mujeres víctimas de violencia de género en Galicia

"Ni él es tan fuerte, ni yo tan débil"

27 de diciembre de 2010.

Por Redacción AmecoPress/Galicia

Autonomías | Violencia de género | Violencia sexual | Instituciones de igualdad | Santiago de Compostela



Organizados por la Secretaría General de Igualdad en colaboración con el Sindicato Unificado de Policía


Santiago de Compostela, 27 dic. 10. AmecoPress/Galicia.- Un total de 79 mujeres víctimas de violencia de género en Galicia asistieron durante este año a los cursos de autoproteción impartidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y organizados por la Secretaría General de Igualdad.

La secretaria general de Igualdad, Marta González, consideró la participación en esta primera edición de los cursos como muy aceptable, aunque manifestó su deseo de que el próximo año sea mayor, ya que objetivo de estos cursos, explicó, “es que la mujer asuma que puede contribuir a su seguridad y que ciertas normas y costumbres pueden marcar la diferencia ante un intento de agresión”.

Además, señaló, “también quieren servir para reforzar la confianza de las mujeres, encargándose de formarlas e instruirlas agentes responsables de su protección”.

Los cursos son una buena herramienta para aumentar la autoestima de las mujeres, dándoles la posibilidad de tomar conciencia de sus propias posibilidades y límites. De este modo, el pensamiento positivo "ni él es tan fuerte, ni yo tan débil" promueve una actitud mental más determinada ante una situación de riesgo, segundo explican agentes encargados de la realización de los cursos.

La responsable de igualdad de la Xunta de Galicia indicó, “el contacto con otras mujeres inmersas en circunstancias similares en un ambiente distendido y nuevo para la mayoría de ellas, creó lazos de retroalimentación positiva sobre ellas mismas”.

La secretaria general de la Igualdad matizó que "en ningún caso, el objetivo del curso fue a promover que una mujer se enfrente físicamente con su agresor cuando exista otra opción", pero, en caso de que esto ocurra, "el conocimiento de técnicas y tácticas para su defensa personal puede facilitar que la víctima repela una agresión y gane el tiempo preciso para recibir el auxilio necesario".

Teoría y práctica

Los cursos contaron con una parte teórica, que se intercaló con la práctica en el desarrollo de las clases de una forma dinámica y participativa. En el área teórica, se informó a las mujeres sobre cuáles son las competencias de cada administración en esta materia, cuáles son sus derechos, como actuar en caso de violencia y cuál es el proceso que se ponen en marcha desde el momento de la solicitud de una orden de protección, entre otras cosas.

La parte práctica tuvo como objetivo que las mujeres se impliquen en su propia seguridad, y para eso, los funcionarios y funcionarias del Cuerpo Nacional de Policía que impartieron los cursos enseñaron a las mujeres las técnicas y tácticas de defensa personal adaptadas a la especial situación de las mujeres en diferentes circunstancias.

Aprendieron técnicas ofensivas, como golpes de puño, de cotobelos, de piernas, inmovilizaciones, o el uso de objetos cotidianos en técnicas ofensivas, como llaves, paraguas, etc.

En la árela de las técnicas defensivas, aprendieron a bloquear, a esquivar, a estar en guardia y también a usar objetos para defenderse, como caderas. Además, se presentaron tácticas de defensa propia a aplicar en diferentes supuestos, como pueden ser agresiones en el domicilio, agresiones a terceras personas (menores), agresiones sexuales, agresiones con objetos peligrosos, etc.

Otro de los campos en los que se trabajó fue en el desarrollo de medidas de seguridad y autoproteción en lugares como los colegios, los puestos de trabajo, los domicilios propios o de familiares, o los desplazamientos a pie, en coche o en transporte público.

Foto: Archivo AmecoPress

---------------------------------

Autonomías – Violencia de género – Violencia sexual – Instituciones de Igualdad. 27 dic. 10. AmecoPress.