México: Preocupación por la permanencia de las muertes maternas

27 de diciembre de 2010.

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Internacional | Salud y género | Salud reproductiva | Aborto | Instituciones de igualdad | México DF



En materia de salud se observa un “grave retroceso”


México, DF. 27 dic. 10. AmecoPress/Cimac.- Respecto a la salud de las mujeres, este año concluye con dos preocupaciones: la prevalencia de la Muerte Materna (MM) y la limitación del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, especialmente al aborto seguro y legal en el país, consideró Raffaela Schiavon, directora de Ipas México.

Schiavon indicó que la reforma constitucional, que la semana pasada realizaron los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) en Tamaulipas para criminalizar el aborto, representa “un grave retroceso” para el acceso a la salud de las mujeres.

Con esta reforma, suman ya 18 las modificaciones a las constituciones locales del país, por lo que las mujeres organizadas en torno al derecho a decidir temen otra “oleada” de reformas que penalicen el aborto en estados como Aguascalientes, Veracruz y Estado de México.

La penalización del aborto lejos de evitar esta práctica, coloca en riesgo la vida de las mexicanas, ya que según la Secretaría de Salud (SS), en el 2000 fueron hospitalizadas 160 mil mexicanas por padecimientos vinculados al aborto, este número creció a 180 mil en 2009, año en el que cada día 484 mujeres ingresaron a un hospital por aborto.

El análisis de Ipas México, con base en información oficial, señala que de las 27 mil 150 MM registradas de 1990 a 2008, una de cada 13 ocurrieron a causa de complicaciones derivadas de abortos mal practicados.

Del total de MM por aborto, 13 por ciento eran adolescentes y niñas, mientras que 65 por ciento de quienes fallecieron, carecían de seguridad social. Fueron atendidas en instituciones de la SS, algunas eran beneficiarias del Seguro Popular.

Muerte materna

La muerte materna en el país es otra preocupación, ya que pese a las acciones anunciadas por el gobierno federal para disminuirla, el número de mexicanas que pierden la vida por padecimientos vinculados al embarazo, parto o puerperio aumentó de 55.6 a 62.8 por cada 100 mil mujeres, de 2007 a 2009.

Esta situación es más alarmante en estados con mayor población indígena y con menores indicadores de desarrollo humano. Mientras en 2008 el promedio nacional de decesos por MM fue de 57.2 por cada 100 mil mujeres, en Chiapas y Guerrero, fue de 96.8 y 96.5, respectivamente, señalaron especialistas.

NOM-041 para atención de cáncer de mama

Este año se modificó el Proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama, que retardó 10 años más la edad mínima a la que las mexicanas deben realizarse por primera vez una mastografía para detectar ese padecimiento, ahora será a partir de los 50 años de edad.

En entrevista a Miriam Ruiz, de la “Iniciativa Global Komen, para la concientización sobre el cáncer de mama en México”, señaló que extender 10 años más la edad para que las mujeres puedan ser diagnosticadas con una mastografía de tamizaje es un desatino de las autoridades, que “aumenta potencialmente la muerte de mexicanas por CaMa”.

La activista mencionó que postergar el acceso a la mastografía resultará más costoso para el sector salud, ya que los gastos aumentan si no se detecta a tiempo.

Esta modificación aún no es permanente, la discusión se llevará a cabo el próximo año con las observaciones de organizaciones, y de otros sectores como la academia e institutos de seguridad social.

De acuerdo con la activista, quien junto con diversas asociaciones y en diálogo con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, valoran el contenido de la NOM, “deben ser las organizaciones y las pacientes con cáncer a los 35 o 42 años de edad, quienes avalen cualquier norma”.

Falta de transparencia en recursos

Pese a que este año legislativo aumentó el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2011 en salud sexual y reproductiva, e igualdad de género en salud de 692 millones de pesos (mdp), a mil 549 mdp, no se realizaron modificaciones a los instrumentos de rendición de cuentas para el ejercicio presupuestal, que permitirían monitorear las fuentes de los recursos y su aplicación.

Daniela Díaz, responsable del proyecto de MM y presupuesto público de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, aseguró que ignorar la propuesta de modificaciones, representa una “oportunidad perdida”, porque se mantiene “la posibilidad del uso discrecional de los recursos, con una mínima obligación de los estados para rendir cuentas”.

La falta de transparencia propicia que la salud sexual y reproductiva de las mujeres, dependa de la voluntad de quienes ejercen el gasto, misma que “puede inclinarse de acuerdo con cuestiones morales y no del derecho a la salud, que debe garantizar el Estado, de ahí que veamos problemáticas como el desabasto de anticonceptivos y el aumento de embarazo en adolescentes”.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica 2009, 3 de cada 10 mujeres se convierten en madres antes de cumplir 20 años de edad, este dato esta vinculado con que 25 por ciento de las adolescentes no utiliza anticonceptivos a pesar de no desear un embarazo.

A pesar de contar con esta información, los estados no están obligados a rendir cuentas acerca de la aplicación de programas como el de Planificación Familiar y Anticoncepción, también quedarán en la opacidad Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes, Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género, el de Igualdad en Género y Salud, Arranque Parejo en la Vida, y los programas son los de atención al cáncer cervico uterino y mama.

Foto: Archivo AmecoPress

------------------------------

Internacional – Salud y género – Salud reproductiva – Aborto - Instituciones de Igualdad. 27 dic. 10. AmecoPress/Cimac