Pasiones que llevaron a revoluciones

17 de diciembre de 2010.

Por Elena Duque

Cultura | Madrid | Libros | Feminismo



Un ensayo de Anne Clark observa la historia de Europa con la lupa del deseo


Madrid, 17 dic (10). AmecoPress. En ‘Deseo. Una Historia de la Sexualidad en Europa”, nuevo título de Feminismos, Anne Clark hace un análisis de esta violenta pasión humana y de su influencia en las relaciones entre hombres y mujeres desde lo personal hasta lo político desde la Antigua Grecia a la actualidad del continente.
 
Según Anne Clark, la pasión sexual, en la base de todas las relaciones humanas, se compone de dos facetas diferenciadas: por un lado, el deseo es peligroso, conduce a las personas a correr riesgos por el mero instinto que les mueve, y es a lo largo de la historia de la humanidad un elemento desestabilizador, un agente contaminante. Pero por otro lado, mantiene Clark, el deseo es en sí materia creadora, genera fuertes impulsos con sus fuertes repercusiones, y puede en sí llegar a ser revolucionario.
 
La autora se adentra con estas tesis a describirnos la historia sexual europea, destacando las muchas diferencias, a sus ojos, con otras culturas contemporáneas. A lo largo de sus páginas múltiples anécdotas e historias verdaderas amenizan la lectura y asientan los argumentos con que Clark nos conduce siglo tras siglo, casa tras casa.
 
Partiendo de las relaciones amorosas en la Antigua Grecia y Roma y su representación artística y política, la autora nos conduce a descubrir el concepto del deseo en el nacimiento del judaísmo y en su papel en el mundo medieval, donde lo judío y lo musulmán convivían y se mezclaban.
 
Entra después en la regulación del sexo a partir del siglo XIII, en la actitud de los ilustrados hacia sus mujeres, y en el descubrimiento social de las diferentes opciones sexuales ya en la época victoriana.
 
En la lectura de sus páginas también se produce la reflexión sobre el papel del deseo sexual en la política y la sociedad actuales, preguntándose la autora si ya se ha anulado su efecto revolucionario.
 
Para la redacción de este intenso ensayo, la autora se ha servido de multitud de fuentes de lo más variopinto, desde la literatura, con novelas, poesías y obras dramaturgas, a la cinematografía después, incluyendo la pornografía. Cuenta también con fuentes epistolares, sentencias judiciales y autobiografías.
 
Fotos: archivo AmecoPress
---
Cultura - Libros - Feminismos - Sexualidades; 17 diciembre (10), AmecoPress