Tímido aumento de las pensiones mínimas para 2011, de las que las mujeres son las principales beneficiarias

16 de diciembre de 2010.

Por Elena Duque

Economía | Madrid | Situación social de las mujeres | Tercera edad | Género y desarrollo



La pensión de viudedad y la mínima contributiva se quedan en seiscientos euros


Madrid, 16 dic (10). AmecoPress. Las pensiones mínimas de jubilación sin cónyuge al cargo y la de viudedad sufrirán un suave ascenso a partir de enero de 2011. Esta medida afecta especialmente a las mujeres, que acumulan la mayor parte de estas prestaciones sociales.

537.000 mujeres y 416.000 hombres recibían en 2008 pensiones de viudedad en España en 2008. A primera vista, parece que la diferencia, auque amplia, no es tan significativa. Sin embargo, la mayor parte de estos hombres tienen además su propia pensión contributiva, algo que a menudo no ocurre entre las mujeres. Incluso en el caso de que las mujeres sean beneficiarias de su jubilación, con frecuencia ésta es mínima por haber cotizado un menor número de años y haber percibido salarios de menor cuantía que los hombres.

Por lo tanto, esta medida va a afectar más notablemente al colectivo femenino. El ascenso, de un 2,3%, se producirá en las pensiones de casi un millón de personas. Responde a la revalorización del 1% prevista en los Presupuestos Generales del Estado de 2011 más el 1,3% de desviación del Índice de Precios al Consumo (IPC) sobre lo previsto.

La pensión mínima de jubilación sin cónyuge a cargo y la de las viudas y viudos mayores de 65 años o de menos edad con alguna discapacidad ascenderá el próximo año a 601,40. El resto de pensionistas, estimados en cinco millones y medio de personas, sólo notarán un aumento del 1,3%. La pensión máxima del sistema en 2011 queda fijada en 2.497,91 euros.

Según informa el Ministerio de Trabajo, las pensiones de viudedad con cargas familiares han sufrido un aumento del 81,25% desde 2004, el mayor registrado, alcanzando los 695,40 euros en 2011. Esta cantidad es también la base del as pensiones mínimas de jubilación con cónyuge al cargo, caso en el que el aumento en los últimos 7 años acumula un 53,46%.

Por otra parte, el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI, una pensión que reconoce a mujeres que trabajaron al menos 1.800 días antes de 1967) ha aumentado un 28,31% y se sitúa en 384,50 euros el próximo año. La pensión mínima no contributiva, también altamente feminizada y de la que son beneficiarias 449.923 personas, se coloca en los 347,60 euros.

Fotos: archivo AmecoPress

---------------------------------

Economía - tercera Edad - Género y Desarrollo - Situación Social de las Mujeres; 16 diciembre (10), AmecoPress