Tercera Acción Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres

Hasta que todas seamos libres

25 de marzo de 2010.

Por Gloria López

Sociedad | Madrid | Internacional | Globalización | Feminismo | Movimiento feminista



Isonomía participa realizando unos talleres en Les Coves de Vinromà


Madrid, 25 mar. 10, AmecoPress. Bajo el slogan “¡Mujeres en Marcha hasta que todas seamos libres!”, la Tercera Acción Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM) comenzó el pasado 8 de marzo y finalizará el 17 de octubre, Día Internacional por la Eliminación de la Pobreza. Acciones locales, nacionales, regionales y una movilización internacional en Sud Kivu (República Democrática del Congo).

La Marcha Mundial de las Mujeres es un movimiento social internacional feminista, formado por grupos y organizaciones de base que trabajan para eliminar las causas estructurales de la pobreza y de la violencia contra las mujeres.

Entre el 8 al 18 de marzo, se realizaron marchas y movilizaciones nacionales simultáneas de diferentes tipos, formas, colores y ritmos celebrando también el centenario de la Declaración del Día Internacional de la Mujer. Según el Secretariado Internacional de la MMM, con sede en Sao Paulo, Brasil, 51 países informaron que están realizando acciones. Entre ellos, España, donde mujeres de Galicia, País Vasco y Cataluña salieron a las calles, realizaron seminarios, crearon paneles y promovieron actividades reivindicativas.

Otro momento importante está previsto entre los días 7 y 17 de octubre, donde la acumulación de actividades desembocará en una gran movilización internacional en Sud Kivu (República Democrática del Congo) para expresar la solidaridad internacional con mujeres que viven en situaciones de guerra y fortalecer el protagonismo de las mismas en la resolución de los conflictos.

Y durante estos meses, se realizarán diferentes acciones en África, América, Asia, Oceanía y Europa, en torno a cuatro campos de acción: bien común y servicios públicos, paz y desmilitarización, trabajo de las mujeres y violencia contra las mujeres.

Un ejemplo de ello es el inicio, por parte de la Fundación Isonomía de la Universitat Jaume I de Castellón, de unos talleres en Les Coves de Vinromà. La asociación de las Amas de Casa de Les Coves de Vinromà ya respaldó las movilizaciones internacionales, que se iniciaron el 8 de marzo y prosigue la acción dentro de la MMM con estos talleres.

El taller de Les Coves se centró en visibilizar la situación del trabajo de las mujeres en el mundo, haciendo hincapié en el reconocimiento del llamado trabajo reproductivo: cuidado de los hijos e hijas, de la casa, de los maridos, de las personas enfermas y ancianas. Como propuesta práctica, las mujeres de la localidad, elaboraron la nómina del trabajo reproductivo, en la que contabilizaron el salario a percibir por desempeñar todas las tareas relacionadas con los cuidados.

Antecedentes de la Marcha Mundial de las Mujeres

La idea de crear una red internacional de mujeres surge en Montreal en octubre de 1998, cuando mujeres de 65 países y territorios se juntaron para la preparación del primer encuentro de la Marcha Mundial de las Mujeres, que se celebró el 8 de marzo de 2000. Ese mismo año se organizaron acciones y manifestaciones por todo el mundo, con la participación de 6.000 grupos de 161 países y territorios.

Además, en este primer encuentro, se elaboró el documento con las 17 reivindicaciones mundiales de la Marcha para la eliminación de la pobreza en el mundo y la eliminación de la violencia contra las mujeres. Y es precisamente dicho documento donde se presenta uno de los postulados fundamentales de la Marcha: la lucha contra todas las formas de desigualdad y discriminación hacia las mujeres.

Cambiar el modelo actual

La Marcha impulsa “una visión global de las diferentes causas de dominación de las mujeres (sexo, clase, raza, opción sexual,..) y sostiene que “se debe tener presente la articulación entre patriarcado y capitalismo, opresión y explotación, ya que ambos sistemas de dominación se fortalecen y se retroalimentan”.

“En este sentido”, afirman estas mujeres, “es necesario cambiar el mundo para cambiar la vida de las mujeres, y a la inversa. El objetivo de la lucha no es integrar a las mujeres en el modelo económico y social actual, sino cambiar el modelo para que todas las mujeres, no sólo algunas, seamos libres”.

Es por ello que la Marcha considera estratégica la construcción de alianzas con otros movimientos, para generar colectivamente alternativas mundiales a las políticas neoliberales actuales. De esta manera, además de articular diferentes luchas en torno a una misma agenda, la MMM articula lo local y lo internacional.

Precisamente esta visión integral y global de la lucha convierte a la MMM en un movimiento transnacional que engloba a organizaciones y colectivos amplios y diversos: hay mujeres del ámbito rural y urbano, mujeres de diferentes etnias y religiones, mujeres con sensibilidades diferentes y múltiples experiencias, con enfoques distintos pero con un objetivo común: la voluntad de superar el orden actual injusto que provoca violencia y pobreza en las mujeres.

Fotos archivo AmecoPress. Pies de foto: 1) Logotipo de la MMM; 2) Imagen del taller de Les Coves, cedida por Isonomía

--------------------

Internacional – Sociedad – Movimiento Feminista – Feminismo - Globalización; 25 marzo (10); AmecoPress