Primera orden de alejamiento en un caso de homofobia

17 de marzo de 2010.

Por Elena Duque

Madrid | Estado Español | Legislación y género | Homofobia



Un juez de Sabadell prohíbe a un grupo de menores acercarse al denunciante por perseguirle por su condición sexual en 2004


Madrid, 17 mar (10). AmecoPress. Un juez de Sabadell ha dictado una orden de alejamiento y el pago de una multa a un grupo de menores culpados de acosar a otro joven por el hecho de ser homosexual. Esta es la primera sentencia de estas características que se ordena en España por motivos de homofobia.

Los menores no podrán acercarse a la casa del joven a menos de 300 metros ni comunicarse con él por ningún medio. Además han sido multados por su actuación.

El joven empezó a sufrir vejaciones por parte de un grupo de vecinos en 2004, cuando mostró públicamente su condición sexual. Este grupo de personas de entre 16 y 18 años le insultó, le golpeó, realizó pintadas en su domicilio y le pinchó las ruedas del coche. Los continuos abusos forzaron al demandante a abandonar su lugar de residencia.

Los agresores han sido declarados culpables de falta de vejación, con el agravante del abuso de superioridad y valorando la motivación homófoba.

Para Antonio Poveda, presidente de la Federación de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), esta sentencia es “un pequeño avance, porque la homofobia se vive en silencio por parte de muchos jóvenes y sobretodo adolescentes, que se encuentra sin una red de apoyo”.

Considera que esta decisión puede alentar a otras personas a denunciar la discriminación que sufren, y lamenta que esta cuestión no se aborde con suficiencia desde el ámbito educativo. Una serie de encuestas realizadas por la federación concluyeron que un 65% de las y los jóvenes homosexuales, transexuales o bisexuales han sufrido algún tipo de vejación por su condición a lo largo de su vida, pero no lo han denunciado.

Poveda advierte de la especial vulnerabilidad de las personas en la adolescencia. “No cuentan con apoyos familiares”, afirma, porque la homosexualidad es una condición que tienes que dar a conocer, que no se nota, y eso puede resultar muy complicado.

Además entre adolescentes se produce el “miedo al estigma”. “Los chavales y chavalas que son tolerantes y son testigos de una vejación, no intervienen por miedo a que a ellos también se les estigmatice”, ha explicado.

Con la sentencia dictada se iguala por primera vez la violencia homófoba con la de género en nuestro país. Desde la FELGTB esperan que con este precedente se utilice la Ley de Igualdad para abordar estos casos.

 

Fotos: archivo AmecoPress

---

Estado Español - Homofobia - Legislación y Género; 17 marzo (10), AmecoPress