La ley por si sola no puede cambiar el patriarcado preexistente

16 de marzo de 2010.

Por Redacción AmecoPress

Autonomías | Madrid | Violencia de género | Legislación y género



Juana María Gil, profesora de la Universidad de Granada, considera que la ley es un instrumento útil contra la violencia machista, pero sólo si se trabaja en la formación en género


Madrid, 16 mar (10). AmecoPress. “Cuando hablamos de violencia de género no somos mujeres hablando de nuestras cosas, es violación de los derechos humanos”. Es una afirmación de Juana Mª Gil, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada y ponente de la Ley de Igualdad, que ha participado en las actividades de la Cátedra Caixanova de Estudios Feministas, según informa el Diario de la Universidad de Vigo.

Esta experta defiende que las mujeres, el 52% de la sociedad, “no somos un colectivo, somos la mayoría”. Pero son muchos siglos de sociedad patriarcal y eso, en su opinión, no se cambia a base de “decretazos”.

Por ello aboga por la formación y la sensibilización como mecanismos necesarios sobre los que hacer efectiva la aplicación de la Ley de Igualdad. En su opinión, el derecho por sí solo no puede reparar los errores de una sociedad, precisamente porque parte de ésta.

Ejemplo de ello era la legislación española hasta hace algunas décadas, por la cual las mujeres sólo podían actuar como mayores de edad si contaban con el permiso de sus esposos, padres o hermanos varones.

Durante su ponencia destacó la necesidad de definir los ámbitos de acción para la protección de las mujeres. “Debemos comenzar por hablar de las violencias de género, porque son muchas, más allá de las agresividades físicas hay violencia psicológica, discriminación y falta de igualdad real”, mantuvo.

Para Gil, la Ley Integral contra la Violencia de Género siempre tiene que ir en paralelo a la de Igualdad, porque es imposible hablar de derechos si no es desde una perspectiva igualitaria.

Asimismo, en su intervención se mostró convencida de que es de suma importancia denunciar a los agresores y poner en marcha los mecanismos legales y judiciales, fruto del trabajo de muchas mujeres, como medida de protección de quienes sufren maltrato por sus parejas.

Defendió que incluso para la administración las leyes de Igualdad y contra la violencia son fruto de la lucha feminista, y animó a las personas presentes a investigar y conocer de cerca el movimiento feminista, rompiendo los estereotipos.

Fotos: archivo AmecoPress

---

Autonomías - Violencia de Género - Legislación y Género; 16 marzo (10), AmecoPress