Campaña “Muévete por el igualdad, es de justicia”

5 de marzo de 2010.

Por Eva Peña

Autonomías | Madrid | Internacional | Instituciones de igualdad | Políticas de Igualdad



Presenta el informe “Recomendaciones para la participación en el proceso de revisión de la plataforma de acción: Beijing + 15”


Madrid, 05 mar. 10. AmecoPress.- El informe analiza la implantación real en Cataluña de las medidas establecidas a la Declaración de Beijing firmada y aprobada hace 15 años, y donde se creó la Plataforma de Acción en el marco de la IV Conferencia Mundial de la Mujer.

La Plataforma de acción fue una estrategia global que se construyó desde el trabajo en red de las mujeres y de la sociedad civil, para denunciar las estructuras de poder generadoras de exclusión y de discriminaciones.

Es el primer informe elaborado en Cataluña, y se presenta coincidiendo con la cumbre de revisión de la Plataforma de Acción que está teniendo lugar estos días en Nueva Cork, cumbre donde se evaluará la implementación por los gobiernos de todos los estados firmantes.

El Informe Beijing +15 hace recomendaciones concretas al Gobierno catalán, actor fundamental de la cooperación catalana, recopilando los elementos claves para la posterior revisión de los Objetivos del Milenio (OMD), y en relación a la normativa catalana.

Se analiza la Plataforma en su conjunto, señalando avances y carencias en la implementación de cada una de las doce esferas de especial preocupación de las mujeres: feminización de la pobreza; educación y capacitación; salud; violencia; papel de las mujeres en los conflictos armados; la economía en femenino; el ejercicio del poder y la toma de decisiones; mecanismos institucionales para el avance de las mujeres; los derechos humanos de las mujeres; el papel de los medios de difusión; el medio ambiente y el desarrollo de las niñas para el futuro de la humanidad en equidad y justicia.

La Plataforma de Beijing propuso una serie de cambios que comprenden la distribución de poder. Con este propósito introdujo una estrategia dual: la trasversalidad de género y el empoderamiento de las mujeres.

También prevé la introducción de la dimensión de las relaciones de género en todas las instituciones políticas, procesos de planificación y de adopción de decisiones por parte del estado.

El tercer objetivo de la Declaración del Milenioestá dedicado a la igualdad entre sexos, pero tiene un alcance limitado si lo comparemos con los enfoques de empoderamiento y transversalitzación de la declaración de Beijnig.

Como se examina con más detalle a lo largo del informe, aparte del tercer objetivo [ODM], el resto no refleja una preocupación por la Igualdad de género y, cuando se trata de temas relacionados con las mujeres, se hace énfasis en su “función” de madres (como pasa con el 5º y 6º [ODM], que se ocupan de la salud materna y de las enfermedades como VIH/SIDA).

Cumplimiento en Cataluña

En lo que concierne en Cataluña, en los últimos años se han registrado importantes avances en la incorporación de la igualdad de género, tanto respeto a la sensibilización hacia la ciudadanía como a la actividad normativa. Un claro ejemplo es el avance registrado en el marco de la cooperación catalana al desarrollo.

Al diciembre de 2001 se aprobó la Ley de Cooperación al Desarrollo de Cataluña, en esta ley se establecieron las líneas de actuación, las prioridades y las modalidades de financiación y evaluación.

El Plano Director 2007-2010 se declara explícitamente como marco de referencia el enfoque “Género en el Desarrollo” (GED). En particular, el Plan Director vigente establece entre sus objetivos transversales la equidad entre mujeres y hombres como objetivo estratégico.

Pese a los avances registrados, los problemas persisten. Plasmar en la práctica los principios rectores de la igualdad de género no es una tarea fácil y cabe destacar la ausencia, por ejemplo, de una partida presupuestaria dedicada a la transversalidad de género.

Eso representa una dificultad notable ya que toda política requiere recursos financieros y humanos suficientes por implementarse. Además, es difícil conseguir un cambio de mentalidad que haga que las acciones pro igualdad de género dejen de ser consideradas acciones “para las mujeres” y pongan en marcha acciones transformadoras de las relaciones de poder que estructuran las sociedades.

Del análisis de los datos del presupuesto de 2008 de la cooperación catalana al desarrollo resulta que el objetivo estratégico de apoderamiento de las mujeres recibe poco más del 7% del presupuesto.

A lo largo de 2010 se elaborará un nuevo Plan Director. Eso representa una ocasión importante para avanzar aún más en la incorporación de los instrumentos internacionales como la Plataforma de Acción y la CEDAW y para profundizar el compromiso hacia la equidad de género en la cooperación.

La equidad de género ha calado hondo en áreas no relacionadas con el mundo de la cooperación al desarrollo. Dos ejemplos significativos son la Ley del Derecho de las Mujeres a erradicar la Violencia Machista y el Plan de Políticas de Mujeres del gobierno de la Generalitat de Catalunya (2008-2011).

La campaña “Muévete por la Igualdad. Es de justicia” considera que el proceso de revisión de Beijing+15 brinda un excelente marco para poder evaluar en qué punto se encuentra la implementación de sus esferas prioritarias, tanto a nivel global como en Cataluña. Instrumentos internacionales como la Plataforma de Acción pueden representar, en momentos estratégicos como éste, impulsos centrales para avanzar hacia la equidad de género y hacia una sociedad más democrática.

Foto: Archivo AmecoPress

-------------------------------

Internacional – Autonomías – Políticas de Igualdad – Instituciones de Igualdad. 05 mar. 10. AmecoPress