Temporalidad y parcialidad son las principales denuncias de los sindicatos para el 8 de marzo

4 de marzo de 2010.

Por Elena Duque

Madrid | Estado Español | Empleo y género | 8 Marzo



Coinciden en la necesidad de erradicar la precariedad laboral de las mujeres con la salida de la crisis


Madrid, 4 mar (10). AmecoPress. Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, los sindicatos hacen examen de conciencia. No se abandonan reivindicaciones comunes a todas las mujeres, pero en esta fecha los derechos laborales cobran especial protagonismo.
 
CGT lo resume así en un manifiesto para el 8 de marzo: “Las mujeres continuamos teniendo doble jornada laboral, tenemos limitada la posibilidad de acceder a puestos de trabajo mejor remunerados, sufrimos mayor precariedad laboral, somos víctimas del terrorismo machista, continuamos realizando los trabajos necesarios para el mantenimiento de la vida”
 
Las mujeres cobran un 20% menos que los hombres en los mismos puestos de trabajo, sufren de mayor temporalidad en los contratos, y se emplean a tiempo parcial en mayor medida que los varones, pero no voluntariamente.

 
“Seguir por la senda del contrato parcial es seguir ahondando en la discriminación de las mujeres”, señala Carmen Bravo Sueskun, secretaria general de la mujer de CCOO, que explica que “este es el contrato que más incide en la discriminación salarial. Se unen tiempo parcial y temporalidad con la brecha salarial, que significa menor cotización a la seguridad social”.
 
Las consecuencias son directas: menor protección social, lo que se traduce en prestaciones por desempleo de menor duración y de menor cuantía. Si a esto sumamos que entre las mujeres es mayoritario el paro de larga duración, la desprotección se acrecienta. “Entre las personas desempleadas, hay un 9.2% de las mujeres que superan el año de paro; entre los hombres hay sólo un 6,6%”, mantiene Bravo.
 
Son circunstancias agravadas por la actual crisis que tendrán repercusión durante toda la vida de estas mujeres. Con un nivel de cotización muy por debajo del de la media de los varones, el día de mañana las pensiones de jubilación correspondientes serán mucho más bajas que las de sus homólogos varones.
 
Las desigualdades de hoy son también las de mañana, y por ello desde los sindicatos coinciden en la necesidad de no perder la ocasión que el nuevo modelo productivo ofrece para la incorporación de las mujeres al mercado laboral en igualdad de condiciones.
 
Crisis diferentes en momentos diferentes
 
A pesar de que las cifras de paradas y de parados no han parado de engordar desde finales de 2007, también la tasa de actividad femenina ha crecido ligeramente. El motivo está en esas mujeres que nunca antes habían formado parte del mercado laboral, o aunque alguna vez lo hicieron, lo abandonaron después para dedicarse a otras tareas, con frecuencia al cuidado de familiares.

 
La duración de la crisis en España ha puesto a muchas familias entre la espada y la pared. En hogares donde tradicionalmente el varón era el único sustentador de la familia, quedando la mujer a cargo de los hijos e hijas, ahora él se ve sin posibilidad de encontrar un trabajo que le permita mantener esa estructura. La mujer se ve empujada de esa manera a ingresar en el mercado laboral.
 
Para Almudena Fontecha, secretaria general de la mujer de UGT, esta crisis no tiene comparación con las que se vivieron durante el siglo XX, en las que cuando los hombres iban a la guerra, las mujeres ocupaban la mano de obra en fábricas, en la construcción y allí donde fuera necesario. “Después se les pedía amablemente que volvieran a sus casas. Ahora, las mujeres entran al mercado laboral con la vocación de quedarse”.
 
Por ello, insiste en no perder de vista que “el cambio de modelo productivo es la ocasión de las mujeres para pedir coherencia”.
 
Además, critica con dureza este modelo productivo en el que la mujer vuelve a ser un recurso para la crisis. “Un hombre puede elegir entre trabajar o hacer otra cosa; una mujer elige entre trabajar fuera, trabajar dentro, o trabajar fuera y dentro”.
 
Derechos reproductivos en el trabajo
 
Muchas mujeres han vivido el decepcionante momento en una entrevista de trabajo en el que el personal de recursos humanos hace la pregunta: ¿piensa tener hijos? Y no es sólo decepcionante por lo que tiene de vulneración de la vida privada, sino porque además en ese mismo momento sabe que no le van a contratar. No lo harán porque es mujer.
 
Desgraciadamente, la tendencia a evitar contratar a mujeres jóvenes sigue siendo muy elevada. Si efectivamente te decides por tener hijos o hijas, el mercado de trabajo te da la espalda. “El 99% afirma haber tenido dificultades tras la excedencia por cuidado de familiar para encontrar un empleo”, declara Fontecha.
 
Para ella, falta más implicación del Gobierno para sensibilizar sobre la corresponsabilidad de padres y madres. Los datos lo demuestran: en más del 90% de los casos siguen siendo las mujeres quienes solicitan los permisos para el cuidado de familiares.
 
Igualdad para una sociedad mejor
 
La ministra de Igualdad lo mantiene en su discurso: la igualdad es rentable. Las mujeres en España tienen mayor formación que los hombres. Es de esperar que su incorporación al mercado de trabajo en puestos que se correspondan con su calificación suponga una mejora del sistema productivo.
 
Fontecha hace una lectura propia de tal afirmación: “La igualdad es un elemento estabilizador y de redistribución de los recursos económicos, pero también pos supuesto de redistribución social”.
 
La igualdad efectiva entre hombres y mujeres no se puede alcanzar mientras no recibamos igual trato en todas las esferas, y la laboral, directamente relacionada al acceso a los recursos, es tremendamente representativa de las diferencias.
 
Actos de conmemoración
 

Hoy jueves, CCOO ha reunido a 1000 mujeres del sindicato, muchas de las veteranas, pero también de las afiliadas más recientemente “porque hay mucha iniciativa”, según Bravo. La unión hace la fuerza, y el 8 de marzo es para ellas una oportunidad de conocerse cara a cara y de compartir sensaciones frente a una fecha tan señalada. Aún quedan eventos pendientes.
 
UGT otorgó a principios de esta semana los premios 8 de marzo a diferentes mujeres por su labor en defensa del feminismo. En su XV edición las premiadas fueron Amelia Valcárcel por su defensa de la igualdad desde el ámbito académico; Purificación González, mujer trabajadora que hubo de luchar contra el acoso en el lugar de trabajo; y Alicia Sanz, en reconocimiento a su labor sindical.
 
Este sindicato convoca un acto conmemorativo para el mismo día 8 en la Casa del Pueblo de UGT- Madrid, en el cual participará Rosa María Capel, profesora de Historia Moderna de la Universidad Complutense de Madrid y autora de “Cien Años Trabajando por la Igualdad”. Será a mediodía, y concluirá con la actuación de la cantautora Lucía Caramés.
 
Por su parte, CGT ha organizado numerosas actividades en torno a esta fecha. Varias capitales de provincia acogen en su sede proyecciones de cine, charlas y exposiciones en torno a la mujer trabajadora. Asimismo, han convocado manifestaciones en las principales ciudades para el lunes.
 
 
 
Fotos: archivo AmecoPress
---
Pie de foto: 1) Cartel CCOO para el 8 marzo; 2) Idem UGT; 3) Almudena Fontecha; 4) Cartel de CGT para este día
---
Estado Español - 8 marzo - Empleo y Género; 4 mar (10), AmecoPress