El Foro Social Mundial destaca el importante papel de las declaraciones internacionales para velar por la igualdad entre géneros

3 de marzo de 2010.

Por Elena Duque

Sociedad | Madrid | Empleo y género | Legislación y género | 8 Marzo



En su manifiesto para el 8 de marzo señala que los gobiernos firmantes son jurídicamente responsables en el caso de la violación de los derechos humanos


Madrid, 3 mar (10). AmecoPress. De cara a la celebración el próximo 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Asamblea de Movimientos Sociales del Foro Social Mundial de Madrid destaca el centenario de esta fecha señalada. Señala la relevancia de la Conferencia de la ONU en Nueva York estos días por la responsabilidad que los acuerdos derivados entraña para los estados firmantes.
 
La asamblea recuerda en su manifiesto que la fecha del 8 de marzo “se propuso para honrar la lucha y la memoria de las 146 trabajadoras que murieron en 1908 en un incendio provocado en la empresa Cotton Textile Factory de Nueva York, para obligarlas a abandonar el encierro y la huelga que realizaban para mejorar sus bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían”.
 
Aquellas mujeres reclamaban ya entonces una igual retribución económica que los varones, algo que aún hoy no se ha conseguido. También hoy la precariedad laboral y el desempleo es mayor entre las mujeres que entre los hombres, denuncian.
 
En el manifiesto, la asamblea hace un alegato en reconocimiento de la lucha feminista y en contra de la sociedad patriarcal y denuncia los diferentes ámbitos de discriminación que sufren las mujeres, más allá de la esfera laboral: “el rol de género inferior al masculino, maltrato, abusos sexuales y violaciones, muertes por abortos clandestinos, feminicidios, etc. Esto no ocurre sólo en países pobres; en Europa, una de cada cinco mujeres sufre algún tipo de violencia conyugal”.
 
Asimismo, hacen referencia a la Conferencia Mundial de Mujeres que se celebra estos días en Nueva York, donde consideran que se producirá “una renovación del impulso transformador y de lucha” en los acuerdos por la igualdad entre los géneros.
 
“Cada día es más evidente la necesidad de que los acuerdos firmados en las Conferencias Internacionales sean tenidos en cuenta en el proceso de vigilancia sobre el cumplimiento de los tratados relativos a los derechos humanos, de modo que los gobiernos puedan ser jurídicamente responsables de las violaciones a estos derechos”, prosigue el texto.
 
Concluye animando a la participación de todas y todos en cooperación con las redes sociales y las instituciones para lograr la aplicación de los acuerdos sobre igualdad de género, desarrollo y paz, y su posterior seguimiento para garantizar su éxito.
 
 
 
Fotos: archivo AmecoPress
---
Sociedad - Empleo y Género - 8 marzo - Legislación y Género; 3 marzo (10), AmecoPress