Estudio realizado por las universidades de Oviedo y Sevilla

El 70 por ciento de las jóvenes no saben identificar el maltrato

1ro de marzo de 2010.

Por Gloria López

Sociedad | Madrid | Las jóvenes



En la investigación se encuestó a alumnas asturianas de 16 a 21 años


Madrid, 01 mar. 10, AmecoPress. Las Universidades de Oviedo y Sevilla realizaron un estudio que concluye con el siguiente dato: el 70,7 por ciento de las jóvenes no sabe reconocer el maltrato. Los autores del trabajo no quieren asumirlo como algo definitivo, sino como "un mero indicador de urgencia", que deja claro que las campañas de prevención no logran su objetivo de informar, a la población a la que van dirigidas, de qué es maltrato.

Este estudio se presenta en el “Congreso Virtual de Psiquiatría. Interpsiquis” titulado “La violencia en la pareja. Una realidad evidente”. Lo firman los profesores de la Universidad de Oviedo Francisco Javier Rodríguez Díaz y Carolina Bringas Molleda, y de la de Sevilla, Javier López-Cepero y Luis Rodríguez Franco. La investigación se realizó entre 709 jóvenes escolarizadas entre tercero de la ESO y segundo de Bachillerato de Asturias, A Coruña, Huelva, Ourense y Sevilla.

Los datos fueron recogidos a través del Cuestionario de Violencia de Novios (Cuvino), que indaga acerca de la percepción general sobre la relación de pareja a través de 62 preguntas. En este caso sólo se seleccionaron 13 de ellas. Se eligieron los más semejantes a los que en el 2006 había formulado el Instituto de la Mujer, para realizar una evaluación paralela.

En la encuesta de hace cuatro años ya se intentó identificar lo que se denomina “maltrato técnico”, que es el que sufre la persona que es víctima de violencia, pero no se reconoce como tal. El estudio revela que, pese a que el observador externo detecte abusos reiterados en la relación de pareja de la víctima, "lo más probable" es que esta última no los sepa identificar.

Para realizar el estudio presentado recientemente, los centros fueron elegidos aleatoriamente a partir del censo de centros educativos de cada provincia participante. En los centros que aceptaron participar, se solicitó un aula de cada uno de los niveles impartidos entre 3º de ESO y 2º de Bachillerato. Los datos fueron recogidos por alguno de los integrantes del equipo de investigación, en horas lectivas y con el profesor presente.

En la encuesta del Cuvino, un 6,5% de las jóvenes respondió afirmativamente a la pregunta " ¿Te sientes o has sentido maltratada?" mientras que en el cuestionario del Instituto de la Mujer la tasa era del 3,6%. En cambio, un 22,8% de las encuestadas dijo no haber sufrido ninguna de las 13 situaciones que se plantean en el cuestionario. El 77,2% restante respondió afirmativamente al menos a una de las cuestiones, lo que prueba que sufre maltrato. Por eso, se afirma que un 70,7% no era consciente de ser una víctima siéndolo, frente al 9,6% de maltrato técnico detectado por el estudio del 2006.

Cuestionamiento de las campañas de prevención

Los investigadores asumen este resultado como un "indicador de urgencia y no como un juicio definitivo", básicamente porque creen que harían falta subdivisiones o subgrupos en ese maltrato técnico, para establecer las distintas necesidades de intervención, pero opinan que queda claro que una parte importante de las personas a las que van dirigidas las campañas de prevención del maltrato, "no absorbe el mensaje".

“Por supuesto, los criterios que sustentan la evaluación son discutibles y nos animan a tomar las cifras como un mero indicador de urgencia, y no como un juicio definitivo”, afirman las personas responsables del estudio. “Por un lado, el alto porcentaje encontrado parece indicar que el criterio de inclusión es poco selectivo y por otra parte, la falta de subdivisiones dentro de estas personas que sufren maltrato técnico hace que los resultados no sirvan para diseñar una estrategia adaptada a las distintas situaciones”.

Pero incluso teniendo en cuenta las reservas de los investigadores acerca de la adecuación del instrumento de evaluación replicado, insisten en que “no podemos pasar por alto el hecho de que muchas de las jóvenes encuestadas no identifican su situación como de maltrato a pesar de sufrir conductas abusivas o desconsideradas por parte de sus parejas con alta frecuencia”.

La falta de consciencia de la víctima es un escollo de capital importancia en el acceso a los recursos de protección. Básicamente, la no identificación del problema dificulta que se pongan en marcha mecanismos de solución para el mismo.

Fotos archivo AmecoPress.

--------------------

Sociedad – Violencia de género – Las jóvenes; 01 marzo (10); AmecoPress