Miércoles, 19 de septiembre de 2018.

Noticias
Aragón

Los jueces no han colocado ningún brazalete GPS a los maltratadores

El Gobierno puso a su disposición 3.000 dispositivos, que funcionan las 24 horas e incluso bajo el agua

Estado Español, Autonomías, Legislación y género, Violencia de género, Maltratos, Madrid, Martes 1ro de septiembre de 2009, por Redacción AmecoPress


Madrid, 1 septiembre 09. Redacción AmecoPress.- El último recurso para combatir las agresiones machistas son los brazaletes GPS, un dispositivo que mantiene vigilado durante las 24 horas al maltratador y que alerta a un centro de control cuando este se aproxima a menos de 500 metros de la víctima.

El Gobierno central anunció a comienzos de julio la compra de 3.000 aparatos y dijo que se repartirían progresivamente por España, a petición de los diferentes juzgados. Sin embargo, a las puertas de septiembre, aún no se ha colocado ninguno de estos brazaletes.

Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, son bastantes las mujeres maltratadas a las que se controla actualmente con teléfonos móviles (aunque la cifra no se ha facilitado). Las víctimas pueden utilizarlos para contactar con el agente que se encarga de su protección durante las 24 horas del día. Además, los terminales están equipados con el llamado “botón de pánico”, diseñado para situaciones de grave riesgo, en los que la mujer ni siquiera puede hablar.

Sin embargo, ninguna de las víctimas residentes en Aragón está protegida todavía con los dispositivos GPS. El sistema conecta al supuesto agresor y a la mujer con un centro de control único, operativo a cualquier hora y durante los 365 días del año. Allí, personal cualificado atiende las incidencias y traslada toda la información a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto si se trata de una incidencia técnica como si se da un caso de emergencia.

En el centro de control, las alertas se clasifican atendiendo a su gravedad. Además de recibir información en tiempo real sobre la ubicación geográfica de agresor y víctima, el aparato detecta y demarca tanto las zonas de exclusión (aquellas a las que no puede acercarse el agresor por orden judicial) como las de inclusión (aquellas en las que se supone que debería estar en momentos determinados).

Se colocan en la muñeca o el tobillo

Tanto el inculpado como la víctima estarán equipados con un dispositivo. En el primer caso, se trata de un brazalete ajustable a la muñeca o al tobillo que funciona como transmisor de radiofrecuencia y que lleva aparejado un dispositivo de rastreo GPS. El transmisor envía señales al centro de control para verificar que el inculpado lleva consigo el localizador y es capaz de activar una alarma en el momento de coincidir a menos de 500 metros con el dispositivo de la víctima.

El brazalete, acuático, va equipado con un sistema de seguridad que activa una alarma si el inculpado intenta quitárselo o manipularlo. También avisa al centro de control si se separa del transmisor de radiofrecuencia o si a la batería del mismo, de unos 6 meses de duración, le quedan menos de diez días de autonomía.

El equipo de la víctima es parecido a un teléfono móvil, pero ofrece más posibilidades. Permite la comunicación de voz y datos con el centro de control, e incluye un sistema de localización geográfica por GPS. Además del botón de pánico, cuenta con un dispositivo de radiofrecuencia que detecta la proximidad del agresor.

Según explicó el Ministerio de Igualdad durante su presentación, estos 3.000 dispositivos -cifra que equivale al 10 por ciento del total de órdenes de alejamiento que se dictaron en 2008- se impondrán por orden judicial en los procedimientos de violencia de género en los que se dicte una medida cautelar de alejamiento y concurra una situación de especial riesgo para la víctima.

Una vez adoptada la decisión judicial, será comunicada a la empresa gestora y a las fuerzas policiales en un plazo de 24 horas para que puedan disponer de toda la información, tanto de la víctima como del inculpado.

Hasta ahora, existía otro sistema de control a distancia que era la teleasistencia. A finales del pasado mes de junio, 12.973 víctimas de malos tratos estaban abonadas en España. Sin embargo, llama la atención la escasa utilización que se hace de este dispositivo en Aragón, ya que solo cuenta con 71 usuarias, por las 2.487 de Madrid.

Fotos: Cedida por el Ministerio de Igualdad. Archivo AmecoPress.

-----------------------------------------

Estado Español – Autonomías – Violencia de género – Maltrato – Legislación. 1 septiembre (09). AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: