Hacia una ley de plazos del aborto

20 de febrero de 2009.

Por Redacción

Política | Madrid | Aborto





La Comisión de Igualdad en el Congreso ha aprobado las conclusiones de la Subcomisión sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), con el respaldo de PSOE, ERC, IU, ICV, BNG y Nafarroa Bai, y la oposición del PP. En concreto, el texto ha recibido 20 votos a favor, 16 en contra y la abstención del PNV. La Asociación de Clínicas Acreditadas para la IVE (ACAI) ha mostrado su satisfacción por que, “después de tres meses de “intensa” actividad, “el Gobierno ha decidido impulsar una ley que despenalice el aborto en España”.

La portavoz del PSOE en la Subcomisión, Carmen Montón, considera que se ha dado un “paso importante que se continuará con el futuro debate del proyecto de ley” y subrayó el hecho de que “la mayoría parlamentaria” se haya manifestado “a favor de que se respete el derecho de las mujeres a decidir sobre su propia maternidad”. En frente, la oposición del PP ha defendido dar pasos atrás y que se vuelva a los comités de evaluación en los que se decida si se da permiso o no a las mujeres para la IVE.

A partir de ahora, el Gobierno propondrá suprimir el artículo 417 bis del Código Penal que permite abortar en tres supuestos: violación (hasta las 12 semanas), malformación del feto (hasta las 22 semanas) y grave riesgo para la vida o salud física o psíquica de la mujer (sin límite de tiempo), explica ACAI.

La Asociación de Clínicas recuerda en un comunicado que la normativa actual “ha sido funcional durante 30 años” porque ha prevalecido una “interpretación extensiva del tercer supuesto, que es el invocado en el 97% de los 100.000 abortos que se realizan al año”. Esta “interpretación extensiva” se ha hecho con el consentimiento de los sucesivos Gobiernos, al margen de su color político.

La legislación actual, sin embargo, supedita la decisión de la mujer a la aquiescencia de terceras personas y somete el proceso a una gran inseguridad jurídica, tanto para la mujer como para los profesionales, subraya ACAI.

Las clínicas consideran “una buena solución” la opción del Gobierno de establecer una nueva ley mixta, de plazos e indicaciones, que permita abortar a las mujeres que libremente decidan hacerlo en un periodo determinado de la gestación a partir del cual, sólo se podría abortar en determinados supuestos. Veinte países de la UE tienen en vigor leyes de plazos, de modo que en este punto lo único que haría España es converger con la tendencia mayoritaria, y así lo han indicado tanto las clínicas como fuentes gubernamentales.

Aunque el Gobierno no ha recomendado de forma oficial la duración del plazo legal en el que la mujer podría decidir sin ningún requisito, y ACAI advierte que se trata “una cuestión crucial” porque puede acabar con una ley “peor que la actual”.

El plazo de14 semanas que, según informaciones publicadas en los medios de comunicación, baraja el Gobierno, “ podría dejar fuera a los segmentos más vulnerables desde el punto de vista social- y hasta las 22 semanas en caso de malformación o grave riesgo para la salud de la madre”, explican las clínicas autorizadas para la IVE. Estas indicaciones no tienen ahora límite de tiempo alguno, por lo que de limitarse a las 22 semanas supondría un retroceso que podría dejar fuera de cobertura malformaciones o riesgos diagnosticados más tarde.

De ahí que ACAI respalde el consenso científico que señala que hasta el 22 ò 23 semanas el feto no alcanza el umbral de viabilidad, es decir, que si naciera antes no podría sobrevivir por sí mismo. “Parece razonable que hasta ese punto prevalezca el derecho de la mujer a la autonomía, y a partir del momento en que alcanza el umbral de viabilidad se permita abortar sólo en caso de malformación o grave riesgo para la vida o la salud, cualquiera que sea el momento en el que se diagnostiquen, pues las anomalías biológicas no entienden de plazos legales”, concluyen.


Política-Aborto; 20 febrero (09) AmecoPress