Según un estudio cuantitativo piloto encargado por el Instituto Balear de la Mujer (IB Dona)

El mal uso de las redes y el control del móvil, entre las actitudes machistas de los 14 a los 18 años

26 de febrero de 2019.

Madrid, Agencias | Sociedad | Las jóvenes | Comunicación y género | Nuevas tecnologías | Redes sociales



Afán de popularidad, presión por la belleza física estandarizada y amor romántico, reforzados por las redes sociales, contribuyen a consolidar la violencia machista entre estudiantes de los institutos


Madrid, 25 feb. 19. AmecoPress.- El afán de popularidad, la presión por la belleza física estandarizada y el amor romántico, reforzados por las redes sociales, contribuyen a consolidar la violencia machista entre estudiantes de los institutos, según un estudio cuantitativo piloto encargado por el Instituto Balear de la Mujer (IB Dona). Según ha detallado la responsable del estudio, Catalina Gayà, este refleja que hay un "choque de modelos" entre el de la familia y Primaria, que les dice que "deben ser autónomas", y el que les dice que deben ser "populares", acumular relaciones, tener un físico normativo, etcétera pero que, sin embargo, "les trata de putas".

El estudio determina que determina que muchos jóvenes "no saben reconocer violencias machistas", como pueden ser el control del teléfono móvil o la cesión de contraseñas aunque sí las "empiezan a cuestionar". Para el estudio se han recopilado las opiniones de adolescentes de 14 a 18 años organizados en grupos de discusión en nueve institutos de Secundaria de todo el archipiélago.

"O instituciones, colegios y ciudadanía nos ponemos, o tenemos un problema" con la violencia machista entre los adolescentes, a pesar de los avances en formación, ya que aunque muchas jóvenes identifican "teóricamente" la discriminación y conocen los conceptos feministas, viven la "contradicción" de asumir en su día a día un rol sumiso donde prima el físico y las relaciones, ha explicado la investigadora.

Gayà ha subrayado que un concepto clave para entender esta situación es la necesidad de popularidad, que es la medida del "éxito social", y que se amplifica en las redes sociales donde "viven", que marcan los estándares físicos y de comportamiento reforzados por las películas y series que ven y la música que escuchan.

También se indica en el estudio que el modelo mayoritario para acercarse a la sexualidad es "la pornografía" pero Gayà ha matizado que "el problema no es su consumo" sino que sea "el único modelo" al no "hablar con adultos o no hablar entre ellos.

Gayà ha manifestado que otra de las conclusiones es que las jóvenes se "sienten solas" al tratar temas de igualdad. Sobre esto ha dicho que el 8 de marzo, Día internacional de la mujer, es "importantísimo" como elemento de empoderamiento".

Foto: Archivo AmecoPress.

— -

Sociedad – Las jóvenes – Nuevas Tecnologías – Comunicación y género – Redes Sociales. 25 feb. 19. AmecoPress.