Mesa redonda sobre la igualdad de género en la ciencia

“La igualdad es un problema mundial, sobre todo en ciencia”

21 de febrero de 2019.

Por Ana Casillas

Madrid | Sociedad | Eventos | Situación social de las mujeres | Las jóvenes | Políticas de Igualdad | Empleo y género | Ciencia y tecnología



Carlos Alejaldre, director del CIEMAT


Madrid, 21 feb. 19. AmecoPress.- El porcentaje de mujeres investigadoras en el mundo es del 29 por ciento, según la Unesco. Así comenzaba la mesa redonda “Hacia la igualdad en ciencia” que se encuentra dentro de las III Jornadas Mujer y Niña en la Ciencia del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). En este encuentro se discutió acerca del papel actual de las mujeres en la Ciencia, sobre las perspectivas de futuro y se trataron algunas estrategias para incentivar las vocaciones científicas en chicas jóvenes. El debate, moderado por Begoña Bermejo, tuvo lugar en el Salón de Actos del CIEMAT, el pasado jueves, 14 de febrero, en Madrid.

A la hora de hablar de desigualdad de género en ciencia, se da el principio del negacionismo, esto es, se niega una realidad evidente. Pero existen datos que la reflejan, por ejemplo, a la hora de premiar a las científicas, la proporción de mujeres galardonadas es muy baja: en los Premios Príncipe de Asturias es del 13,6 por ciento, en Premios Nacionales del 7,7 por ciento, en los Premios Jaime I del 5,8 por ciento, y en los Premios Frontera (BBVA) del 6,1 por ciento. Otro ejemplo ocurre en el ámbito de los medios de comunicación, según un estudio, el porcentaje de fotografías de científicas en los medios más importantes del panorama nacional es de un 25 por ciento y el porcentaje de científicas entrevistadas se reduce al 21 por ciento.

Tal y como establece Pilar López Sancho, presidenta de la Comisión Mujeres y Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), hay que remontarse al Grupo Helsinki de la UE, que desde 1999 intercambia asuntos de alto nivel sobre igualdad de género y promociona a las mujeres en la ciencia, y al informe ETAM que fue el primero que hizo una radiografía de la situación de las mujeres en la ciencia, para establecer los antecedentes de la desigualdad en este área.

Según el Foro de Davos, se necesitan alrededor de 200 años para alcanzar la igualdad de género. Sara Gómez Martín, consejera de la Real Academia de Ingeniería y directora del proyecto `Mujer e Ingeniería´, opina que la desigualdad se debe a un problema estructural en todo el mundo, excepto en China e India. Según un informe de Loreal, el 63 por ciento de la ciudadanía española piensa que las mujeres no están preparadas para ciencia.

Sin embargo, junto al problema estructural existe un problema educacional, en palabras de Julio Cárabe López, secretario general del CIEMAT: “La educación no solo depende de la escuela, sino de la casa”. Asimismo, Sara Gómez aseguró que “la mayoría de las veces las abuelas cuidan más de las niñas que las madres”. Y esta generación todavía no es consciente de la desigualdad.

Techo de papel

El techo de papel calcula el porcentaje de alumnas en carreras técnicas con respecto a los alumnos. Según los datos ofrecidos por Sara Gómez, solo un 11 por ciento de las personas que estudian informática son mujeres. Conforme a lo que dijo Ignacio Sevilla Noarbe, miembro de la Comisión de Igualdad de la Unidad de Excelencia María de Maeztu CIEMAT-FP, “la desigualdad está más acusada en carreras más técnicas como física o ingeniería”.

Personas expertas aseguran que existen dos causas por las cuales las niñas no eligen estudiar ciencia: la falta de referentes femeninos y la aparición de los estereotipos en la niñez. “Las niñas creen que la ciencia no tiene vertiente social”, aseveró Sara Gómez que también opinó que “en los colegios solo de chicas, hay más vocación por la ciencia, porque no se producen los estereotipos tan temprano como en un colegio mixto”.

Los medios de comunicación también son partícipes en la creación de estereotipos. Arantza Oyenguren Campos, investigadora de la Universidad de Valencia dijo que “Big Bang Theory ha influido en la infancia”, esto es una serie de entretenimiento científica donde sus protagonistas en la gran mayoría de capítulos son hombres. También destacó que no solo en España sucede esto, sino que según un estudio en Italia las niñas se sienten inferiores a los niños.

Con el objetivo de visibilizar a las científicas en la sociedad, cada vez se hace más patente la aparición de proyectos como el plan STEM Madrid o la iniciativa del CIEMAT conjunta con la Unidad de Excelencia María de Maeztu.

Techo de cristal

El concepto de techo de cristal está en concordancia con el de techo de papel, pero aplicado al ámbito laboral, es decir, analiza la evolución de la carrera profesional de las científicas. Según los datos ofrecidos por Pilar López, solo existe un 21 por ciento de catedráticas en ciencia, “una cifra que no se ha movido en 4 años”. Además, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, “el porcentaje de mujeres investigadoras no se ha movido desde el año 2000”, afirma la presidenta del CSIC.

Conforme se sube en la escala profesional, el techo de cristal aumenta. Tal y como dijo la directora del proyecto `Mujeres e ingeniería´: “las mujeres son líderes en un 3 por ciento de empresas tecnológicas en España”, y no solo eso sino que “solo existe un 19 por ciento de mujeres investigadoras en las academias de ciencia del mundo”, asegura Pilar López.

Además, quienes participaron en la mesa redonda, pusieron de manifiesto que hay veces que se produce un sesgo en las empresas a la hora de la seleccionar al personal, pues para ciertos puestos de trabajo prefieren el sexo masculino. Como solución a esto, se propuso la idea del `curriculum ciego´.

En algunos organismos, como el CIEMAT, gracias a la implicación con la igualdad de género, se está alcanzando la paridad en los distintos departamentos. El centro se encuentra en fase de toma de datos y atento a las acciones del grupo de trabajo de igualdad y a las sugerencias que llegan para solucionar la desigualdad, comentó Julio Cárabe.

Actualmente el CIEMAT se encuentra trabajando en una sala adecuada para madres en periodo de lactancia, pues “es fundamental visibilizar todo aquello que no está bien y poner solución a ello”, declaró el secretario general del organismo. Asimismo, confesó que “todos los organismos deberían de tener la obligación de implantar un periodo de tiempo para conciliar”.

“Hay que tomar conciencia del problema y es muy importante conseguir el apoyo de la dirección en los centros de investigación”, dijo Arantza Oyenguren.

El acto finalizó con la intervención del director del CIEMAT, Carlos Alejaldre, denunciando la desigualdad en la ciencia y destacando que ya se están llevando a cabo acciones para alcanzar la igualdad, al menos en el CIEMAT.

Foto: Archivo Ameco Press.

_-

Pie de foto: Ponentes durante la mesa redonda.

— -

Sociedad - Ciencia y tecnología - Eventos - Situación social de las mujeres - Las jóvenes - Políticas de igualdad - Empleo y género. 21 feb. 19. AmecoPress