Sábado, 17 de noviembre de 2018.

Noticias
67ª Edición de los Premios Planeta

Santiago Posteguillo y Ayanta Barilli, finalistas de los Premios Planeta 2018

El Instituto Cervantes acogió la presentación de las novelas de la mano de Sandra Golpe y José Creuhentas como coordinadores del acto

Cultura, Cultura y arte, Libros, Eventos, Premios y Reconocimientos, Madrid, Jueves 8 de noviembre de 2018, por Covadonga Díaz Sola


Madrid, 05 nov. 18. AmecoPress-. El pasado 5 de noviembre, el Instituto Cervantes acogió la presentación de las novelas "Yo, Julia" y "Un mar violeta oscuro", finalistas de la 67ª edición de los Premios Planeta. Santiago Posteguillo como ganador y Ayante Barilli como finalista fueron los galardonados en un acto coordinado por Sandra Golpe, periodista y presentadora, y José Creuheras, Presidente del Grupo Planeta y de Atresmedia.

El acto comenzó con el discurso inaugural de José Creuheras, en el que mostró sus agradecimientos y felicitaciones a los finalistas y a todos los autores que hubieron participado en esta edición, siendo la que ha recaudado el mayor número de novelas presentadas -un total de 643-.

“Estas novelas me han atrapado, me han quitado muchas horas de sueño”, añadía.

A su discurso se sumó el de Sandra Golpe, periodista y presentadora, quien alabó el argumento que contenían ambas historias. “Los dos impulsan la voz femenina y de la familia”, señalaba.

Asegurando que los dos libros le habían “robado el corazón”, la periodista protagonizó un coloquio cargado de preguntas dirigidas a los autores y, más especialmente, a sus novelas: Yo, Julia, de Santiago Posteguillo; y Un mar violeta oscuro, de Ayanta Barilli; ganadora y finalista, respectivamente.

En primer lugar, a la pregunta de cómo surge la idea de crear estas historias, Posteguillo aseguró que el secreto de su obra se encontraba en el interés que había mostrado por el personaje femenino.

“Pienso que la historia ha sido escrita por hombres y, por tanto, se centra en su perspectiva. Ahora a las mujeres se les da más importancia, se puede construir igualdad sin reinventar ni reescribir la historia, sino completándola”, argumentaba el ganador.

Ayanta Barilli, finalista de los premios, afirmó que la espita de salida de su obra surgió a raíz de su pasado familiar, “porque es en la familia donde nacen todas las historias, se mezcla realidad y ficción”.

“Cuando murió mi abuela, yo estaba en el hospital intentando arreglar papeles y me preguntaron cuál era el nombre de mi bisabuelo, a lo que yo contesté: Belcebú”, explicaba la autora.

“Contesté eso porque las historias de mi abuela mezclaban leyendas familiares. Empecé a indagar y dejé de pensar que eran normales cosas que uno asume como tal y realmente no lo son”.

Tras justificar el por qué de sus novelas, Golpe se dirigió a Posteguillo para preguntarle acerca del personaje de Julia, la protagonista de su libro.

“Ella es una adolescente de buena familia que deja enamorado a un legado de Roma, con quien finalmente contrae matrimonio. Se trata de una gran historia de amor, el primer matrimonio imperial enamorado de verdad en 200 años de dinastías”.

No obstante, Santiago añadió que lo principal de Julia no residía en el romance de su matrimonio, sino en su capacidad de intuición y destreza política, dando luz a un personaje histórico que quedó invisibilizado por la época que le tocó vivir.

Seguidamente, Ayante se lanzó a explicar cómo consiguió entrelazar las distintas historias que envuelven a sus personajes, asegurando que gran parte se debe a la inspiración que obtuvo de su familia.

“Cuento con la fortuna de tener una familia de escritores que dejan rastro. Un día, encontré una novela corta auto-editada de mi abuela, además de una serie de diarios personales de mi madre que iban desde sus 10 años hasta poco antes de su muerte”.

A esos materiales, unió también distintas herramientas que fue encontrando, como los epistolarios de amor entre sus padres y de otras personas de su familia, hecho que hizo que tardara en escribir la novela un total de cinco años.

A medida que la ceremonia avanzaba, las preguntas que conducían el acto iban indagando cada vez más en la profundidad de las novelas. Siguiendo esta línea, la presentadora lanzó un nuevo interrogante: ¿cómo organizáis la estructura de los capítulos?.

Santiago Posteguillo inició la ronda de respuestas, alegando que su forma de escribir permitía hacer evolucionar la novela de formas especiales con las que uno no cuenta.

“Yo trabajo con un mapa”, señalaba el autor, “me hago una estructura de la novela y luego no necesariamente escribo el primer capítulo, sino el que tengo claro. Esto me permite estar siempre trabajando y evitar la clásica página en blanco”.

Por otro lado, el sistema de Ayanta se estructuraba de forma distinta. De acuerdo con la autora, su truco reside en empezar por el capítulo final.

“Sabía cómo debía ser exactamente y a dónde quería llegar; luego fui al principio y lo escribí todo de corrido”.

Además, la autora continuó explicando la dinámica por la que consiguió conectar a todas las mujeres protagonistas de su novela, alegando que el nexo común entre las mismas residía en las problemáticas con los hombres, la enfermedad de cáncer que sufrieron todas y, sobre todo, el haber sido mujeres que estaban muy por delante de su tiempo.

“Son mujeres hermosas en el sentido más hondo de la palabra; me han enseñado mucho”.

Finalizando el evento, la presentadora quiso avanzar la entrevista animando a los autores a que identificaran sus personajes con otros que les inspiraran o recordaran a sus protagonistas.

El ganador señaló que el personaje de Claire de House of Cards era el que más se asemejaba a Julia. “Es capaz de influir en todo lo que ocurre, identifica a sus enemigos y tiene muy claro que siempre hay que atacar por delante”.

Por su parte, Barilli afirmó que, al tratarse de personajes basados en su familia, esos mismos eran los que representaban a cada uno de sus protagonistas. “Casi todos los personajes están basados en nombres reales”, afirmaba.

A modo de conclusión, la pregunta que dio fin al acto fue: ¿Qué os gustaría que dijera el público de vuestra obra?

“Me encantaría que los lectores entraran pensando que van a leer una novela de romanos y luego se den cuenta que han leído la novela de una gran mujer”, explicaba Santiago.

Por último, la respuesta de Ayanta hacía referencia a la importancia del vínculo familiar. “Quiero que vean que esos problemas familiares, esos traumas y cicatrices, pueden sanarse. Esta historia se hizo realidad dentro de mí, ha resultado muy soñadora, y me encantaría que fuera así para los lectores”.

Yo, Julia.

La novela de Santiago Posteguillo, ganadora de los Premios Planeta 2018, narra la historia de varios hombres que luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de un emperador, piensa en algo más grande: una dinastía.

Roma, mientras tanto, se encuentra bajo el control de Cómodo, un emperador loco. El Senado se conjura para terminar con el tirano y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. En ese contexto, Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén.

De pronto, Roma arte. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad? Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de empezar, pero para Julia, la partida ya ha empezado. Sabes que solo una mujer puede forjar una dinastía.

Un mar violeta oscuro.

La novela de Ayanta Barilli recorre la historia de una rebelión ante la amenaza de un destino que parece ineludible, el de muchas mujeres sometidas a las condiciones del tiempo que les tocó vivir, el de tantas protagonistas anónimas que lucharon por su felicidad y libertad.

Una maldición recorre las vidas de Elvira, Ángela y Caterina: elegir a hombres que no las supieron amar.

Elvira se casó con Evaristo, un demonio que sembró el miedo y la locura. Su hija Ángela renunció a sí misma por un marido ausente, siempre en los brazos de otras, incapaz de ocuparse ni de ella ni de sus hijas. Y la indómita Caterina, tercera de la saga, acabó enamorada de otro ser diabólico, sin tener conciencia del peligro que corría. Sólo Ayanta, última descendiente, se enfrentará a su herencia transitando el camino de los recuerdos y de la verdad.

Foto: Archivo AmecoPress.

— -

Cultura – Cultura y arte - Libros - Premios y reconocimientos - Eventos. Madrid, 05 nov. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: