Martes, 21 de agosto de 2018.

Noticias

Juana Rivas declara ante el juez: "¿Cómo iba a entregar a mis hijos?"

Este miércoles tuvo lugar el juicio por los 33 días que la granadina pasó en paradero desconocido con sus dos hijos

Sociedad, Infancia, Violencia de género, Maltratos, Madrid, Jueves 19 de julio de 2018, por Redacción AmecoPress


Madrid, 18 jul 18. AmecoPress.- Juana Rivas, la madre granadina que permaneció un mes en paradero desconocido con sus hijos en julio de 2017 para no entregárselos a su padre, condenado por malos tratos en 2009, ha declarado este miércoles ante el Juzgado de lo Penal I de Granada acusada de dos delitos de sustracción de menores. La Fiscalía pide para ella cinco años de prisión y ocho de inhabilitación para ejercer la patria potestad sobre los niños.

En mayo de 2016, Juana Rivas decidió abandonar su domicilio en Carloforte (Italia) donde vivía con sus dos hijos y el padre de ambos, Francesco Arcuri. Con ella, trajo a España a los pequeños para proteger también su integridad física y psicológica de un entorno que ella ha descrito en varias ocasiones como “insoportable”. "¿Cómo iba a entregar a mis hijos?", se preguntaba ante el juez este miércoles.

Una vez en su país natal, Juana Rivas interpuso una nueva denuncia por malos tratos a su pareja, y posteriormente pasó un mes en paradero desconocido para impedir que los niños fueran entregados a su padre.

En su declaración de este miércoles, Rivas ha insistido en que siguió siempre los consejos de las personas que le asesoraban y aseguró que nunca le avisaron de que podría llegar a enfrentarse a años de prisión y a la retirada de la patria potestad.

Según esta madre de Maracena, era consciente de que su actuación podría tener alguna consecuencia judicial, pero no que esta fuera a ser tan grave, porque en todo momento se le explicó que mientras existieran recursos en trámite o no hubiera una resolución formal, no estaba obligada a entregar a sus hijos.

Fue cuando le transmitieron que no había “más armas legales” disponibles cuando, finalmente, decidió entregarlos. Según cuenta el diario El País, el juez decidió responder directamente a los argumentos de la acusada durante la vista: “Otra vez, si le pasa algo, elija mejor a sus abogados”.

Su defensa, encabezada por José Estanislao López, pone el foco en la historia de malos tratos que Juana Rivas denuncia haber vivido con Francesco Arcuri. Exponer este tema en el juzgado era fundamental para que se entendiera el contexto en el que sucedió el caso y para la defensa de Juana, pero no se otorgó prioridad a este tema. El magistrado advirtió que la situación que les ocupaba “no es una causa de malos tratos”, e interrumpió al letrado.

Tampoco el escrito del fiscal en el que se solicita la pena de prisión para Rivas hace ninguna referencia a la violencia de género ni a las dos denuncias interpuestas contra Arcuri, a pesar de que la legislación española reconoce como víctimas de violencia machista a los hijos de las mujeres maltratadas desde el año 2015.

La declaración de Arcuri

La demanda de Francesco Arcuri solicitaba a Juana Rivas una indemnización de 30.000 euros por los "daños materiales y morales ocasionados", ya que alegó que tuvo que trasladarse a España, dejar de trabajar, pagar alojamiento, comida y vuelos mientras ella y sus hijos continuaban en paradero desconocido.

El italiano declaró por videoconferencia y aseguró que al comienzo de la estancia de Juana en España sí mantenía el contacto con los pequeños, pero que fue dificultándoselo hasta llegar a impedírselo. Durante la vista, también declaró como testigo la psicóloga forense que elaboró un informe instancias de un Juzgado de Granada sobre la conveniencia de que los niños vieran a su padre tras la denuncia por violencia machista que Rivas interpuso en julio de 2016.

La perito expuso entonces que no apreciaba “un grave riesgo” en “la restitución” de los menores al padre. Más tarde, la psicóloga del Centro Municipal de la Mujer de Maracena expuso lo contario. Desaconsejó "vehementemente" esta medida por el "grave daño" que podría causarle a los niños.

En febrero de 2018, el juez ya decidió que Juana Rivas debería indemnizar a su expareja con 1.912,5 euros en concepto de los viajes y alojamientos que tuvo que pagar Arcuri durante los 36 días que permaneció en Granada a la espera de que Juana entregara a sus hijos.

El italiano llegó a reclamar 5.589 euros, pero el Juzgado solo admitió los gastos cuyo importe quedaron "cumplidamente probados" y se excluyó disposiciones de efectivo de las que se desconocía el destino o conceptos genéricos como dietas o gastos de kilometraje.

Ahora, se abre el juicio penal contra Rivas por los delitos de sustracción de menores. Sus letrados tienen un plazo de diez días para presentar el escrito de la defensa. Van a pedir la absolución.

Foto: Archivo AmecoPress.
— -
Sociedad – Violencia de género – Maltratos - Infancia. 18 jul. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: