Jueves, 14 de diciembre de 2017.

Noticias

Tú me crees, ¿verdad?

Opinión, Voces de mujeres, Violencia de género, Acoso sexual, Violencia sexual, Madrid, Jueves 23 de noviembre de 2017, por Elena Blasco Martín


Madrid. 22 de noviembre. 17. AmecoPress. Esa es la terrible pregunta que una muchacha de 19 años se está haciendo todos los días con quien se cruza o la cuestiona. Después de más de un año de haber sido humillada, maltratada y violada, la muchacha no puede haber rehecho su vida, salido del abismo, ni resurgir de las cenizas, cual ave fénix, pues se está juzgando que la superación de tan trágico suceso ha resultado ser demasiado rápida como para que hubiera sido verdad la denuncia por violación.

Se supone que debería estar aislada, sin poder salir a la calle, llorando por las esquinas, medicada o encerrada; esta idea es la que ha llevado a algunos de los miembros de “la manada” a contratar un investigador privado para demostrar que la víctima está bien, ya que su comportamiento al parecer no se corresponde con el de una víctima de violación. Como si tal cosa existiera, más allá de algunas mentes corroídas por los estereotipos que sustentan el machismo.

¿Tan mal está todo, que pretenden ser indultados de un devastador y atroz acto de violación, por el simple hecho de presentar pruebas donde vemos que la víctima es capaz de salir de compras con una amiga? ¿Donde han quedado las pruebas e informes médicos? ¿No hay acaso mensajes de WhatsApp, imágenes, videos y testigos que dicen lo contrario?

Lo repugnante del suceso no es que ella lo haya superado como haya podido, lo indeseable de lo sucedido es el acto en sí; la dominación, el maltrato, el sometimiento, la crudeza de los actos, el placer que parece producirse al imponer miedo y dolor ajeno, la violación grupal. Ese es el acto que debe juzgarse, y no esquivar la responsabilidad culpabilizando a la víctima con argumentos como que estaba bebida, o había consumido drogas; incluso hemos llegado a escuchar explicaciones tan abochornantes como que “su comportamiento pedía caña”.

Estas y otras frases como “ligeritas de cascos”, “vas vestida para que te violen”, “llevas la falda demasiado corta”, “te pintas como una puta”, etc. son las frases que millones de mujeres oyen a diario. Micromachismos y machismos cotidianos que justifican actos, comportamientos, actuaciones y agresiones verbales y físicas de hombres convencidos de su superioridad.

Desgraciadamente esto no se queda aquí. Son habituales los sucesos que ensombrecen las fiestas patronales de muchas de nuestras ciudades, con ejemplares como “la manada”, o firmamentos desquebrajados por el “#MeToo”, congresos o Eurocámaras a las que llegan multitud de denuncias de abusos, acosos, vejaciones y un sinfín de actos violentos que mujeres de todas las clases y estatus económico han sufrido, sufren o lo que es peor son propensas a sufrir en un futuro. Esta lluvia incesante de denuncias demuestran que esta sociedad que llamamos desarrollada no actúa de manera contundente ante esta avalancha de sexismo.​

La sociedad debe condenar estos horribles actos.

Todas y todos debemos educar, sensibilizar y formar en igualdad.

Todas y todos debemos luchar para que el sexo sea algo que ocurre exclusivamente partiendo del respeto mutuo y aceptado voluntariamente y no la justificación de palizas, acosos, violaciones o muertes.

Foto Archivo AmecoPress tomada de Feminicidio.net


Opinión - Voces de mujeres - Violencia de género - Violencia sexual - Acoso Sexual




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: