Lunes, 23 de octubre de 2017.

Entrevistas

“Tenemos más de 50 años y muchas cosas que contar”

Entrevista a las actrices y fundadoras de ’De 50 para arriba’

Cultura, Cultura y arte, Voces de mujeres, Teatro, Cine, Mujeres creadoras, Instituciones de igualdad, Madrid, Martes 25 de julio de 2017, por Marta Reig González


Madrid. 24 de julio. 17. AmecoPress. Son actrices, amigas y fundadoras de ‘De50 pararriba’. Una web que da espacio y voz a las actrices de más de cincuenta años. Gloria Vega y Susana Martins llevan muchos años en la profesión y conocen la valía que las mujeres de su edad pueden aportar al teatro, el cine y la televisión. Por ello reivindican, a través de su colectivo, la experiencia y el talento de estas actrices. Tienen la fuerza de quien sigue su vocación más allá de las dificultades y de quien sabe reírse, también. Hablan y se escuchan con atención. Son “almas inquietas” que demandan el papel protagonista para interpretar las vidas de esas mujeres que hoy los escenarios y las pantallas olvidan.

¿Cómo surgió la idea de crear ’De50pararriba’?

Gloria: La idea surgió, hace un año, un día que salíamos de clase de pilates. Susana se acababa de quedar sin representante y yo no tenía. Pensamos: ¿porqué no hacemos una web que nos dé visibilidad? El nombre se nos ocurrió en ese momento ‘De50pararriba’. Empezamos a buscar a alguien que nos hiciera la página web hasta que dimos con dos mujeres que quisieron trabajar con nosotras.

Entonces se lo dijimos a otras compañeras y les encantó. A los pocos meses teníamos ya 22 actrices para empezar. Ahora somos cuarenta. La página está abierta siempre para actrices con y sin representante.

Empezasteis el 8 de marzo...

Susana: Sí, porque queríamos que coincidiera de manera simbólica con el día de la mujer porque nos sentimos identificadas. ¿Por qué tiene que haber un día de la Mujer trabajadora? ¡Debería ser algo tan normal que la mujer trabajara al mismo nivel que el hombre! La presentamos el 8 de marzo de 2016, hemos cumplido un año.

¿Cuál es el objetivo de la web?

S: El objetivo es visibilizarnos. Gloria y yo somos amigas, compañeras, casi hermanas, hemos trabajado juntas en muchas ocasiones y esa complicidad como amigas también la tenemos como compañeras. Si no tienes representante es muy difícil acceder a audiciones. La pregunta era cómo darnos visibilidad, cómo llegar a los productores, los directores de castings.

Internet, hoy en día, es una ventana al mundo: Estamos aquí, tenemos más de 50 años, seguimos en activo, tenemos muchas cosas que contar y tenemos la experiencia.

G: Este colectivo, que hemos creado, está reivindicando algo sin que lo diga aparentemente, está demando algo. Porque nos falta trabajo. ¿Por qué no se cuentan historias de mujeres a partir de los 50 donde seamos las protagonistas? Historias de mujeres. Lo que le pasa a una mujer cuando se jubila, si se separa, sus relaciones sexuales, sus relaciones personales...

¿Qué tipos de papeles hay para mujeres? ¿Creéis que las mujeres están bien representadas, que son el público mayoritario?

G: No.

S: No, ¡para nada!

G: De hecho si miras la cartelera de cine o teatro no aparecen prácticamente. Ni siquiera aparecen mucho en lo que se escribe actualmente en el teatro o en las series. Mira el ’Ministerio del tiempo’, ’Reina Isabel’, y otras muchas. Los mismos directores de casting lo saben y se quejan también.

S: Es un fallo endémico, yo creo que los productores no confían. Creen que el producto más vendible es la juventud. Pero la sociedad está llena, y cada vez más, de gente mayor que tiene vidas muy distintas. ¿Cuántas mujeres tenemos alrededor que tienen una actividad interesante? Todo eso se podría reflejar en un guión.

¿La diferencia entre la carrera de actor y la de una actriz es muy grande?

S: Enorme. Además de hecho existe la figura del galán, que ha estado ensalzada siempre desde tiempos inmemoriales. Y un galán puede tener 85 años y está ahí al pie del cañón haciendo protagonistas.

G: Mira Harrison Ford.

S: Bueno, Arturo Fernández. Allí está, protagonizando sus obras, me parece muy bien, pero él no tiene competencia femenina. Porque no la hay, no existe.

G: Yo creo que ahora estamos inmersas en que nuestra voz se escuche un poco más. Lo notamos con todas las asociaciones de mujeres y todos los colectivos que han surgido. En la nuestra profesión, desde luego, la demanda es que haya papeles con los que seamos protagonistas y podamos defenderlo de principio a fin.

En cine el 20% de los papeles son femeninos y las actrices de Hollywood han denunciado también la brecha salarial.

S: Ese es otro tema importante. Y el otro día leía un artículo que hablaba sobre la cuotas de tiempo que tiene el papel de una actriz frente al de un actor. Siempre es inferior el de una actriz aunque sea protagonista que el del actor protagonista.

Es decir, no sólo ganamos menos sino que nos dedican menos tiempo en pantalla. En esta sociedad en general hay un desapego a la mujer, una forma de relegarla a un segundo plano que todavía no hemos superado.

Trayectoria

Hablabais de la valía y la experiencia que tienen las actrices con más edad, ¿cómo ha sido vuestra trayectoria profesional? Y ¿cómo percibís vuestra evolución como actrices?

S: Yo he podido llegar a vivir de la profesión, cosa que ahora no puedo. Llevo en paro muchos años. Mientras estudiaba ya empezaba a hacer teatro. Nos pagaban poco, pero so con 20 o 25 años lo haces feliz.

Estuve cuatro años haciendo coros con Luis Eduardo Aute. Pensaba “puedo vivir de esto, me gusta, me siento realizada”. Había muchísimo más trabajo. ¡Éramos menos! Claro, que hace lo menos treinta años. ¡El tiempo pasa! (risas). Estoy satisfecha con mi trayectoria aunque por supuesto me gustaría seguir trabajando. Y más con esta edad en la que puedo contar muchísimas más cosas.

¿Qué opináis del teatro off? ¿Esta forma de teatro entraña dificultades?

G: Yo creo que la necesidad te lleva a que si no te llaman para trabajar montes tú misma una obra. Eso está muy bien pero también es una pequeña trampa. Los actores que nos hemos dedicado a ello sabemos que no se puede vivir de ello.

S: Para nada.

G: Vas a una sala que te paga el 50% y normalmente no te hacen la publicidad. Eso quiere decir, que tienes que llevar tú misma al público. Lo hago porque tengo la inquietud y tengo las ganas y sé hacerlo.

Hace un año hice un monólogo de un texto de Marguerite Duras que se llama ‘El hombre sentado en el pasillo’. Fue una experiencia muy positiva como actriz, porque era la primera vez que me enfrentaba a un monólogo yo sola. Y fue muy satisfactorio. Pero esa otra parte técnica y burocrática es muy compleja.

Cuando te autofinancias, ¿puedes pagarte la seguridad social y la de tus compañeras o compañeros?

S: No puedes cotizar. En este sector últimamente si quieres montar una obra no cotizas a la seguridad social. Y si no cotizas no acumulas días para cobrar una prestación por desempleo. Es la pescadilla que se muerde la cola. Yo no tengo paro ahora mismo, llevo años sin cobrar una prestación.

¿Os parece que el estatuto del artista, que propone que se pague un sueldo cuando no se está trabajando, es una solución a esto?

G: Creo que quieren aplicar el modelo francés, porque en Francia se cobra la intermitencia.

S: En cualquier caso la cultura no está regulada en este país. El trabajador de cultura debería tener los mismos derechos y obligaciones que uno del régimen general.

G: De hecho AISGE hizo un documento que hablaba de la precariedad y de las diferencias entre hombre y mujer. Es demoledor. A las mujeres nos deja mal, pero a la profesión también. Este gobierno, además, tampoco ha apoyado a la cultura. Con la subida del IBA se destruyó muchísimo tejido cultural y recuperarlo ahora no es tan fácil. Va a costar muchísimo, si es que se recupera.

S: Pero es que no interesa que el mundo de la cultura está vivo. Porque la cultura te da criterio y te hace pensar, ser libre y decidir.

Gloria has trabajado con LLuís Pascual, José Carlos Plaza, Carmen Losa...

G: Los atores somos unos de los profesionales más inseguros. Y eso es maravilloso por requiere un aprendizaje continuo. Indudablemente yo sé más ahora que hace un año, si hiciera otra vez el monólogo lo haría distinto. Llegué muy jovencita a Madrid y estudié con Zulema Katz, una profesora argentina.

Ayudas

AISGE da ayudas para las pensiones a actrices y actores mayores...

G: El fondo asistencial funciona bien. Porque es una prioridad para la presidenta, que es Pilar Bardem. También ayudan a las madres. Hay jóvenes que no pueden pagar su casa.

¿Qué opináis de la obsesión por el cuerpo en la industria? ¿Cómo lo habéis experimentado?

G: Te condiciona. Porque siempre hay algo que te obliga a estar más joven más dinámica. A cuidarte, esta es la parte buena pero tiene el condicionante de que hay compañeras que a lo mejor se operan por ver esas arrugas. Yo quiero actuar con mis arrugas.

¿Y en cuanto a la sexualización del cuerpo de la mujer?

S: ¿Cuántas veces vemos a una mujer desnuda en una película o una serie y cuántas veces vemos a un hombre? Con eso lo he dicho todo. Hay que quitar el tabú con los distintos cuerpos. La gente no se opera para no tener arrugas, las tiene, las vive y las defiende. ¿Por qué ha salido la arruga, qué experiencias hay detrás?

Hay que saber envejecer y en estas profesiones es muy difícil envejecer de manera natural. No nos dejan envejecer de manera natural.

¿Cómo pensáis vosotras que se podría cambiar esto?

G: Yo creo que esto no es una cosa de golpe, va a ser poco a poco. La sociedad tiene que ser consciente del problema y también los trabajadores y trabajadoras que intervienen en la industria.

S: Algo está cambiando. Pero eso tiene que ir cuajando y ser un llamamiento a otras mujeres que sientan que están en la misma situación y que no han tenido en quien apoyarse. Porque una sola es mucho más difícil luchar, “la unión hace la fuerza” es una frase de siempre pero es muy real y muy válida en este caso.

¿Tiene que haber una vocación muy grande para poder seguir adelante a pesar de as dificultades?

S: Claro, es muy vocacional. Yo lo tengo clarísimo. Es una trayectoria de vida. Por que si estás bien puedes subir a los escenarios a los 80 años.

G: Y creo que tenemos que romper un tabú: ¡Las mujeres podemos hacer papeles de hombres! A mí me gustaría hacer una compañía en la que pudiéramos hacer eso. Al revés de cómo lo hacían en el siglo de oro. Podemos aprender mucho de esos personajes. ¡Damos la campanada con esta idea! (risas)

Fotos archivo AmecoPress tomadas por Marta Reig


Voces de mujeres-Cultura y arte-Mujeres creadoras-Instituciones de igualdad-Teatro-Cine-Televisión; Madrid. 24 de julio. 17. AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: