Liberan a Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial

3 de julio de 2008.

Por AmecoPress/CIMAC

Por Guadalupe Gómez Quintana

Internacional | Violencia en conflicto armado | México DF



Señal de paz para Colombia, estimó Betancourt


En la selva colombiana, a 75 kilómetros de San José del Guaviare, mediante la Operación Jaque, efectivos militares y policíacos liberaron a Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial, de 46 años, secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace 6 años.
 
En sus primeras palabras en la base militar de Catam, a donde llegó junto con tres ciudadanos estadounidenses y 11 efectivos de las fuerzas armadas colombianas también liberados, Betancourt dijo que su liberación, realizada mediante una “impecable operación”, es señal de que la paz en su país es posible.
 
Luego de relatar cómo sucedió el rescate, mediante una operación de infiltración, señaló que siempre pensó posible que así fuera liberada y agradeció al presidente Uribe, quien supo “jugársela por ellos”, aunque aclaró –a pregunta expresa de una periodista— que no comulga con todo lo que él hace.
 
Señaló también a la prensa que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, fueron aliados importantes en este proceso, pero deben respetar la vía elegida por Colombia, ya que Uribe fue elegido por las y los colombianos. 
 
Recordó también a las personas que perdieron la vida durante su secuestro y dio esperanza a las personas que permanecen aún en manos de las FARC, a quienes pidió confiar en el Ejército.
 
Agradeció especialmente a los medios de comunicación, cuya información le daba esperanza en su cautiverio, pues a través de ellos podía seguir la vida de su familia y apenas hoy por la mañana le permitieron escuchar la voz su ex esposo, de su hija y saber del viaje de su madre.
 
El anuncio del rescate fue dado a conocer un par de horas antes de las declaraciones de Betancourt por el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, quien informó también que tres ciudadanos estadounidenses, contratistas del departamento de defensa de Estados Unidos, así como 11 efectivos de las fuerzas armadas colombianas fueron también liberados, de acuerdo con Radio Caracol. 
 
Señaló Santos que durante la Operación Jaque decidieron no atacar a las FARC y calificó la acción como sin precedentes por su audacia y efectividad. Llamó a deponer las armas a los “nuevos cabecillas de las FARC” y ofreció “una paz digna” si negocian con el gobierno. En la operación fueron capturados cuatro guerrilleros que vigilaban a Ingrid y a los demás rehenes rescatados.
 
Señaló que Betancourt y los demás rehenes fueron rescatados cuando comandos del ejército capturaron a miembros de las FARC en un cerco de seguridad que rodeaban a los rehenes. Los guerrilleros convencieron a sus compañeros encargados de la custodia de los rehenes que los entregaran.
 
Los militares, dijo Santos, pudieron ’’infiltrar la primera cuadrilla de las FARC, la misma cuadrilla que ha mantenido durante los últimos años a un grupo numeroso de los secuestrados en su poder’’. Y los secuestrados, divididos en tres grupos, fueran reunidos y trasladados al sur del país ’’para que fueran recogidos en un sitio por un helicóptero de una organización ficticia.
 
De inmediato, Ingrid Betancourt y los demás liberados fueron llevados por aire a la base militar de Catam, departamento de Tolemaida, ubicada a 190 kilómetros de Bogotá, capital del país, a donde fueron conducidos también numerosos medios de comunicación. 
 
Ingrid Betancourt
 
Betancourt, de nacionalidad franco-colombiana, nacida el 25 de diciembre de 1961 en Bogotá, fue representante de la Cámara de Representantes, senadora y candidata presidencial.
 
El 23 de febrero de 2002, mientras realizaba una gira de su campaña presidencial, durante la cual se manifestó por la salida negociada con las FARC, Betancourt fue secuestrada por ese grupo guerrillero. 
 
La política franco-colombiana es hija de un ex ministro de Educación y ex embajador de la UNESCO. Estudió ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París y se especializó en comercio exterior y relaciones internacionales. Se casó con el diplomático francés, con quien procreó a Melanie y Lorenzo. 
 
De regreso a Colombia (a acuerdo con datos de Wikipedia) poco después del asesinato del líder liberal y candidato presidencial Luis Carlos Galán, se unió al Partido Liberal, fue asesora del Ministerio de Hacienda y más tarde del de Comercio Exterior, durante el gobierno de César Gaviria.
 
En 1994 fue candidata a la Cámara de Representantes. Se destacó por sus denuncias sobre la corrupción gubernamental, incluso contra el presidente Ernesto Samper, luego de que se conoció que dinero del cartel de Cali había sido filtrado a la campaña presidencial.
 
En protesta porque una Comisión de la Cámara absolvió a Samper, Betancourt realizó una huelga de hambre al lado de Guillermo Martínez. Continúo con sus denuncias por los vínculos entre grupos políticos y el narcotráfico. Por ello recibió reiteradas amenazas de muerte durante 1996, que la orillaron a enviar a su hija e hijo al extranjero.
 
En 1997 afirmó públicamente, durante una convención partidista, que en el Partido Liberal había mafiosos, que tenía relaciones vergonzosas con los delincuentes del país, y por ello fue abucheada y sacada del lugar.
 
En 1998 abandonó el Partido Liberal y fundó el Partido Verde Oxígeno, afín a los partidos verdes de Europa, aunque su bandera de lucha continúo siendo contra la corrupción. Ese mismo año fue electa senadora de la República con la más alta votación en el país y desde ahí lideró el refrendo contra la corrupción, encaminada a la Reforma Política anticlientelista, que se detuvo porque fueron anuladas más de 500 mil firmas.
 
La rabia del corazón
 
Apoyó la candidatura de Andrés Pastrana, con el compromiso de que realizara la Reforma frustrada, pero ya en la presidencia lo incumplió. Ingrid declaró que había recibido una traición, según Wikipedia. 
 
Sobre el tema de la corrupción en el gobierno de Samper, escribió el libro La rabia en el corazón, publicado primero en francés. En Francia fue líder de ventas y en Colombia el ex presidente hizo una demanda para que fuera retirado del mercado. Un tribunal francés resolvió que el libro incluyera la protesta del ex mandatario, pero no prohibió la publicación. 
 
Durante sus actos políticos contra la corrupción, realizó acciones Comcel reparto de condones, porque "la corrupción es el SIDA de la política en Colombia" y Viagra para "parar a los corruptos". 
 
En 1999, el Partido Verde Oxígeno obtuvo la alcaldía de San Vicente de Gaguán, en Caquetá, ubicado en la llamada Zona de Distensión, donde el gobierno realizaba diálogos con las FARC.
 
En 2001 renunció al Senado, diciendo que era un "nido de ratas" y presentó su candidatura para las elecciones presidenciales de 2002 por el Partido Verde Oxígeno.
 
Durante la campaña señaló que Horacio Serpa, también candidato, estaba involucrado en el escándalo de corrupción conocido como “Proceso 8.000”.
 
Del actual presidente Álvaro Uribe, quien anunció hoy su rescate de manos de las FARC rezando un padrenuestro, Betancourt señaló que el mandatario tenía vínculos con los poderosos grupos paramilitares y que toleraba los asesinatos como método para enfrentar la guerrilla. 
 
Durante su campaña también asistió a una reunión con las FARC en la zona de distensión, en donde reclamó el método de secuestro y pidió la liberación de las personas secuestradas, pues sólo así era posible la paz.
 
Proceso de liberación
 
A casi 6 años de su secuestro, el gobierno de Venezuela intervino para negociar con las FARC la liberación. Anunció un operativo de entrega de rehenes, acordado por las FARC, pero éste se vio frustrado porque el Ejército colombiano no despejó la zona donde se realizaría la liberación.
 
Las FARC liberaron unilateralmente, en otra acción el pasado 10 de enero, a Clara Rojas, ex candidata a la vicepresidencia del país, compañera de fórmula de Betancourt, secuestrada el mismo día que ella, y a otros rehenes. 
 
En Francia, el presidente Nicolás Sarkozy, junto con la familia de Betancourt emprendió una campaña internacional para su liberación, bajo el argumento de su precario estado de salud que ponía en peligro su vida. Sin embargo, la familia pidió al presidente Uribe que renunciara a una liberación por la fuerza y se comprometiera a trabajar par lograr un acuerdo humanitario. 
 
Y hoy por la mañana, la Cámara de Diputados de Italia aprobó una moción a favor de la liberación de la ex candidata presidencial, con la sola oposición del bloque legislativo de centroizquierda, porque no soluciona un conflicto que lleva 40 años, informó la prensa internacional.
 
La liberación de Ingrid Betancourt, dijo el analista Hernado Calvo, de La Monde Diplomatique, entrevistado por telesurtv.net, ayudará a Uribe a tapar su señalada relación con el narcotráfico y con los grupos paramilitares, también para ocultar las dudas sobre su legítima elección como presidente.
-------------------------------------------
Foto: retomada Web MSN
------------------------------------------
Internacional- Violencia en conflicto armado- 03 julio, 08 (AmecoPress/CIMAC)