El teléfono de atención a las víctimas de malos tratos recibió 4.300 llamadas en 2007 en Castilla la Mancha

28 de abril de 2008.

Por Redacción AmecoPress

Autonomías | Madrid | Violencia de género



A través del 900 100 114, el Gobierno regional proporciona atención integral y permanente


El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha Fernado Lamata, se reunió hoy en Cuenca con los gestores de la Línea Telefónica y del Centro de Urgencia de la provincia, dos de los recursos de acogimiento de los que dispone el Gobierno regional para atender a las mujeres que padecen la violencia machista.

Fernando Lamata subrayó el compromiso de la Junta de Comunidades y del presidente Barreda con la atención a las víctimas de malos tratos, plasmado en una amplia red de recursos y centros donde las mujeres reciben la información y asistencia que precisan, así como el apoyo necesario para emprender una nueva vida.

Lamata habló con los medios de comunicación tras reunirse en Cuenca con los responsables de la asociación ASERCO, encargada de la gestión de la Línea Telefónica de Atención Permanente 900 100 114 y del Centro de Urgencia (CUR) de la provincia, dos de los 18 recursos de acogimiento para mujeres maltratadas dependientes del Instituto de la Mujer.

En el caso de la Línea Telefónica, Lamata precisó que al año se reciben más de 4.300 llamadas, lo que supone atender diariamente a una docena de mujeres que recurren a este servicio para encontrar información, asistencia y asesoramiento, así como una respuesta inmediata.

Este servicio se convierte así en un elemento de coordinación que aglutina la información y atención de los casos de violencia de género, estando en permanente contacto con el Teléfono Único de Urgencias y Emergencias 112, agregó el vicepresidente primero.

En caso de ser necesario, los profesionales que trabajan en esta línea gratuita dependiente del Instituto de la Mujer pueden activar alguno de los otros 17 recursos de acogimiento existentes en la región: diez Casas de Acogida en diferentes puntos de la región, cuatro Centros de Urgencia, dos Casas para Mujeres Jóvenes y una más para víctimas de explotación sexual.

Unos centros, cifró Lamata, que el pasado año atendieron a más de 900 mujeres y menores, de los que cerca de un centenar pasaron por el Centro de Urgencia de la provincia de Cuenca.

También dentro de esta política de apoyo y atención a la mujer se encuadran los 83 Centros de la Mujer existentes en Castilla-La Mancha, explicó el vicepresidente primero, donde se ofrece todo tipo de asesoramiento en materia laboral, jurídica y psicológica.

El año pasado cerca de 110.000 mujeres se acercaron a alguno de los centros, más de 18.000 de ellas en la docena existente en la provincia de Cuenca, con un número de consultas que en el conjunto de Castilla-La Mancha rondaron las 200.000, lo que representa 548 cada día.

Lamata se refirió también a otros recursos que gestiona el Gobierno regional, tales como los Centros de Orientación y Mediación Familiar que existen en las cinco capitales de provincia y Alcázar de San Juan; los Centros de Día de Atención a la Familia en los municipios de mayor población o la Red de Servicios Sociales Básicos que también llega a la totalidad de localidades de Castilla-La Mancha.

Junto al vicepresidente primero comparecieron la directora del Instituto de la Mujer, Ángela Sanroma; la vicepresidenta de ASERCO, Consuelo Navarro; y el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Valiente.


Fotos: Facilitadas por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Pie de foto: Fernando Lamata


Autonomías-violencia de género; 28 abril (08) AmecoPress