"En este número de la revista del CSIC no hay ni una sola persona experta en feminismo"

15 de septiembre de 2016.

Por Berta Blanco

Madrid | Sociedad | Comunicación y género | Estudios de genero | Feminismo | Debates



Capitolina Díaz, directora de AMIT, critica la polémica publicación de Arbor sobre ciencia y género, de la que piden la retirada


Madrid, 14 sep. 16. AmecoPress. Arbor, publicación científica del CSIC, pone en duda que exista una discriminación por género en la ciencia. La Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) denuncia que, bajo el artículo ‘¿Hay mujeres más allá del feminismo?’, hay una clara intención ideológica. Frases como “solo gracias a la dualidad de lo masculino y de lo femenino, lo humano se realiza plenamente”, de Juan Pablo II, se citan a lo largo de todo el texto. Capitolina Díaz, directora de AMIT, ha hablado con AmecoPress sobre este tema.

¿Cómo ha recibido AMIT la publicación?

Desde AMIT, como no queda otro remedio, hemos recibido la publicación ofendidas e indignadas. Entendemos que no se pueden realizar publicaciones de este tipo, con planteamientos claramente religiosos, teniendo una legislación a favor de la inclusión de la Igualdad de Género en la investigación. Por eso, hemos enviado una carta al Presidente del CSIC para que retire la revista y tome las medidas oportunas.

¿Qué expectativas tienen tras remitir la carta?

No tenemos ninguna. No sabemos cómo reaccionarán, si estarán de acuerdo o no. No conozco a Lora-Tamayo –presidente del CSIC-, ni su trayectoria.

Hablan de un fondo ideológico… ¿A qué se refieren?

En la publicación se hacen planteamientos que se sostienen con planteamientos parecidos a los de la Conferencia Episcopal. Hay, incluso, citas al Papa. Este número de la revista –Arbor- en concreto carece de la calidad que otros números si tienen desde el punto de vista científico. Hay, por ejemplo, una entrevista a tres profesionales que no se han elegido bajo ninguna metodología concreta. En las Ciencias Sociales, hay que justificar esa selección: siempre hay un por qué, unos argumentos. En este caso, se ha cogido a esas tres, sin saber por qué, sin contrastar.

Entonces, ¿es muy diferente de otros números?

No hay ni una sola persona experta en feminismo, cuando han realizado una publicación de Género, Feminismo y Ciencia. En la bibliografía ni siquiera se citan a sí mismas, porque son personas que no han publicado nunca nada sobre el tema, cuando en el CSIC hay numerosas feministas. Desde 2002, en el propio CSIC, hay una comisión de género y ciencia –Mujeres y Ciencia-, que es precursora de comisiones como las Unidades de Igualdad de las Universidades. Incluso el director pertenece a esta Comisión, además de otras 50 personas.

Y existiendo Mujeres y Ciencia, aun ha sido posible esa publicación…

Hasta donde sabemos, la Comisión de Mujeres y Ciencia nunca fue informada de que se estaba preparando. Y teniendo en cuenta que para realizar un número se necesita un año de trabajo… Lo consideramos una deslealtad. Pero no solo eso, es que, además, hay errores de bulto. Hay fallos en nombres, en cargos… Pasa así con Miguel Ángel Quintanilla. Es una publicación muy descuidada. Alguien tenía mucho interés en publicar esta visión desde un catolicismo rancio. Y no, no tenemos nada en contra del catolicismo, porque nosotras mismas –en AMIT- tenemos religiosas y monjas del mundo de la ciencia. Lo que no cabe es hacer pasar por científicos unos criterios religiosos en una de las mejores revistas en el ranking de revistas de Ciencias Sociales. Es inadmisible que eso pase en una revista que se financia con dinero público.

Igualdad de género por ley

¿Defienden que es necesaria la perspectiva de género en la investigación?

No solo eso, sino que hay leyes que lo avalan. En España tenemos la Ley de Igualdad de 2007, la Ley Orgánica de Universidades (LOMLOU) –también de 2007-, o la Ley de Ciencia de 2011. En Europa también hay. La European Research Area, de hecho, tiene una normativa de cómo hay que investigar. Dentro de los seis ejes que existen, uno de ellos es la Igualdad de Género en ciencia. Pero hay más. El programa que sirve para financiar la ciencia en Europa, que se conoce como el Horizonte 2020, considera la Igualdad de Género como central y transversal. Es importante la igualdad de género en el número de personas en los equipos, para que haya un equilibrio entre mujeres y hombres. También en los contenidos, donde hay que contemplar esa igualdad de género.

¿Y se tiene en cuenta?

Se valoran los proyectos científicos por si contemplan esa igualdad de género. Es una obligación según estas leyes de países democráticos y no teocráticos.

Petición on-line

Además de esta carta de AMIT, se ha creado un espacio en la plataforma Change.org para pedir que se retire esta publicación porque se ha utilizado como “plataforma para propagar ciertos idearios anti-feministas, homófobos y transfóbicos que nada tienen que ver con la calidad científica, la relevancia social y el rigor conceptual”. Dicha petición será entregada a la Presidencia del CSIC, al Director de la Revista Arbor y a la Comisión Mujeres y Ciencia del CSIC.

La petición se puede consultar y firmar aquí.

Foto: Archivo AmecoPress
— -
Sociedad - Comunicación y género - Estudios de género - Feminismo - Debates; 14 de septiembre.16. AmecoPress