Dominicana: Un total de 59 mujeres asesinadas en ocho meses

8 de septiembre de 2016.

Por Mercedes Alonso

Santo Domingo | Internacional | Violencia de género | Feminicidio





Santo Domingo, 08 sep. 16. AmecoPress/(SEMlac.- Los primeros ocho meses del actual año concluyen en Dominicana con el alarmante saldo de 59 mujeres víctimas de feminicidios, asesinadas por sus parejas actuales o sus exparejas.

De ese grupo de asesinadas, 45 tenían menos de 35 años; 28 fueron asesinadas con armas de fuego, 21 con armas blancas, tres a golpes, cuatro estranguladas, una en incendio y un cuerpo fue encontrado en estado de descomposición.

La presidenta de la Fundación Vida Sin Violencia, Yanira Fondeur de Hernández, manifestó que el país requiere de un registro nacional de estadísticas, que se mantenga actualizado y refleje el número real de estos crímenes, los cuales no se muestran en su total magnitud por parte de las instituciones encargadas de reconocer los feminicidios que tienen lugar.

También hay que considerar la cantidad de hijas e hijos que quedan huérfanos, las edades de agresores, tipo de relación, lugar del hecho y si las víctimas habían puesto denuncias o no.

"Lo que no se mide correctamente no puede visualizarse en su justa dimensión, ni con la confiabilidad que amerita", expresó al diario Hoy el pasado 31 de agosto.
Agregó que "en el banco de datos que llevamos con las informaciones de los medios hay 22 agresores y dos víctimas sin edades registradas, a la vez que se cuentan 56 niñas y niños huérfanos como consecuencia de la violencia; aun cuando pensamos que pueden ser muchas más", señaló.

Fondeur de Hernández observó, además, que las informaciones con las cuales cuentan han revelado que 40 de las víctimas fueron asesinadas en sus hogares, 11 en la vía pública, tres en cabañas, dos en discotecas, dos fueron encontradas en fosas, una en un edificio de construcción y otra en una finca.

"La mataría otra vez"

SEMlac monitoreó los datos ofrecidos por la Procuraduría General de la República, la Fiscalía, la Policía Nacional y las publicaciones diarias sobre violencia de género, cuyos titulares destacaron los principales medios de comunicación, entre los cuales existen marcadas diferencias.

No obstante, estadísticas de la Policía Nacional exponen que cada 68 horas una mujer ha muerto a manos de su pareja o expareja en lo que va de 2016, y las noticias de los últimos días marcan un incremento de tales crímenes, acentuados por inconcebibles declaraciones de feminicidas, como las expuestas por el asesino de Ana Mercedes Moscoso Rodríguez, Félix Alberto Tifá (Pimpin). "Si volviera a nacer, la mato otra vez", dijo con alevosía frente a los cinco hijos procreados por ambos, que ahora quedan en la orfandad.

Vecinos de la hoy occisa denunciaron que la mujer se mantuvo luchando con su agresor durante varios minutos; pero este le propinó cinco heridas penetrantes en el pecho y el vientre, que le provocaron una hemorragia interna y finalmente la muerte.
Todavía no se recuperaba la población de tan espeluznante acto, cuando se conoció que Anderson Rafael Sanabia mató a martillazos a su cuñada Griselda de Jesús Marrrero, supuestamente "porque le contaba sus andanzas a su esposa, quien reside fuera del país".

Otro feminicidio más legó el luto a los hogares dominicanos al concluir agosto, cuando Joanna Nolasco, de apenas 23 años, recibió por parte de su pareja sentimental, un tal Bocu, una herida de bala en el maxilar interior sin salida del lado izquierdo, que le produjo la muerte instantánea. El crimen ocurrió mientras servía la cena a sus tres niñas.

Aún oficiales de la Policía Nacional adscritos a la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrin) buscan al culpable.

Podría continuar estas líneas con relatos espeluznantes, reflejados en los comunicados de prensa emitidos por la Policía y recogidos por SEMlac.

Tal es el que protagonizó Rodolfo Cesarín Castillo Peña (El Blanco), quien ultimó a cuchilladas a Yesenia Galvá Familia (Yesy), durante una discusión en la vivienda que ambos compartían, sin que nadie pudiera prestarle ayuda.

Otro fue el de la herida que recibió el hijo mayor de Dania Tavárez, tras ver a su madre recibir dos balazos propinados por Deibis Rubén Hernández (Gambao), quien luego se suicidó. Tres pequeños más quedaron en desamparo.

"Epidemia social"

Desde todos los puntos cardinales del territorio nacional llegan las tragedias. Disparos, cuchilladas, estrangulamientos, golpes contundentes con herramientas y múltiples formas más confluyen en estas acciones criminales. El aumento de feminicidios en la nación dominicana da al traste con campañas educativas y de concientización aplicadas por las autoridades para intentar reducir la violencia de género.

El flagelo se eleva cada vez más, dejando tras sí cifras que significan vidas de mujeres cuyas ausencias suman ya 1.819 en los últimos 10 años.

Como "epidemia social" se califica la realidad y se cuestionan con razón las políticas del Estado en la prevención de la violencia. Cada vida que se pierde es un gran fracaso ante la tendencia machista que, desde lo cultural y educativo, no se enfrenta como programa íntegro y multidisciplinario.

Desde la materia penal, más allá de contar con la Ley 24-97 sobre prevención de la violencia intrafamiliar, se impone definir responsabilidades de los actores en materia de prevención y atención a las víctimas y considerar inviolable la magnitud de las penas.

El reto continúa, mientras los feminicidios aumentan.

Foto: SEMlac.

— -

Internacional – Violencia de género – Feminicidio. 08 sep. 16. AmecoPress.