Elección de jefatura de la ONU de espaldas a las mujeres y a la transparencia

1ro de septiembre de 2016.

Por Diana Cariboni

Montevideo (Uruguay) | Internacional | Política | Política y género | Liderazgo | Empoderamiento



A medida que el Consejo de Seguridad de la ONU entra en fases decisivas para elegir a la persona que acceda a la secretaría general, quedan de lado la igualdad de género y la transparencia a la que se ha comprometido el foro mundial


Montevideo, 01 sep. 16. AmecoPress/Sputnik.- "Los últimos pasos son muy desalentadores; no sé qué va a pasar porque las dos mujeres mejor colocadas están tercera (Irina Bokova) y quinta (Susana Malcorra)", dijo a Sputnik Nóvosti la presidenta de la Campaña para Elegir a una Mujer Secretaria General de la ONU, Jean Krasno.

Bokova, directora general de la Unesco, fue tercera en el sondeo informal del lunes entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad, con siete votos a favor, cinco en contra y tres abstenciones, igual que el excanciller serbio Vuk Jeremic.

La ministra de Exteriores argentina Malcorra, con siete votos favorables, otros tantos rechazos y una abstención, cayó al quinto lugar respecto de la votación del 21 de julio, cuando había quedado tercera. De los 10 postulantes en carrera, las restantes tres mujeres están séptima, novena y décima.

"Todas las postulantes están sumamente calificadas y hay dos excelentes en los últimos lugares", dijo Krasno.

Entre ellas está la ex primera ministra de Nueva Zelanda y jefa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, la exministra moldava Natalia Gherman y la costarricense Christiana Figueres, que llevó a buen puerto las negociaciones sobre el cambio climático.

"Estamos consternados por la incapacidad del Consejo de Seguridad para tomarse en serio el imperativo de elegir a una mujer para encabezar la ONU", dijo un comunicado de la campaña que encabeza Krasno, profesora de ciencia política de la Escuela de Liderazgo Cívico y Mundial de Colin Powell y académica asociada de la Universidad de Yale.

Krasno recordó que el proceso para elegir al sucesor de Ban Ki-moon incluyó audiencias abiertas de la Asamblea General con todos los postulantes, lo que "fue realmente transparente y abierto".

Pero tan pronto el asunto pasó al Consejo de Seguridad, se volvió al viejo estilo secreto, según la experta.

"Hacen estos sondeos, pero ni siquiera divulgan los resultados, que son filtrados sin ninguna explicación", dijo Krasno.

La vieja opacidad

Estas críticas también se formulan dentro de la ONU. El lunes, el presidente de la Asamblea General, el danés Mogens Lykketoft, manifestó en una carta a los países miembros su descontento por la opacidad en que se sigue moviendo el Consejo de Seguridad.

"La ausencia de cualquier detalle más allá de que la votación informal ha tenido lugar no agrega nada y tampoco cumple con las expectativas de los países miembros ni con las nuevas normas de apertura y transparencia", dijo Lykketoft en su carta.

Para Krasno, uno de los efectos secundarios de estas votaciones secretas es que "resultan humillantes porque no tenemos explicación sobre por qué los candidatos se ubican en los lugares en los que aparecen".

El expresidente de Eslovenia, Danilo Türk, pasó de tener 11 votos a favor en el sondeo del 6 de julio a apenas seis el lunes, y el canciller eslovaco Miroslav Lajcak, que el 21 de julio había obtenido solo dos votos favorables y nueve contrarios, el lunes consiguió nueve a favor y cinco en contra.

Las filtraciones omiten mencionar qué países apoyan o rechazan a qué candidatos.

Poder de veto

"Hay cinco potencias con poder de veto (EEUU, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia) y con que solo una vote en contra del preferido, este queda liquidado", dijo Krasno.

Incluso el favorito, el ex primer ministro portugués Antonio Guterres, que se ubicó primero en las tres votaciones, despierta al menos tres rechazos.

"Si solo uno de esos países tiene poder de veto, Guterres está afuera; no es una elección popular", insistió Krasno.

El Consejo se encamina a una fase decisiva en septiembre, cuando los cinco miembros permanentes empiecen a ejercer su veto.

"Entonces vamos a ver resultados muy diferentes a estos", evaluó Krasno.

El Consejo de Seguridad postulará solo a una persona y tocará a la Asamblea General refrendar esa designación en una fecha que no está todavía resuelta.

"Algunos miembros permanentes con los que hemos hablado nos dicen que no hay plazos y que si el Consejo necesita todo el mes de septiembre para arribar a una decisión, así será", dijo Krasno.

La Secretaría General de la ONU se adjudicará en enero de 2017.

Foto: Sputnik. 1. La exministra moldava Natalia Gherman. 2. La ministra de Exteriores argentina Malcorra.

— -

Internacional - Política – Política y género – Liderazgo – Empoderamiento. 01 sep. 16. AmecoPress.