Sondeo encargado por la Defensoría del Pueblo de Córdoba

Argentina: La mitad de los hombres cree que la ropa de la mujer influye en el acoso callejero

5 de mayo de 2016.

Por Redacción

Internacional | Acoso sexual | Estudios de genero | Córdoba - Argentina



Un 15% justifica los manoseos en los colectivos por cómo se visten las mujeres


Córdoba – Argentina, 04 may. 16. AmecoPress/La Voz.- En una encuesta realizada a hombres, más del 50 por ciento consideró que la manera de vestir de las mujeres es uno de los factores que motiva el acoso que ellas sufren a diario en la vía pública.

En ese sentido, el mismo estudio consultó a los varones sobre los motivos por los cuales consideran que las mujeres reciben tocamientos, apoyos o manoseos en el transporte público y las respuestas fueron sorprendentes. Más del 15 por ciento legitima esta conducta debido a factores como "la mujer provoca esa situación" (6,9 por ciento), o "por falta de espacio en el colectivo" (11 por ciento).

El estudio fue realizado por el Instituto de Género y Promoción de la Igualdad por encargo de la Defensoría del Pueblo de Córdoba en el marco de la Semana Internacional de Lucha contra el Acoso Callejero, que se desarrolló entre el 10 y el 16 de abril.

En ese marco, la entidad impulsó la campaña "En la calle, mis derechos", con el objetivo hacer visible la violencia que padecen las mujeres en espacios públicos por razones de género.

En relación a la vestimenta femenina, el 26,9 por ciento de los varones opinó que directamente "influye" en el acoso callejero y un 31,3 por ciento expresa que ello "a veces influye". Para los mentores del sondeo "esto refleja una idea de culpabilización a las mujeres y se les atribuye la responsabilidad de ser víctimas de estas vulneraciones, a la vez que implícitamente los varones se autoexcluyen de la responsabilidad de tales prácticas".

Esta última afirmación se apoya en la percepción que los varones tienen sobre la problemática del acoso callejero. Para eso se encuestó a más de 400 varones mayores de 18 años.

El responsable del estudio considera que el acoso callejero suele interpretarse "como cortesía, una broma, o sólo una molestia trivial, cuando en realidad constituye una limitación a la libre circulación y movilidad de las mujeres en los espacios públicos".

En el sondeo, cuando se consultó a los varones si es algo natural del hombre decir piropos vulgares a las mujeres en la calle, el 60,9 por ciento consideró que "no es natural", mientras que un 37,4 por ciento considera que "sí lo es".

"Los datos permiten interpretar que no se trata de una práctica natural sino en todo caso naturalizada, es decir responde a internalizaciones sociales y culturales que no se cuestionan", expresa el instituto que realizó la encuesta.

¿Autoestima?

También se buscó conocer la percepción que tienen los varones acerca de la recepción por parte de las mujeres de expresiones referidas a su apariencia física en la vía pública. Un 38,4 por ciento consideró que "les gusta o les sube la autoestima", mientras que un 59,2 por ciento dice que "no les gusta".

Un 74,8 por ciento de los encuestados dijo que quienes ejecutan esas conductas son "desubicados o aprovechadores", es decir que colocan al varón como principal responsable de esa situación.

Además, los datos del informe confirman que las generaciones más jóvenes son las que menos justifican el acoso callejero vinculado a la manera de vestir de las mujeres y las que más conocimientos tienen de las campañas para su prevención.

Foto: Archivo AmecoPress.

----------------

Internacional – Estudios de género – Acoso sexual. 04 may. 16. AmecoPress.