Red Española participó en el primer Foro de Naciones Unidas contra la trata de personas

15 de febrero de 2008.

Por Argelia Villegas López

Madrid | Internacional | Derechos humanos



El encuentro culmina hoy en Viena, mejorar la atención a las víctimas y acciones concretas por parte de países receptores fueron principales exigencias de ONGS


La Red Española contra la Trata de Personas participó en el primer Foro de Naciones Unidas enfocado a luchar por la eliminación de este grave conflicto que afecta principalmente a mujeres, niñas y niños, “incidir en la demanda que prevalece en los países de destino a donde llegan las víctimas y garantizar protección a las mismas” fueron los aspectos más importantes que la Red Española expuso en el Foro que culmina hoy en Viena.

“Por parte de Accem, consideramos que la existencia de la demanda es una de las causas para que exista la trata de personas, siempre se habla de las causas de trata y consideramos que si existe una demanda por parte de la población de países receptores, habría que aumentar la responsabilidad que tienen los gobiernos de los países de destino a donde llegan las víctimas”, declaró a AmecoPress María Tejada, responsable de comunicación de Accem, organización coordinadora de la Red Española contra la Trata.

Tejada expuso que las principales demandas por parte de la Red son “sensibilización social, que no quede todo en un slogan, pues la sociedad debe de saber lo que es la trata y así luchar contra esta problemática”.

Este es el primero foro que dedica espacio internacional al tema de la trata de personas, el cual recibió a más de 1,200 expertos de todos los niveles y partes del mundo, así como especialistas en el tema quienes expusieron procedimientos, buenas prácticas, y coordinaron acciones conjuntas para erradicar la trata.

“En Viena hablaremos con representantes de países que ya están haciendo acciones concretas y con resultados en esta situación, la Red Española se constituyó en 2006, llevamos poco tiempo pero aquí estamos y ahora en Viena hemos expuesto lo que consideramos importante”, informó Tejada.

España es uno de los principales países de destino y tránsito para víctimas de trata esclavizadas y explotadas en diversos sectores: prostitución, agricultura, servicio doméstico, construcción y hostelería, actividades que entre otras son las actividades que más demandan empleo, las cuales también representan plazas de trabajo para población extranjera que migra a España.

“Aquí en España lo que falla es la atención y protección a las víctimas, pedimos que en este tipo de casos por razones humanas se deberían conceder permisos de residencia, y obviar permisos de extranjería pues luego del trauma que han pasado las víctimas, requieren una recuperación especial” acotó.

Aunque ya existe una legislación vigente en España, la eliminación de este lastre social es lento, en un contexto de blindaje de fronteras en Europa lo cual no contribuye a acciones encaminadas a protección de las víctimas.

La trata de personas representa una violación grave de derechos humanos que afecta a más de 2,5 millones de personas, principalmente niñas, niños y población femenina.

Viena acogió durante tres días el primer gran Foro de Naciones Unidas sobre la lucha contra la trata de personas, el encuentro es conocido como “Foro de Viena”, al cual acuden organizaciones internacionales, como oficinas de Naciones Unidas, Organización Mundial del Trabajo, Organización Internacional de Migración, Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa.

Accem, Médicos del Mundo, Proyecto Esperanza y Federación de Mujeres Progresistas, fueron las organizaciones que forman parte de la Red Española contra la Trata de Personas, y quienes en Viena representaron al Estado Español.

Las ONG españolas presentaron en el foro sus experiencias en el trabajo con personas víctimas de trata y también aprovecharon para conocer la situación en otros países con iniciativas positivas en este ámbito como es el caso de Italia, donde existen medidas de protección y recursos para las víctimas de trata.

Las redes de trata se establecen en puntos centrales como grandes ciudades y capitales, así como en zonas fronterizas, y las víctimas en su mayoría son originarias de países pobres o en conflictos bélicos, aunque las víctimas de trata también incluye a nacionales de estados de la Unión Europea.

La falta de garantías de los derechos de las víctimas les deja campo libre a los tratantes y a los explotadores o a quienes son usuarios o beneficiarios de la explotación sexual o laboral.


Internacional – Derechos humanos – 15 febrero, 08 (AmecoPress)