Martes, 11 de diciembre de 2018.

Noticias

EL cine español, condicionado por la visión masculina

Entre 2000 y 2006, el 62% de las películas tuvieron a un hombre como protagonista

Cultura, Cine, Madrid, Jueves 31 de enero de 2008, por Teresa G. Espejo


El cine no refleja la realidad del mundo sino que la distorsiona. La imagen que ofrece de las mujeres está condicionada por la mentalidad masculina que preside todos los ámbitos de la industria cinematográfica, pues casi todas las categorías profesionales están ocupadas, sobre todo, por hombres. Ellos realizan el 85,3% de las tareas artísticas, el 94,9% de las directivas y el 80,1% de las técnicas. Las mujeres predominan en profesiones especializadas determinadas (75%), en concreto, en peluquería, maquillaje y vestuario.

Éstos son algunos de los resultados del estudio ‘Mujeres y hombres en el cine español’ presentado hoy en el Instituto de la Mujer por la presidenta de este organismo, Rosa Peris, y la investigadora principal, Fátima Arranz, profesora del departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense.

Para Rosa Peris las mujeres deben estar presentes en el cine porque el medio audiovisual tiene la capacidad de interpretar la realidad que nos rodea y debe contar con la mirada femenina para ofrecer una visión igualitaria alejada de estereotipos sexistas.

“El cine nos permite adquirir las herramientas con las que pensamos, modela conductas y crea identidades”, agregó Peris, de ahí que considere necesario que las mujeres formen parte de la creación. Para mejorar los niveles de igualdad en el mundo del cine, la directora del Instituto instó a las cineastas a tomar conciencia de la situación y a organizarse para defender sus derechos a través de redes de apoyo.

La sugerencia de Rosa Peris coincide con una de las sugerencias realizadas por las implicadas en el estudio en la ’Guía de recomendaciones’ que han elaborado con los resultados en la mano. También están de acuerdo en que la Ley de Igualdad ayudará a impulsar el desarrollo profesional de las cineastas y proponen extender a las mujeres las medidas de acción positiva que ya existen para ayudar, por ejemplo, a la juventud que empieza en la profesión.

En este sentido, Fátima Arranz recordó que la Ley Miró creada en 1984 para impulsar el trabajo de directoras y directores jóvenes “tuvo su efecto” y favoreció que las y los debutantes obtuvieran subvenciones que se tradujeron en un aumento significativo del número de óperas primas en las salas.

Respecto al debut de cineastas, el estudio señala un descenso en la entrada de nuevas realizadoras en el periodo 2000-2006, con un 10,4% de mujeres en un total de 355 debutantes, respecto a las década de los 90, en la que las mujeres dirigieron el 17,08% de las primeras obras.

La investigación, llevada a cabo sobre una muestra de 42 películas realizadas entre el año 2000 y el 2006, deja también patente la discriminación por género en otros ámbitos, como la interpretación, donde la mayoría son hombres (442 mujeres frente a 764 hombres en 2006). Asimismo, destaca que de las 49 películas realizadas en estos 6 años, 29 fueron dirigidas por varones y más de un millón de personas vieron 26 de ellas. Sin embargo, hubo 13 dirigidas por mujeres que fueron vistas por cien mil personas.

Entre todas estas películas hay 26 largometrajes con protagonista masculino y el 79,3% fueron dirigidas por hombres frente al 23% que lo hicieron mujeres.

Respecto a los personajes femeninos, señala que no suelen aparecer tomando iniciativas propias ni decisiones más allá del terreno erótico o amoroso, como tampoco las vemos solventando una situación de conflicto.

Los comentarios machistas siguen siendo habituales en las películas dirigidas por hombres y la violencia contra las mujeres se muestra con mirada negativa en el 100% de las películas dirigidas por mujeres, mientras que los directores la reprueban sólo en un 25% de los casos.

A la presentación del estudio han asistido directoras de cine, miembros de la asociación de Mujeres Cineastas y de los Medios Audiovisuales (CIMA), como Icíar Bollaín y Patricia Ferrera. Bollaín ha subrayado el ingente número de largometrajes infantiles que reproducen estereotipos sexistas de toda la vida, con niños protagonistas y niñas que no forman parte del relato de la historia.


Fotos: AmecoPress

Pie de foto superior (de izq a dcha): Fátima Arranz y Rosa Peris


Cultura – Cine – 31 enero, 08 (AmecoPress)




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: