Razones para votar a favor del Informe Estrela sobre salud y derechos sexuales y reproductivos

10 de diciembre de 2013.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Política y género | Salud y género | Salud reproductiva | Feminismo | Movimiento feminista | Debates | Aborto | Unión Europea



Europa tiene la oportunidad de avanzar en igualdad y superar trabas impuestas por recortes económicos y legislaciones restrictivas


Madrid, 09 dic. 13. AmecoPress. El próximo 10 de diciembre las personas que nos representan en el Parlamento Europeo votaran el “Informe Estrela” (llamado así por su autora, la socialista portuguesa Edite Estrela) sobre salud y derechos sexuales y reproductivos (SDSR). El documento fue bloqueado en octubre en la Eurocámara por los eurodiputados más conservadores y devuelto a la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad para ser retocado. Diversas organizaciones de mujeres piden que se vote a favor de un Informe que supone avanzar en materia de salud sexual y favorecer los derechos reproductivos de todas las personas en la UE. Y dan razones.

JPEG - 91.4 KB

Cabe señalar el documento, elaborado por diversas organizaciones europeas defensoras de los derechos sexuales y reproductivos (DSR), entre las que se encuentra Center for Reproductive Rights (CRR), International Planned Parenthood Federation- Red Europea (IPPF-EN), European Parliamentary Forum (EPF), Deutsche Stiffung Weltbevoelkerung (DSW) y Marie Stopes International (MSI), en el que se incluyen las razones para votar a favor del Informe Estrela.

Cinco razones

1 La salud y los derechos sexuales y reproductivos (SDSR) están fuertemente relacionados con los valores fundamentales de la Unión Europea (EU).

El informe reconoce:

• Que SDSR son parte de los derechos humanos fundamentales que todos los Estados miembros de la UE se han comprometido a respetar, proteger y cumplir;

• Que toda persona tiene derecho a tomar sus propias decisiones informadas y responsables sobre su salud sexual y reproductiva y de vivir su sexualidad libre de daño, la violencia y la discriminación.

• Que la violación de los derechos sexuales y reproductivos viola los derechos a la igualdad, la no discriminación, la dignidad, la salud y la libertad contra el trato inhumano y degradante.

2 SDSR no están aún completamente garantizados en toda la Unión Europea.

El informe:

• Subraya que la gente en Europa se enfrentan a desafíos cada vez mayores que tienen su SDSR garantizada.

• Pone de relieve que, a pesar de los compromisos internacionales, las normas de salud sexual y reproductiva siguen siendo muy dispares en los Estados miembros de la UE

• Pide a los Estados miembros que garanticen la aplicación de las estrategias nacionales de salud sexual y reproductiva y señala el papel de la UE en materia de sensibilización y promoción de las mejores prácticas;

• Destaca que incluso cuando es legal, el aborto es a menudo impedido o dificultado debido a períodos de espera innecesarios, información sesgada o la negativa a realizar un aborto por razones morales o religiosas (objeción de conciencia).

3 Se necesita una única y fuerte voz en defensa de SDSR en la Unión Europea.

• El informe será un importante punto de referencia a nivel nacional, regional y mundial. Llega en un momento clave, cuando los actores internacionales están negociando políticas globales para las futuras generaciones sobre la población, el desarrollo y la igualdad de género.

4 La implementación de SDSR es la llave para lograr la igualdad de género.

El informe:

• Destaca que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres se puede lograr a través de respetar, promover y garantizar la SDSR;

• Reconoce que las mujeres no pueden realmente ser iguales a los hombres cuando todavía se les niega el control de su fertilidad, su salud y su cuerpo;

• Destaca que la promoción de SDSR contribuye a la prevención y mitigación de la violencia contra las mujeres.

5 SDSR son una pre-condición para erradicar la pobreza y disfrutar de una vida digna para todos y todas.

El informe:

• Insta a la Comisión a que la SDSR esté en el centro de la cooperación al desarrollo de la UE y pide a la Comisión que incluya una línea presupuestaria suficientemente financiada para SDSR en su Instrumento de Cooperación al Desarrollo.

• Destaca que las inversiones en salud sexual y reproductiva y la planificación familiar son esenciales y muy efectivas en la erradicación de la pobreza.

Recortes, legislación restrictiva, dificultades de acceso y objeción

Para apoyar la necesidad de que el Parlamento Europeo debe reforzar la SDSR el documento que se envía a los parlamentarios y parlamentarias incluye hechos y cifras sobre la realidad europea que ponen de manifiesto como aun existen “diferencias preocupantes” en las tasas de mortalidad materna entre los Estados miembros. Además, las organizaciones se muestran preocupadas por la maternidad adolescente ya que diferentes estudios han demostrado que las madres adolescentes tienen menos probabilidades de graduarse de la escuela y tienen más probabilidades de vivir en la pobreza.

El informe llama la atención sobre el hecho de que un tercio de la población griega este perdiendo acceso a la sanidad pública, ya que eso supone también una reducción del acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva. Y alerta sobre el escaso acceso a anticonceptivos modernos en los países de Europa del Este (en Albania sólo el 10 por ciento de las mujeres entre 15-49 años utilizan un método anticonceptivo moderno, en Bosnia y Herzegovina un 11 por ciento, en Serbia 22 por ciento, en Armenia 27 por ciento, en Polonia 28 por ciento en Lituania 33 por ciento).

Las legislaciones restrictivas en materia de aborto en Malta, Irlanda y Polonia, así como las dificultades de acceso en países donde es legal quedan identificadas como “un elemento de riesgo” ya que las mujeres recurren a abortos ilegales o el llamado "turismo abortivo", en detrimento de sus derechos y de su dignidad, provocando un aumento de las desigualdades sociales y de salud.

Las informaciones referidas a objeción de conciencia en Eslovaquia, Hungría, Rumania, Polonia e Italia está dificultando el acceso de las mujeres a los servicios que les corresponden por ley. En Italia, casi el 70 por ciento de ginecólogos y 40 por ciento de los anestesiólogos han objetado para proveer servicios sanitarios seguros en materia de aborto.

En España

La plataforma “Decidir Nos Hace Libres” ha puesto en marcha una iniciativa para “pedir a los Europarlamentarios españoles que voten a favor” del Informe Estrela sobre Salud Sexual y Reproductiva y derechos. “Queremos recordar que por primera vez en más de una década, el Parlamento Europeo tiene la oportunidad de expresar su posición sobre SDSR en un momento en que estos derechos se ven amenazados cada vez más en la UE y fuera de ella”, asegura la plataforma en un comunicado.

“Decidir Nos Hace Libres” considera que votar positivamente el Informe Estrela supone avanzar en materia de salud sexual y favorecer los derechos reproductivos de todas las personas en la UE. “También queremos alertar sobre las actividades de los grupos reaccionarios que buscan restringir la autonomía y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y se oponen también a la idea de la diversidad sexual”. La Campaña pide apoyar los DSyR como inversión que aporta beneficios a toda la sociedad y en particular a las mujeres y las niñas.

El apoyo a la informe supone profundizar en el compromiso de la UE en hacer accesible la anticoncepción, la educación sexual y la planificación familiar voluntaria, ya que estos elementos empoderan a las mujeres para decidir el número de hijos que tienen, reduce los embarazos de adolescentes, y permite a las mujeres y las niñas reciban educación. Según el comunicado que la Plataforma promueve enviar de manera masiva a los parlamentarios y parlamentarias europeas, “esto les permite volver a entrar en el mercado de trabajo, ganar dinero y aumenta su estabilidad financiera”.

El poder de la prevención: lecciones aprendidas en Finlandia En la década de 1990, la salud sexual de la juventud finlandesa estaba mejorando: las tasas de infecciones de transmisión sexual (ITS) estaban disminuyendo; los partos en adolescentes fueron de un tercio menos que en 1975, y el número de abortos de adolescentes habían alcanzado un mínimo histórico. Pero esta evolución positiva se invirtió rápidamente. El país se encontraba en una grave recesión económica, y entre 1990 y 1994, el gobierno redujo drásticamente la financiación de los servicios esenciales de salud.

La salud sexual de los y las jóvenes comenzó a deteriorarse rápidamente. De 1994 a 2002, los abortos adolescentes aumentaron en más del 50por ciento. Los partos adolescentes y las ITS siguieron la misma trayectoria. Alarmado por estos números, el gobierno finlandés comenzó el restablecimiento de servicios que habían sido recortados. Volvieron a introducir la educación sexual integral en el currículo de la escuela primaria y facilito el acceso a la anticoncepción de emergencia haciéndola accesible sin receta médica para todas las mujeres mayores de 15 años de edad. Estas inversiones están dando grandes resultados: 2011 y 2012 marcan el menor número de embarazos y abortos de adolescentes no deseados en casi 20 años.

Foto: archivo AmecoPress

------------------------

Unión Europea – Salud y género – Salud reproductiva – Debates – Aborto - Movimiento feminista – Feminismo – Política y género; 09 diciembre. 13. AmecoPress